A lo grande

A lo grande

El Rayo B vence en un partido gris al CD Vicálvaro (2-1) gracias al doblete de Adrián Carrasco, quien anotó el definitivo de penalti en el descuento.

Lo grande que tiene el fútbol es que aun cuando no tienes el día puedes celebrar algo. Así le pasó al Rayo B, que pese a no jugar todo lo bien que sabe, venció al CD Vicálvaro (2-1) en un partido que no se resolvió hasta el final.

El sol tuvo ligeros amagos de colarse en la gris mañana dominical que recibía a la numerosa concurrencia que se acercó al campo 5 de la “City” a ver este encuentro entre equipos de barrios vecinos con necesidad de ganar. Quizá fuese esa necesidad, tornada en ansia, la que hizo que el Filial de la Franja no luciese como en otras ocasiones. Es cierto que durante el primer tiempo, si alguien quiso jugar, ese fue el cuadro vallecano, pero era como si no terminase de encontrarse. Algunos errores de bulto en la conducción más allá de medio campo y en la salida de balón desde atrás hacían torcer el gesto a Luis Cembranos, y con razón.

Si hablamos de ocasiones, llegaban con cuentagotas, pero las más claras del primer capítulo fueron del Rayo B. Dos fueron corners rematados por Kike Hermoso, uno de cabeza en plancha que se fue cerca del larguero y otro con el pie en el área chica que no vio puerta. Las otras oportunidades reseñables las tuvieron Kalvin, a quien se la denegó Carlos cazando de sus pies la pelota de un mano a mano, y Pipe Sáez, que remató un balón suelto en la frontal contra el poste izquierdo del arco visitante. Del otro lado, el Vicálvaro ponía mucho empeño en la presión arriba como fallos tenía atrás, pero los achuchones provocaron cierta inquietud en el área local, aun cuando no hubo ningún disparo entre los palos de Dani Merino. Se llegaba al descanso con 0-0 y la sensación de que el respetable estaba viendo un partido muy lejos de lo grande que podía ser.

El inicio de la segunda mitad parecía una continuación de la primera, con el Rayo B queriendo jugar pero sufriendo sus propios errores y el Vicálvaro más a la expectativa y metido en el partido sin hacer gran cosa. El guión cambiaría cuando se aproximaba la hora de juego, momento en que Javi Rubio condujo el balón por la banda derecha y, tras tirar la pared con Alberto en la esquina, puso un centro a un área despoblada de camisetas franjirrojas. Lo capturó Carrasco en el costado contrario del área. Allí encaró a su marcador y se zafó de él, caño mediante, para platarse en una posición escorada frente a Carlos, a quien batió con un derechazo bestial que quitó las telarañas de la escuadra derecha. Se adelantaba el Filial de la Franja con un golazo de Carrasco, que con este se convertía en máximo artillero del equipo con 6 tantos.

Tras el 1-0 hubo unos 10 minutos de calma tensa en los que el dominio relativo fue de un Rayo B que seguía lejos de jugar a lo que sabe y había bajado una marcha en el ritmo, cosa que le costaba aprovechar a un Vicálvaro que parecía pelear más consigo mismo que con el rival. Sin embargo, poco a poco se venían arriba los de azul, y se encontraron con un regalo llovido del cielo en forma de un intento de centro de Zamora en el área que bloqueó Meseguer con la mano abierta. Penalti tan claro como tonto. Se encargó Pelu de transformar la pena máxima con contundencia en el remate ajustado al palo izquierdo de un Dani Merino que se fue a su derecha. Sin comerlo ni beberlo, el “Vical” se encontró con el 1-1 a menos de 20 minutos para el 90.

Entre el empate y el feliz desenlace se vio en el campo un despropósito franjirrojo grande. La entrada de “Killer” por Alberto antes del penalti y de Oliva por Javi Rubio y Félix Ledesma por Ángel Algobia después de la igualada no estaban dando los resultados esperados por Luis Cembranos. Se vio a un Rayo B errático y que por momentos pareció que podía hasta perder el partido, pues el gol lanzó hacia adelante al Vicálvaro para poner en serios aprietos a la escuadra local. Tuvo el 1-2 en un centro lateral que remató Zamora totalmente solo y que obligó a Dani Merino a sacarla con el pie, en un rechace que la grada celebró como un gol. Para colmo de males, al árbitro se le ocurrió que un balón dividido que disputó Martín y ganó en la posición a su par era falta, y además merecedora de tarjeta, la cual se añadía a la que vio el central rayista en la primera parte y dejaba al Filial de la Franja con 10 en el 85. Panorama de tormenta para los locales, pero acabó por salir el sol.

Cumpliéndose el 90, se sintió helar el corazón rayista al ver como Zamora buscaba ganar la espalda a la defensa en medio campo y coger un balón con 40 metros desiertos hasta el gol, trance que resolvió Dani Merino saliendo a despejar el balón a zona de tres cuartos. El patadón de Merino fue continuado en los tres cuartos contrarios por un Kike en modo “Alexanco”, cuyo cabezazo cayó cerca de la frontal visitante, donde llegó Kalvin para controlar y encarar un nuevo mano a mano frente a Carlos. No pudo erigirse Kalvin en héroe de la jornada porque se lo impidió el central Jaime derribándole con una desesperada entrada desde atrás. Ni lo dudó el coelgiado, penalti para el Rayo B y expulsión para Jaime, no directa como podía parecer, sino porque tenía una amarilla del primer tiempo, así que de cualquier medio debía irse a la caseta. Agarró el balón con decisión Carrasco para ejecutar la pena máxima ya inmersos en el descuento. El remate fue sutil, no demasiado ajustado al lado derecho de un Carlos que solo pudo verla entrar al tirarse a su izquierda. Estalló una catarsis de tamaño grande en las gradas tras la conversión de Carrasco, sabiendo que el 7º tanto del ariete franjirrojo significaban 3 puntos casi con toda seguridad.

Hubo que pasar un descuento de 5 minutos que se hicieron eternos para el respetable local, pero se llegó al fin del partido y se pudo festejar. El Rayo B venció a modo de equipo grande: sin jugar todo lo bien que podría, sufriendo ante un Vicálvaro que era netamente inferior pero luchador y rocoso, y anotando el tanto del triunfo de penalti en el último minuto. Retoma el Filial de la Franja la senda de la victoria y amenaza la parte alta de la tabla, pues suma 19 puntos que le aúpan a la 6ª posición, a solo 2 del playoff. La próxima semana toca jugar ante el colista, el Tres Cantos, en el campo de la Foresta.

FICHA TÉCNICA

Rayo Vallecano B: Dani Merino (p.), Meseguer, Pipe Sáez (cap.), Kike Hermoso, Martín, Manu Navarro, Javi Rubio (Oliva m.76), Ángel Algobia (Félix Ledesma m.78), Kalvin, Alberto (“Killer” Bercedo m.62) y Carrasco.

No utilizados: Mendi (p.s.), Dani García, Migallón y Luis Molina. Entrenador: Luis Cembranos.

CD Vicálvaro: Carlos (p.), Edgar, Jaime, Iván (Matas m.70), Pelu (Pérez m.85), Ferchu, Botana, Fredy, Jesús, Dani Navarro (cap.) y Vallejo (Zamora m.70).

No utilizados: Del Estal (p.s.), Marcos y Koke. Entrenador: Paco Gallardo.

Árbitro: Sr. Medina Martín. Expulsó por doble amonestación a Martín en el Rayo B y a Jaime en el Vicálvaro. Amonestó a Manu Navarro y Pipe Sáez en el Rayo B y a Edgar, Fredy, Iván y Dani Navarro en el Vicálvaro.

Goles: 1-0, m.57, Carrasco. 1-1, m.72, Pelu de penalti. 2-1, m.90+1, Carrasco de penalti.

Ciudad Deportiva Fundación Rayo Vallecano, unos 400 espectadores. Partido correspondiente a la 12ª jornada del Campeonato Nacional de Liga, Tercera División, grupo VII. Mañana nubosa y fresca. Césped natural en condiciones mejorables para la práctica del fútbol.

Informó Jorge Morales García. Imagen de Iván Díaz.