La permanencia de Esther, Rafa Garrido,…

La permanencia de Esther, Rafa Garrido,…

Gestos como los que han recibido Esther Fernández o Rafa Garrido por parte de futbolistas y cuerpo técnico del Rayo Vallecano, engrandecen aun más a la famila rayista.

Texto: Alberto Leva 

El Rayo Vallecano sumó un punto ayer en el Coliseum Alfonso Pérez y aseguraba, matemáticamente, seguir una temporada más en Primera División, algo que ya había hecho virtualmente en su Barna «on road» un par de semanas antes

Una permanencia que celebraron por todo lo alto los aficionados desplazados a Getafe y los jugadores, con una Vida Pirata a tres voces, que retumbaba en las ya despobladas gradas del estadio azulón. Pero esta permanencia es también la de Rafa Garrido y su idolatrado Isi o «el pelao», como él le llama. Es la permanencia de Esther, que está disputando un partido importantísimo y que el sábado fichó para su equipo a la plantilla del Rayo Vallecano.

En las últimas semanas hemos asistido a lo que debería ser un habitual en Vallecas, gestos de jugadores y cuerpo técnico del Rayo con sus aficionados. Gestos que recuerdan lo que siempre ha sido y debe ser este club, una pequeña (gran) familia en la que se cuidan los unos a los otros y en la que siempre hay un guiño, un mensaje o un abrazo para el que más lo necesita en un momento determinado. Siempre he creído que los futbolistas deben ser personas de carne y hueso, con sus sentimientos, sus defectos y sus virtudes, gente normal que tiene el enorme privilegio de haber hecho de su pasión su trabajo. Por esto, los gestos entre afición y futbolistas deben ser siempre bidireccionales y no solo vale exigir/pedir a los segundos que respondan o que sean cercanos, puesto que seguro que ellos también agradecen una felicitación, un mensaje de ánimo cuando fallan o no están pasando un buen momento. Hasta donde yo sé o he podido experimentar, diría que a un altísimo porcentaje (obviamente también hay deshonrosas excepciones) les llega y valoran muy positivamente estos detalles de sus hinchas. Los dioses están más cerca del Olimpo o la Castellana que de la Avenida de la Albufera, aquí siempre hemos querido gente sencilla como la que habita en las calles del barrio.

A lo largo de los años, si algo ha distinguido a esta afición, ha sido todo lo anteriormente expuesto y toda aquella persona que ha tenido la fortuna de vivirlo lo puede corroborar. Hace unos días, la propia Maite Martín (periodista de AS que cubre la actualidad del Rayo Vallecano) le comentaba a dos enanas que tuvieron la suerte de entrevistarla, que ella es de Usera pero se siente muy identificada con Vallecas, que le encantaba estar con su gente y que desde que pisó el barrio, pudo percibir esta cercanía en el entorno del Rayo y el concepto de familia rayista que antes señalaba.

La última muestra de familia rayista se ha dado el pasado sábado con el detalle de la plantilla del Rayo Vallecano con Esther Fernández y su familia. Es complicado que el club mueva ficha en este aspecto, pero siempre existe la figura imprescindible del cómplice o gancho a la hora de promover este tipo de iniciativas y dar ese pequeño empujoncito para que se haga posible. En este caso, ha sido una figura doble con Raúl Granado y Marcos de Vicente como impulsores e ideólogos. Como comentaba al principio del artículo, Esther lleva unos meses peleando contra un cáncer al que, no tardando mucho, va a vencer por goleada. El sábado acudió a la Ciudad Deportiva junto a su mitad -su hermana Eva– y el resto de su familia, pensando que iban a ver el entrenamiento previo al partido del Getafe CF. Pero no, Esther iba a en calidad de protagonista y no como una mera espectadora. Allí le recibió la plantilla y tuvo la oportunidad de compartir un rato con gente a la que anima desde el fondo del Estadio de Vallecas y más allá del barrio (Cádiz, Vitoria,…). El equipo le regaló una camiseta y se hizo fotos con ella y su familia.

Detalles que marcan para siempre y así lo expresaba la propia Esther en sus redes sociales. Es un chute de energía que le va a dar ese pequeño impulso para afrontar lo que le queda, porque como se lo han/ hemos repetido en varias ocasiones (Trejo, Balliu, Isi, los Marios, Óscar Valentín, etc. lo hicieron el sábado en sus redes): Esther, este partido no lo vas a jugar sola y tu total recuperación será la mayor victoria que esta hinchada celebre y cantaremos una Vida Pirata que dejará en nada a la que ayer sonó en Getafe.

P.D. El 29 de mayo tenemos una cita en la Carrera del Rayismo, será un placer aplaudirte a rabiar en esos últimos metros que has pedido hacer, para cruzar la meta en un día tan señalado y bonito para todo el rayismo.