Los lunes al sol

08/12/2014
Los lunes al sol

El canalla Alberto Leva nos trae su particular repaso semanal a la actualidad de la franja.

Un poquito de por favor
[hr]

Semana movidita en Vallecas con el tema de los porteros: el titular lesionado y el capitán teniendo el jueves una pifia de las buenas y sacando de muchos rayistas al maleducado que llevan dentro. Al bueno de Cobeño nadie le explicó que los grandes porteros -sobre todo los italianos, que esto lo dominan como nadie- tras una cagada de estas se hacen los lesionados. El pobre se hizo la picha un lío con la teoría y en la práctica se lesionó de verdad. ¿Lo bueno? Que durante cinco o seis semanas su madre estará lo más de tranquila.

El amigo Cristian Álvarez no quiso ser menos y, con esos aires de guitarrista de Tequila, se unió al concurso de cantadas inaugurado el pasado jueves por Cobeño y se llevó a Amaya a “Tocar un Rock n´Roll en la plaza del pueblo“. Durante el partido tuvo ocasión de lucirse con alguna gran parada y decir eso de “Salta, salta conmigo“, para rematarlo con un “Me vuelvo loco” cuando vio el reloj y marcaba ya el minuto 90, subiendo a rematar un córner.

Puesto que no nos ponemos de acuerdo los rayistas con nuestro portero favorito, el menos malo, etc., y viendo que posiblemente el próximo también va a fallar, al menos que nos haga reír, así que sugiero que se fiche al famoso portero Emilio, el de “un poquito de por favor”.

 
Rafa, me cago en mi madre
[hr]

Visita del filial a un campo mítico de un histórico de nuestro fútbol. En esta ocasión viajábamos a Irún nueve años después de hacerlo el primer equipo en un playoff de sabor amargo por el resultado, en principio, y después porque allí empezaba a fraguarse la leyenda de Raúl Santiago Martín Presa sin que los rayistas lo supiéramos.

¿Quién sabe si dentro de nueve años hay otro presidente  -pongamos una velita a la Virgen del Carmen para que así sea- y el pasado sábado ya paseaba su noble y frondosa cabellera por el Stadium Gal.

En lo deportivo no fueron nada bien las cosas, como ya apuntaba Lola desde la “City”. Por lo visto si los chicos empiezan ganando palmamos seguro, así que igual el remedio es dejarnos un golito en el minuto uno y remar a contracorriente antes que tentar la suerte, que Lola es medio bruja y seguro que algo de razón lleva.

El remate para nuestros jóvenes jabatos fue una decisión del colegiado que dejó a todos alucinados, al señalar primero penalti y luego pitar falta en contra nuestra. Imagino al pobre Mariano Madrid desde el banquillo gritando aquello de “Rafa me cago en mi madre, penalti y expulsión”. El muchacho en cuestión -me he informado- ya lleva varias polémicas a cuestas, a pesar de las que su ascenso está siendo meteórico en esto del arbitraje. Así que, siendo positivos, dentro de poco dejará de joder a los chavales… para pasar a joder al primer equipo.

Licencia para ganar
[hr]

Después de un verano raro, movido, incierto, agitado y convulso -léase todo esto con la voz de Pedro Piqueras– el Rayo Vallecano Femenino, las grandes olvidadas de la franja para unos, las guerreras franjirrojas para otros, empieza a competir, con recortes de presupuesto, de material y de personal. Más que un equipo de fútbol parecía un ambulatorio con tanto recorte. Todo ello obra de nuestro particular Ana Mato. El ejemplo es por seguir con el tema sanitario y la labor o sin labor que han ejercido ambos en momentos de “gravedad”.

Lo que seguramente no esperaba el “Comando Tijera” es que las chicas compitieran tan dignamente. Tal es el nivel, que el objetivo era luchar por entrar entre las ocho primeras y actualmente están quintas, después de lograr sendas goleadas en las dos últimas jornadas. Con todas las de la ley se han ganado el título honorífico de “Matagigantes de la semana”. Con el juego que están desarrollando y la moral por las nubes va a ser muy difícil que alguien las derrote; nuestras chicas tienen licencia para ganar y van a ir a por todas.

Ahora esperemos que el tiempo que no emplean en ir a ver sus partidos, los responsables del Club no lo empleen en idear fórmulas para seguir recortando sus sueños, que por dar ideas son capaces de pedir tallas grandes de camiseta y compartirlas una para cada dos o en los partidos de fuera de casa quitarlas el autocar y en su lugar habilitar patinetes y un ventolín -a compartir-  para las cuestas.

Alberto Leva

16 de Comentariosen este Artículo

  1. Una suerte leer este resumen irónico pero a la vez muy real del finde rayista. Información muy valiosa. Enhorabuena!

Comments are closed.