5 años de Matagigantes

03/12/2019
5 años de Matagigantes

El proyecto Matagigantes cumple cinco años.

Hace exactamente 1826 días (se dice pronto) nacía un proyecto que quería informar de la actualidad del Rayo Vallecano y tratar de acercar a los aficionados franjirrojos el día a día de su club.  Cinco años en los que hemos intentado hablar de lo deportivo y lo extradeportive siempre desde la objetividad que la independencia nos ha brindado.

En cualquier aspecto de la vida podríamos pensar que cinco años es un espacio de tiempo muy corto, pero en lo que al Rayo Vallecano se refiere, os podemos asegurar que han dado muchísimo de sí. Nos ha dado tiempo para vivir descensos y ascenso del primer equipo, dobletes del juvenil, ascenso y descenso del filial, alegrías y penurias de nuestras guerreras e infinidad de “Vidas Piratas” con nuestros equipos de cantera.

En lo extradeportivo nos faltaría texto para enumerar todo lo vivido en las infinitas fracturas entre afición y directiva rayista. Por eso preferimos quedarnos con los recuerdos dulces con eventos como el vivido ayer en los premios de la Peña 2004 o todos esos días del rayismo en los que hemos colaborado, disfrutado y participado activamente.

En este periodo de tiempo, para Matagigantes no ha sido todo de color de rosas y hemos vivido mejores y peores momentos, pero al final nuestro amor incondicional a la Franja ha hecho que sigamos adelante.

Muchos cambios nos han contemplado, pero el espíritu con el que nació Matagigantes allá por 2014 sigue intacto.

Sería injusto no dar las gracias a absolutamente todas las personas que en algún momento colaboraron para que llegásemos a poder celebrar este quinto aniversario y, especialmente, a todos esos amigos que algún día creyeron o siguen creyendo en lo que hacemos y cómo lo hacemos, y que nos respaldan para seguir mucho tiempo más en esta pelea diaria.

Por último, gracias infinitas a las personas que nos siguen en el día a día y que, con sus críticas y felicitaciones, nos hacen mejorar en todos los aspectos. Brindamos por otros tantos…o más.