En Vallecas la vida sigue igual

En Vallecas la vida sigue igual

Regresaba el fútbol con la posibilidad del aforo completo a Vallecas un año, siete meses y  9 días después. Lo hacía con el mismo enfrentamiento entre Rayo Vallecano y Elche que se disputó aquel 8 de Marzo de 2019.

La asistencia oficial de hoy en el Estadio de Vallecas: 6.899 espectadores. Ese fue el aforo completo que permitieron las eternas obras y la tardía campaña de abonos que Presa tuvo a bien regalar a la afición rayista.

El once inicial rayista presentaba tres cambios respecto a El Sadar.  Sergi por Falcao, Óscar Valentín por Pathe Ciss y el debut en Primera de Mario Hernández sustituyendo al sancionado Balliu. Los dos jugadores del cuadro ilicitano con pasado rayista, Lucas Pérez y Johan Mojica, iniciaron el partido desde el banquillo para incorporarse a lo largo de la segunda parte.

Antes del inicio del encuentro se guardó un minuto de silencio por los rayistas que nos dejaron durante la pandemia. Allá dónde estén, hoy y siempre su corazón estará cruzado por la Franja.

Se inició el partido con dominio alterno hasta que en el minuto 13 tras una pérdida rayista recibió Boyé, llegó a la frontal llevándose puesta a la defensa y definió con un tiro raso que subió el 0-1 al marcador. La jugada dejó la impresión que tanto los centrales, mediocentros y portero rayistas pudieron hacer algo más para evitar el gol ilicitano.

Inmediatamente después del bufandeo del minuto 24, la insistencia franjirroja espoleada por la afición fue premiada con el empate. Centro perfecto de Santi Comesaña que Mario Hernández cabecea a la red adelantándose a la zaga del Elche. Debut en Primer con gol para el canterano. Celebración en Vallecas cuando corría el minuto 26.

Hasta llegar al descanso se sucedieron ocasiones claras para los dos equipos que no se concretaron. Con empate a uno se fueron los equipos al vestuario en el primer partido que el Rayo Vallecano tenía que remontar en la presente temporada.

En la reanudación los franjirrojos salieron decididos a completar la remontada. Esta llegó en el minuto 65 por mediación de Nteka que había sustituido a Sergi Guardiola en el 61. Tras una pared con Chocota Trejo, Nteka soltó un zapatazo desde la frontal que puso el 2-1 en el electrónico.

Al verse por detrás, justo después de un triple cambio, el equipo ilicitano empujó en busca del empate agotando cambios en el minuto 78 y poniendo Fran Escribá toda la leña en el asador. El Rayo, como reconoció Andoni Iraola al final del partido, pareció en esos minutos sentir el esfuerzo para lograr remontar.

Aguantaron con oficio los rayistas y no acertaron los ilicitanos en los últimos 20 minutos a los que hubo que sumar 8 de descuento. En el 93, la presión de Nteka forzó un error del portero visitante que Unai López no aprovechó para cerrar el encuentro. A un minuto del final fue el exrayista Lucas Pérez el que no acertó a embocar en un remate en semifallo.

Se salvó del empate el conjunto franjirrojo en la última jugada y sigue invicto en el Estadio de Vallecas. Estos 12 puntos sumados a los 4 que han sumado obtenido como visitante son los 16 que le mantienen en puestos europeos tras 9 jornadas disputadas. Afición y jugadores corearon La Vida Pirata como colofón de la remontada.

Nada cambia en Vallecas. Gran arranque en lo deportivo junto al desastre institucional que impidió a unos 4.000 abonados rayistas, pendientes de renovar o retirar su abono, apoyar a su equipo y celebrar juntos la victoria.

 

Luis Miguel Redondo

Foto: Twitter @RayoVallecano