Caer de pie

Caer de pie

El Rayo B luchó de tú a tú ante Las Rozas, incluso se adelantó con gol de Álvaro Juan, pero acabó perdiendo por 2-1.

Nunca puede haber reproches cuando se da todo lo que se tiene. Una vez más, el Rayo B se vuelve a Vallecas con un resultado que no refleja los méritos del equipo. En este caso se cayó de pie en el feudo del líder Las Rozas CF.

La mañana despejada no daba tregua con el fuerte y frío viento en Navalcarbón, lo que hizo que la concurrencia al encuentro buscasen la grada de sol. El comienzo del partido siguió un guión esperable, con ambos equipos tanteándose, intentando fabricar jugadas y tocando la pelota lejos de las áreas. Pronto el ritmo fue aumentando, quedando claro que el cuadro local no era el líder por casualidad y que el Filial de la Franja necesitaba mejorar su posición en la tabla. Se fueron sucediendo llegadas a ambas áreas, producto de rápidas transiciones y de aprovechamientos de los menores desajustes defensivos que se dieran. Sin embargo, apenas hubo ocasiones de gol en los primeros 20 minutos, salvo un disparo lejano que obligó a Mendi a blocar en dos tiempos y un disparo de Carrasco que salió desviado.

Rondando la media hora se terminó por abrir el partido. En un ritmo dinámico y alto parecía dominar el Rayo B, pues se veía más cómodo jugando al pie y capaz de poder hacer daño a su rival. Y así se dio en el 35. Una larga jugada de toque y combinación hizo que el cuero llegara a Pipe Sáez en zona de tres cuartos. Levantó la cabeza el capitán rayista y vio que Álvaro Juan le tiraba el desmarque por lado derecho. Mandó Pipe el pase raso y preciso a la frontal. Con el primer control Álvaro se quedó solo en el área, y con el segundo batió por bajo a Yelco y alojó el balón en la red del segundo palo. Se adelantaba el Filial de la Franja en Navalcarbón con el segundo gol en el campeonato de Álvaro Juan, siendo el primero hace exactamente media liga, cuando Las Rozas visitó la “City”.

El gol encajado no hizo sino que los de azul redoblaran sus esfuerzos, sabiendo que no se podían permitir una derrota en casa si querían mantener su ventaja en la cabeza de la tabla. Así pues, se inició un asedio al área visitante que no acabó hasta que llegó el descanso, y casi de la mano, la recompensa buscada. Eran fuertes los ataques de Las Rozas, pero especialmente el último, ya en el 44, cuando dispuso Calleja de un disparo a bocajarro que sacó Mendi a córner con una mano milagrosa. Rubén Blanco ejecutaría el saque de esquina. Un centro cerrado al área chica, donde se formó un señor barullo en el que el balón se metió, y cuando salió de ahí, se encontró en el fondo de la red. Nadie supo en el momento quien había hecho el tanto, los medios del club local lo dieron como gol en propia y el árbitro en el acta se lo concedió a Goal, el 9 roceño. Sea como sea, llegó el tanto del empate, y apenas se sacó de medio se decretó el final del primer tiempo. Doloroso final para una primera mitad más que notable del Rayo B.

Al comienzo de la segunda parte, se veía más ambición de la parte visitante. Aquí se vería un guión que nos es muy familiar: dominio y más presencia en campo rival del Rayo B, jugando al pie, buscando generar superioridades, pero sin lograr abrir grietas en la defensa de Las Rozas, muy ordenada siempre y sabiendo de sus posibiliades a la contra. La incorporación de Oliva por Sergio Moreno buscaba el tener más efectivos arriba que pudieran desequilibrar y romper la muralla, pero ni por esas fue posible. Se sucedían los minutos, y con ellos las muchas llegadas visitantes, contrarrestadas por varios contraataques locales que obligaban a la zaga rayista a no tener ningún despiste atrás. Ambos equipos buscaban el gol de la mejor forma que sabían y estuvieron avisándose mutuamente, hasta que llegó, como no, en una jugada aislada.

Tras ocasiones muy claras para Goal y Kalvin, la balanza se desequilibró en el 30 de la segunda a favor del cuadro local. Un desajuste de la defensa rayista propició que la zaga de Las Rozas pudiera meter el pase en profundidad a Goal, que estaba solo pasado la línea divisoria. Le llegó el balón al 9, perfectamente habilitado, y se lo llevó cosido al pie en un sprint de 40 metros hasta encontrarse con la única oposición que tenía, Mendi. Salvó el remate en primera instancia el portero rayista, pero dejó el cuero muerto en el área chica, donde llegó Turégano para empujarla, haciendo inútil la estirada a la desesperada del meta. Otra vez, los errores propios condenaban al Rayo B, que perdía un partido que estaba dominando y al que le quedaban 15 minutos.

No gustó nada el gol encajado a Luis Cembranos, quien inmediatamente quemó las naves poniendo a los jugadores más ofensivos que tenía aun en el banquillo, “Killer” y Migallón, en lugar de Ángel Algobia y Álvaro Juan. La acumulación de jugadores arriba para buscar rescatar un punto no dio resultado, pues Las Rozas hizo un alarde defensivo de sobresaliente, haciendo que apenas hubiese trabajo para Yelco en el tramo final e incluso pasando la mayor parte de los 4 minutos que hubo de añadido en campo visitante. Llámenlo suerte del campeón, pero el caso es que el triunfo se quedó en casa del líder.

Nuevamente, el Rayo B ha de gestionar la rabia de no encontrar recompensa a los méritos dejados en el campo. El caer de pie en un campo en el que casi nadie ha sacado aunque sea un empate no compensa la frustración del Filial de la Franja. Se queda el Rayo B como llegó a Navalcarbón, en 11ª posición con 28 puntos, quedando ahora el playoff a 11 puntos y con 9 de ventaja sobre el descenso. Se tratará de cambiar la racha el próximo domingo en la “City” ante el Leganés B.

FICHA TÉCNICA

Las Rozas CF: Yelco (p.), Raúl, Lucas, Iñaki, Guadaño (cap.), Cruz, Albur (Turégano m.64), Nogueira (Cobos m.72), Goal, Rubén Blanco (Mario m.84) y Calleja.

No utilizados: Miguel (p.s.), Ángel, Jiménez y Borja. Entrenador: Lolo Escobar.

Rayo Vallecano B: Mendi (p.), Luis Aguado, Pipe Sáez (cap.), Kike Hermoso, Martín, Dani García, Kalvin, Ángel Algobia (Migallón m.78), Sergio Moreno (Oliva m.58), Álvaro Juan (“Killer” Bercedo m.78) y Carrasco.

No utilizados; Josete (p.s.), Javi Rubio, Manu Navarro y Félix Ledesma. Entrenador: Luis Cembranos.

Árbitro: Sr. García Padilla. Amonestó a Calleja, Lucas e Iñaki en Las Rozas.

Goles: 0-1, m.35, Álvaro Juan. 1-1, m.44, Goal. 2-1, m.75, Turégano.

Polideportivo Dehesa de Navalcarbón, unos 200 espectadores. Partido correspondiente a la 22ª jornada del Campeonato Nacional de Liga, Tercera División, grupo VII. Mañana soleada y ventosa. Césped artificial en buenas condiciones para la práctica del fútbol. Antes del partido se guardó un minuto de silencio en memoria del pequeño Julen.

Imagen y texto de Jorge Morales García.