Fin de semana nublado en Vallecas

15/12/2014
Fin de semana nublado en Vallecas

Vaya fin de semana de llegar tarde, Abdoulaye Ba a la concentración, los centrales a los delanteros.

Es curioso el nombre que tiene esta sección, porque el sábado en Valencia se nos hizo de noche y hubo bastantes más sombras que luces, y ayer en la Ciudad Deportiva jarreó agua en abundancia durante buena parte de la mañana, lo que no fue óbice para que Manucho desafiara con su manga corta a la lluvia que calaba a los allí presentes mientras devoraba una manzana. Lo cierto es que la imagen del angoleño y la manzana me trajo a la memoria cierto programa televisivo.

Dicho esto, comencemos, no vaya a ser que a Poblador le invada el espíritu de Paco Jémez y por tardón me deje fuera de Matagigantes.

AbdoulaJet Lag

[hr]

A poco menos de una hora de empezar el partido en Mestalla, saltó la noticia en las filas rayistas: el bueno de “Abdou” se había convertido en Nacho Martínez. Lo primero que uno piensa es: “a tomar por culo, como no teníamos bastante con el de Rábade y con el de los despachos, Jémez también es mago y al más puro estilo Doctor Bacterio nos ha transformado a un africano de casi dos metros en un muchachote typical spanish

Gracias al terrorista de sentimientos franjirrojos –Carlos Sánchez Blas– nos enteramos minutos después que el jugador había llegado tarde a la concentración, craso error conociendo al míster, que le dejó en tierra maletas en mano -una estampa de cine español de los años 70, más a la medida del “perfil Martínez” que Ba- y con un palmo de narices. Lo curioso es que le castiga por llegar tarde a la concentración y durante las 14 jornadas anteriores en las que Abdou llegaba allá por el minuto 15 o 20 al partido -veáse los partidos contra el Atleti, Deportivo de la Coruña o el último contra el Sevilla en casa- , jamás le había castigado de tal manera.

Sabiendo como se las gasta Paco, creo que la decisión no ha extrañado a nadie entre los fieles rayistas y seguro que algunos como Luis Montejano la comparten. Yo no tanto. Yo soy de la opinión que si el jugador comete una indisciplina tiene que pagar por ella, pero siempre y cuando no se perjudique al club para el que trabajas y, en este caso, el Rayo Vallecano tiene un déficit de centrales alarmante. Es cierto que Ba tampoco es “el elegido”, pero el tuerto es el rey en el país de los ciegos -eso no lo digo yo, lo dice Carlitos,el confidente de la saga Torrente– y a las pruebas me remito, porque la pareja formada por Morcillo y Amaya no es que fuera un seguro de vida precisamente. Si quieres un castigo ejemplar, la medida es cepillártelo para siempre y que juegue un chaval del filial, que seguramente en ganas, corazón y motivación va a estar a años luz del díscolo Abdou.

Antiviolencia estudia el vídeo del partido de Mestalla
[hr]
 

No se me alarmen, que los amigos de la LFP con Tebas y su escuadrón diabólico a la cabeza no van a analizar las imágenes de la grada, porque en esta ocasión lo importante es lo sucedido en el área del Rayo durante la primera parte y esa defensa de cristal que rompió en mil pedazos Feghoulí en dos ocasiones y el Usain Bolt de Córdoba (Argentina) con un sprint en el que Baena, Jozabed y Morcillo sólo fueron los jueces que tomaron el tiempo por si era nuevo récord del mundo de los 50 metros lisos. Esa defensa el sábado generó cierta violencia, y ahora no vamos a ser tan hipócritas de negarlo… ¿Quién no le pegó un meneo al mando a distancia, al ratón del ordenador o a la mesita de cristal con mantelito de punto zurcido por su suegra?

¿Acaso no se le escapó a nadie un “Morcillo, joder, ese tío era tuyo”, un “Cristian, que ha entrado el cabezazo por tu palo coño” y alguna que otra más de difícil reproducción por el horario al que saldrá este artículo?

Pues no, muy mal, ya no se nos puede escapar este tipo de “improperios” ni debemos estampar el mando contra la pared. Del ratón ni hablo porque eso, según Tebas, es piratería, y el que lo haga lo pagará compartiendo celda con la Pantoja.

Aquellos maravillosos años
[hr]
 

Ayer en la Ciudad Deportiva jugaba nuestro filial frente a un conjunto histórico de nuestro fútbol, el Sestao River Clubmotivo más que suficiente para acercarse a ver un partido que no se daba desde un lejano 1992, en el que el Rayo Vallecano -primer equipo- se impuso al antiguo Sestao Sport por cuatro goles a cero, con uno de los goleadores de aquel día presente ayer en la grada: nuestro amigo y compañero Pedro Riesco.

Uno, aunque parezca que no y dé la imagen de lo contrario, es un romántico. Sí, habéis leído bien, un romántico para esto del fútbol e iba con la idea de ver tipos rudos del norte, con bigote, anchos, con nombres como los entrañables y añorados Garmendia, Bixente, Artetxe, Bustinza, Luluaga o Karmona. ¿Quién no se acuerda de Karmona, que pasó por Sestao, Eibar y Alavés? Al tío le ha faltado ser Lehendakari para cumplir el manual del perfecto vasco.

Pues mi gozo en un pozo. Alguno sí que cumplía el prototipo de jugador del norte rudo, escaso de pelo en la azotea, pero se nota que están cuadrados de gimnasio y no es lo mismo; a estos si les pones un traje ajustadito pasan por tronistas de “Mujeres, Hombres y Viceversa“, no por levantadores de piedra como los jugadores de aquellos años.

¿Y los nombres? Méndez, Ricky, Cavero, Álex Cacho,etc… Si hasta el que nos metió el gol fue Jito Silvestre, que tiene nombre de luchador de lucha libre mexicana. Lo cierto es que no acojonan lo mismo que los jugadores de aquellos maravillosos noventa, pero que aún así alguno era el doble de nuestros Rubén Ramiro o Álex Alonso, también. Mariano, que corran los chuletones y los marmitakos para nuestros chicos.

Como despedida y cierre vuelvo a destacar a nuestras “Matagigantes” de la franja, que al más puro alemán de los del balconing, tomaron Mallorca ayer por la mañana. Sin pasar por alto al filial femenino que de la mano del mago – este sí- Alberto Ruiz de la Hermosa volvieron a ganar y están cuajando una temporada de notable muy alto. Lo mismo que los juveniles de “la banda del bate”, porque ayer marcaron “el Jony“, “el Uche” y “el Juancho“, que alguno pensará que tienen nombre de adolescentes que te “guindan” la cartera a la que te descuidas y no van desencaminados… Que se lo pregunten a la defensa del Alcorcón.

 

 

 
Comments are closed.