Acorazado chiquitito

Acorazado chiquitito

El Rayo B cae en su estreno como local (0-2) ante un imperial Navalcarnero que impuso su ley y salió de Vallecas líder en solitario.

En Segunda B eran el barquito chiquitito, pero en su vuelta a Tercera están siendo un acorazado. El Navalcarnero le aguó al Rayo B el estreno ante su público en la “City”, dando una lección de efectividad y oficio.

Cielo despejado sobre Vallecas para recibir el primer partido en el “nuevo” césped del campo 4, con un aspecto irreconocible pero bien lleno de caucho. Fueron numerosos los aficionados que se arrimaron a las vallas del perímetro del terreno de juego, ya que de momento no está a punto ni la gradilla que había tradicionalmente junto al córner que da a la rotonda del recinto ferial de la Villa.

Un Rayo B con novedades en el once como el debut bajo palos de Mario de Luis y la reconversión a carrilero de Xian se preparaba para enfrentar al único equipo que había conseguido dejar su portería a 0 en los 2 partidos que se habían jugado hasta la fecha.

Bien pronto impusieron su ley los de Luis Ayllón. Fue el “Naval” el que quiso el balón desde el primer momento. Por su parte, el Filial de la Franja aguantaba atrás y rondaba el área rival en jugadas de contrataque, pero sin poner a prueba al meta Víctor. Fueron 10 minutos de tanteo, tras los cuales el partido se fue poco a poco decantando del lado visitante. Iban los navaleros avanzando firmemente hacia la meta local, con jugadas trabajadas y medidas. La primera amenaza fue un tiro de Juan Esnáider en la frontal en una posición propicia tras quedarse solo, pero aguantó bien el envite Mario y logró quedarse el balón el portero rayista. Sería el primer torpedo que dispararía el acorazado rojiblanco, de amarillo en Vallecas, pero no el último.

Enseguida se rompió la lata. Corriendo el minuto 19, lanzó el cuadro visitante la jugada de contra por la banda derecha, concentrando a la defensa sobre la zona del córner, propicio para poner el centro raso a la frontal, donde llegaba solo alguien que conoce bien la “City”, Alberto Lozano Lominchar. No le tembló el pulso al mediocampista para cumplir la ley del ex con un cañonazo inalcanzable para Mario. Jarro de agua fría para los rayistas, que a pesar del calor no sentó nada bien en Vallecas. El Navalcarnero estaba siendo superior sobre el campo y ahora lo materializaba en el marcador.

Salvo el tanto anotado, no pareció que hubiera pasado nada, pues el juego seguía igual. El Navalcarnero era el que apretaba y jugaba ante un Rayo B que quería pero no podía. Así pasa que cuando un equipo tiene veteranía y eficiencia, puede dejar liquidado el juego en el primer tiempo cuando le dan un poco de cancha. Y así pasó en el minuto 34. Falta pegada a la línea de banda izquierda y en zona de tres cuartos del ataque visitante. La puso Lozano, como con un guante, al punto de penalti, donde se apuró Mario para tratar de sacarla de puños, pero también estaba Esnáider. El artillero del “Naval” no tuvo sino que poner la nuca para que la pelota superase la salida del portero local y acabase cayendo entre los palos y a la red. 0-2 que hacía justicia a los méritos del Artístico.

En los apenas 10 que quedaban de primera mitad, sabiendo que ya no había mucho más que perder, se quiso ir arriba el Rayo B, teniendo en los pies de Xian su primer tiro del partido, el cual se fue ligeramente alto. Poco más quedaba, y el descanso se veía como un alivio al calvario que estaba sufriendo el Filial de la Franja. Nadie discutía que el Navalcarnero había hecho méritos para irse con esa ventaja al entretiempo.

Aunque tire torpedos, la característica principal de un acorazado es su fortaleza defensiva. Y así lo demostró el “Naval” en una segunda mitad en la que, con el marcador a favor, no fueron al ataque con la vehemencia del primer tiempo, pero seguían bien posicionados en el campo y apenas dejaban hacer a un Rayo B que sí que tuvo la posesión y elaboraba las jugadas vistosas a las que nos tiene acostumbrados, pero apenas lograba llegar al área y mucho menos tirar.

Buscaba Ángel Dongil dar con la tecla que desatascase al equipo y lograra meterle en el partido. Así agotó los cambios relativamente pronto, o por lo menos, antes de que Ayllón moviera el banco rival. Entró Marc por Álvaro Juan en el minuto 54, Manu Navarro pot Ángel Algobia en el 63 y Aguirrre por Jorge Moreno en el 69. Entre medias, apenas llegó al área el cuadro local. De hecho en una logró atravesar la maraña defensiva visitante y lograr anotar por mediación de Marc, pero el tanto fue anulado por fuera de juego, no quedando muy claro si fue del rematador o de Alberto, quien dió la asisitencia. Sea como fuere, la portería del Navalcarnero seguía inmaculada, como lo había estado antes de venir a la “City”.

Las fuerzas empezaban a flaquear cuando se entró en el tramo final. Al tiempo que Rubén entraba por Monteagudo como primer refuerzo visitante, Xian quedó dolorido en la disputa de un balón dividido. Hubo que esperar, dado que no quedaban cambios, pero finalmente el extremo gallego pudo volver al terreno. Mientras tanto, ya ambos equipos asumían el resultado que campeaba en el marcador, que aun pudo ser mayor la diferencia en un mano a mano entre Borona y Mario de Luis que el artillero visitante mandó al palo cuando ya se cantaba el tercero. Entraron Rodrigo y Serrano por Esnáider y De Miguel en el “Naval”, corrió sin más el tiempo de descuento y se llegó al fin de la contienda.

En su estreno en casa, el Rayo B no pudo hacer mucho ante un equipo que no tiene otra cosa en mente que volver a Segunda B ipso-facto. El “barquito chiquitito” del Navalcarnero resultó ser un acorazado en el puerto de mar vallecano. Los rojiblancos son el líder en solitario del grupo VII de Tercera, sumando 9 puntos de 9 posibles y sin encajar ningún gol en lo que va de campeonato. Por su parte, el Filial de la Franja ya tiene todos los resultados posibles (1 victoria, 1 empate y 1 derrota) y queda en 8ª posición con 4 puntos. Próxima parada para los de Dongil: El Álamo.

FICHA TÉNCICA

Rayo Vallecano B: Mario de Luis (p.), Luis Aguado, Xian, Rueda, Jorge Moreno (Aguirre m.69), Arratia, Javi Rubio, Ángel Algobia (cap., Manu Navarro m.63), Cano, Alberto y Álvaro Juan (Marc m.54).

No utilizados: Santi (p.s.), Álvaro Moreno, Carlos Hernández y Diego. Entrenador: Ángel Dongil.

CDA Navalcarnero: Víctor (p.), Calarge, Nieto (cap.), López, David Gómez, Esnáider (Rodrigo m.84), Lozano, Monteagudo (Rubén m.80), Poblador, Borona y De Miguel (Serrano m.90).

No utilizados: Carlos (p.s.), Castro, Caviedes y Hervás. Entrenador: Luis Ayllón.

Árbitro: Sr. Vázquez Gonazález. Amonestó a Cano en el Rayo B y a Poblador y Monteagudo en el Navalcarnero.

Goles: 0-1, m.19, Lozano. 0-2, m.34, Esnáider.

Ciudad Deportiva Fundación Rayo Vallecano, unos 300 espectadores. Partido correspondiente a la 4ª jornada del Campeonato Nacional de Liga, Tercera División, grupo VII. Mañana soleada y cálida. Césped artificial en buenas condiciones para la práctica del fútbol.

Informó Jorge Morales García. Imagen de Iván Díaz.