El Rayo Femenino 2020/21

06/07/2020
El Rayo Femenino 2020/21

Verano de mucho movimiento de salidas en el Rayo Vallecano Femenino, a la espera de que comiencen a confirmarse también las llegadas de nuevos refuerzos.

Mucho se ha hablado en los últimos días sobre el negro futuro del Rayo Femenino o incluso el no futuro del equipo. Especulaciones y comentarios catastrofistas algunos cuya única base es, una vez más, lo que uno puede leer en twitter. Los dichosos 280 caracteres siguen estando aún muy lejos de lo que puede ser la realidad. Y en un tuit es imposible analizar toda una temporada por ejemplo, con las diferentes circunstancias que en ella se dan.

Todos estos dimes y diretes de redes sociales, tal vez, podrían cambiar en un alto porcentaje si desde el club hubiese la transparencia que siempre se ha pedido y no la opacidad y la falta de información de la que hace gala el conjunto franjirrojo, especialmente con la sección femenina (un año después nadie desveló el misterio Shirazi). El Rayo Vallecano o sus responsables lo tendrían tan sencillo, que bastaría con una nota en la web anunciando las bajas de las jugadoras con las que no se cuenta de cara a la siguiente temporada y agradeciendo la labor prestada. Es algo que hacen muchísimos equipos y que el aficionado agradece y, posiblemente, cortaría de raíz estas leyendas urbanas que hablan de desarmar el equipo, vender la plaza, etc. Quizás la causa de no dar a conocer esta lista de bajas es por si a última hora, acaba renovando alguien que tenía pie y medio fuera del club, algo que no sería descabellado porque precedentes ya existen de esto.

A poco que se haya seguido al equipo esta temporada y viendo el listado de bajas, lo primero que uno ve es que en un altísimo porcentaje son jugadoras que prácticamente no han contado para Santiso a lo largo de la presente campaña. Por lo tanto, lo lógico es que, si la temporada que viene no va a haber cambios en el banquillo (como parece), ni el club cuente con esas jugadoras ni a las propias jugadoras les interese pasar otro año en blanco. Son los casos de Saray que ha disputado 171 minutos, Ángeles solo ha sumado 322 minutos, Jeni tan solo jugó tres minutos y fue convocada en seis partidos, Eva Masdeu ha disputado 244 minutos, Lucía ha hecho lo propio durante 187 minutos. En una situación parecida se encontraría Silvia que solo ha gozado de 99 minutos a lo largo de toda la temporada, aunque por el momento la propia jugadora no ha confirmado nada en sus redes sociales.

Diferente son los casos de Oriana y Eva Alonso, que son bajas muy sensibles para el equipo. En mi opinión, son dos de las tres mejores jugadores de la temporada pasada en el Rayo Femenino. Desde el club se comenta que la salida de Oriana se debe a temas personales por delante del tema deportivo y Eva va a seguir jugando al fútbol en EEUU simultaneándolo con su formación universitaria. Son dos bajas que, bajo mi punto de vista, son insustituibles a día de hoy.

Una vez analizadas las bajas y, habiendo tratado de darle cierta lógica a muchas de ellas (no voy a entrar en el aspecto sentimental, ya lo haré otro día), voy a tratar de analizar cómo quedaría el equipo y qué puestos faltarían por cubrir (según mi criterio).

A las ya conocidas renovaciones de Sheila y Paula Fernández, se uniría la de Larqué (conocida hace tiempo, pero aún no hecha oficial). Todo parece indicar que Camila, Carla y Yael continuarán una temporada más defendiendo la Franja también. El núcleo duro de nuestras guerreras más “veteranas” como son Auñón, Andújar, Pili e Iris ampliarían su compromiso franjirrojo de cara a la temporada 2020/21. Tras la marcha de Oriana y Ángeles, la única referencia ofensiva en el área contraria es la internacional montenegrina Bulatovic, que en un principio permanecería un año más en la disciplina franjirroja. En la portería junto a Patricia Larqué seguiría la canterana Natalia Expósito. Quedarían las dudas de Silvia, como comentábamos anteriormente, y Chule que parece algo más complicada su renovación.

Capítulo aparte son los casos de las capitanas Alicia y Codonal, ambas lesionadas de larga duración. Desde el club siempre se ha transmitido que ambas seguirían en el equipo sin ningún tipo de problema.

Con todo esto, nos queda una plantilla de 12 jugadoras. Si miramos el plantel de la campaña anterior, fueron 24 las jugadoras que formaron parte del mismo, pero con las lesiones de Ali, Natasha y Codo, sumado a la no presencia de Okyere, lo deja en 20 futbolistas, a las que hay que unir la presencia de Lucía Sánchez y las canteranas Patri, Moni y Adri.

Seguramente, algunas de estas canteranas puedan dar el salto al primer equipo durante la próxima pretemporada, lo cual sería una magnífica noticia. Además de ellas, el equipo debería contar con refuerzos del orden de ocho o nueve futbolistas. Hay un nombre encima de la mesa que es el de Leti Méndez, ex de EDF Logroño, que todo hace indicar que será el primer refuerzo franjirrojo y viene a apuntalar el lateral izquierdo que ha estado ocupando Camila. No será el único refuerzo en defensa, ya que está previsto también la llegada de una central que se una a las Carla, Andújar y Camila.

En la zona medular, si se produce también la marcha de Chule, nos encontramos con Pili como única mediocentro, por lo que al menos deberían venir dos jugadoras en ese puesto. Aunque tengamos a dos verdaderos cohetes en los extremos, como son Iris y Sheila, tampoco estaría de más contar con otras dos jugadoras que puedan desempeñar esa labor, sobre todo si Sheila desempeña funciones de mediapunta tras la nueve del equipo. El puesto de mediapunta es otra de las posiciones a reforzar, con la presencia de Paula Fernández o, en ocasiones, Sheila. 

Llegados a la punta de ataque, encontrar una delantera de total garantías es muy complicado y, aún más, sería encontrar a dos futbolistas que puedan ser la referencia goleadora del equipo.

Sea como fuere, esperemos que, la semana que recién comienza, nos traiga novedades de  nuestro equipo femenino y que sean noticias positivas y esperanzadoras para sus aficionados, que algunos aún se están secando las lágrimas tras tanta despedida de futbolistas, algunas de ellas muy queridas.