Víctor Sánchez del Amo, nueva generación en los banquillos

15/12/2015
Víctor Sánchez del Amo, nueva generación en los banquillos

Víctor Sánchez del Amo entrenador revelación de la Liga, forma parte de esa nueva generación de jóvenes entrenadores con un futuro prometedor.

A finales de los 80, el que suscribe éstas líneas, formaba parte del equipo de fútbol sala del Colegio Tajamar, en unas semifinales del Campeonato de Madrid –Liceo Oroquieta, Rayito de Torrejón, Deportes Alfonso de Getafe y Tajamar-  ese campeonato me permitió coincidir con jugadores infantiles en aquella época, que varias décadas después serían futbolistas de élite de la Liga de Primera División. Nos medíamos a los “Guti” y De la Sagra  (Rayito), a los  Iván Pérez y a nuestro protagonista de hoy, Víctor Sánchez del Amo, ya apuntaban maneras y no sería casualidad.  El equipo de Getafe Deportes Alfonso se alzarían con el título, Campeones de Madrid, para posteriormente ser también Campeones de España, equipo dirigido por el padre de Alfonso Pérez, ex de Real Madrid y Barcelona entre otros, en el que destacaba su hermano Iván Pérez y un chico de de calidad y regate dignos de elogio (Víctor Sánchez del Amo).

Casi tres décadas después nos volvemos a “encontrar”, quién me lo iba a decir que algún día podría recordar experiencia tan bonita, y poder escribir que hoy, ese chico de 12 años que despuntaba en un campeonato de Madrid de fútbol sala, sería protagonista como uno de los entrenadores de moda. Con aspecto de niño bueno, esa barba de una semana, con un look moderno pero con clase -rebeca de botones que deja ver un perfecto nudo de corbata con su camisa a juego, pantalón pitillo, de vestir por supuesto, atuendo que deja a la luz un físico envidiable, fino,  para ponerse de nuevo de corto-, no podemos obviar que Víctor, fue un canterano del Real Madrid, compañero de generación de los “Guti”, Raúl González Blanco, Álvaro Benito o García Calvo, por citar varios nombres significativos. Jugador de banda, de fino estilo, buen driblador, ambidiestro y de desborde incierto para el defensa, interior derecho, se dijo en su momento que sería el sucesor de “Michel”, quien sería años después, su mentor como entrenador.

Víctor Sánchez del Amo, levantando la Copa del Rey, en su etapa como jugador del Deportivo de la Coruña. Foto: www.lavozdegalicia.es

Tras una exitosa carrera como futbolista, quiso dar rienda suelta al entrenador que lleva dentro, en 2010 cursó el MBA en Sport Management en la Escuela del Real Madrid de la Universidad Europea de Madrid. Tras la pertinente formación, forma parte del cuerpo técnico del Getafe CF, siendo el segundo entrenador del que fuera su ídolo y con quien le comparasen como jugador años antes, “Michel”. A su lado ha crecido como técnico y con varias experiencias en Sevilla CF y Olympiakos de Grecia, además de la ya citada, Getafe CF. Decidió poner rumbo como primer entrenador, cogiendo las riendas del Deportivo de  la Coruña la pasada temporada, cuando el equipo gallego tenía el rejón de muerte -si se me permite el símil taurino- logró salvarlo en aquella última jornada final de la pasada Liga, tras un empate cuanto menos sorprendente por no definirlo de otra manera.

En la presente temporada contra todo pronóstico tiene a su Deportivo en puestos europeos, y ésta vez sí, tras un nuevo empate a dos en el Camp Nou, de muy distinta manera, poniendo contra las cuerdas a todo un FC Barcelona, campeón de todo el pasado curso y líder actual de la Primera División, dotando a su equipo de un orden táctico y una solidez defensiva que pone a las claras el estilo metódico y trabajador del que puede ser uno de los mejores entrenadores en las próximas campañas.

Chema Broncano