Comienzo aciago, partido tenso y reacción tardía

Comienzo aciago, partido tenso y reacción tardía

El Rayo B cayó con estrépito en su visita al Villaverde-Boetticher (3-2) en un partido en que fue más protagonista la violencia que el juego.

Un comienzo horrible lastró a un Rayo B que, pese a todo, pudo puntuar en el campo del Villaverde-Boetticher (3-2), en un partido marcado por la tensión constante procedente de todas partes.

El cielo prácticamente despejado de la mañana dominical de Villaverde animaba a jugar al fútbol, aunque el espectáculo que se vio no fuese futbolístico. Desde el comienzo parecía que no sería el día del Filial de la Franja, pues en la primera jugada de ataque local, antes de contarse 4 minutos de juego, se internó Nouaman por la banda izquierda, ganó la línea de fondo y puso un centro raso al borde del área pequeña, donde llegó Mario Sánchez como un tiro para romper la red de un zapatazo. El desastre rayista culminó en la jugada siguiente, en el propio saque de centro, en un pase atrás de Moha que Alberto “Chino” no acierta a controlar y se deslizó por debajo de su suela y hasta el fondo de la portería. Cuando muchos hinchas locales aun festejaban el 1-0, sin comerlo ni beberlo eran ya 2. Autogol del central que el colegiado, según el informe del partido extraído del acta, otorgó a Poblete, siendo un error de bulto comparado con el partido que se venía.

El colocarse 2-0 de manera involuntaria al minuto 5 dio al Botti el control absoluto del juego durante la siguiente media hora, pues fueron verdes los principales ataques, teniendo cerca marcar el 3-0, a la vez que ponía cerco a su área con contundencia, en ocasiones saltando a la comba con los límites de las reglas de juego. Prueba de esto último fueron las camisetas de Juancho y Joni Montiel y algún que otro golpe que recibían los franjirrojos por parte de la defensa verde. La impunidad arbitral respecto a estas acciones encendió al banquillo visitante, sobre todo hacia el minuto 30, cuando un puñetazo a Juancho hizo que jugadores locales y suplentes y técnicos vallecanos cruzasen palabras en tonos bastante altos, sin terminar de llegar la sangre al río.

En los instantes finales de la primera parte parecía que el conjunto rayista encontraba huecos en la defensa villaverdense, pero si lograba tirar a puerta aun había que batir a Agus, portero local muy seguro durante todo el partido. Así se llegó al descanso con 2-0 y con un Rayo B superado por un comienzo atroz y por la violenta tensión que pesaba, cada vez con más fuerza, sobre el ambiente.

Empezó la segunda parte, y desde el comienzo buscó el Filial de la Franja el gol que necesitaba para reengancharse al encuentro, pero los ataques que no repelía la defensa del Botti los detenía o despejaba su portero. Los locales, por su parte, tuvieron alguna oportunidad clara aprovechando los huecos que dejaba la disposición visitante marcadamente ofensiva, y al poco de avisar con dos remates al larguero, en el minuto 61, agarró Nouaman la pelota, se deslizó por la línea de fondo y remató a gol un balón que parecía haber superado anteriormente el límite del campo, como así protestó todo el Rayo B, jugadores y banquillo, al colegiado una vez que este concedió validez al 3-0, llegando el partido a cotas de tensión que rompieron los barómetros de varias estaciones meteorológicas. De esta jugada salió expulsado el asistente sanitario rayista Jesús María Manzaneque por descargar la rabia del tanto en un gesto tan común en el fútbol como es golpear la pared del banquillo, el cual en la Ciudad Deportiva Boetticher resuena más al ser casetas de chapa. El punto álgido se alcanzaría 3 minutos después, aun sin haberse reanudado el juego, con el enfrentamiento entre el árbitro asistente e Iván Oviedo, que acabó con ambos encarados, diciéndose de todo, y tras un empujón, con el portero suplente rayista expulsado, abandonando el banco entre palabras de pura rabia y sabiendo que sus acciones pueden costarle la temporada. El asunto pudo ir incluso más lejos, pues al acabar el partido el equipo arbitral pidió al delegado de campo que llamase a la Policía Nacional con ánimo de denunciar agresiones, aunque finalmente no hizo falta la presencia de ninguna autoridad y todos los actores del partido pudieron regresar sin más novedad a sus hogares, eso sí, más de media hora más tarde de lo que suele ser habitual.

Cuando todo se enfrió y se volvió a jugar, se vio a un Rayo B que, como reza el himno, derrochó valentía, coraje y nobleza para buscar sacar algo positivo de la Ciudad Deportiva Boettñicher. En el minuto 73, un pase al corazón del área de Joni Montiel llegaba a los pies de Raúl Hernández, quien con un toque desequilibró a Agus y con el siguiente definía a gol para meter nuevamente al Filial de la Franja en el partido y festejar su vuelta a la titularidad tras su lesión. Lo que quedaba de encuentro fue un asedio constante al área verde, con mil oportunidades para los franjirrojos que salían despejadas o desviadas, hasta el minuto 83, cuando el recién ingresado Merchán completó una gran jugada individual, dejando atrás a 3 marcadores y remató a puerta un balón que se introdujo en la portería, por encima de Agus, tras impactar en el pie de Parra. Soñaban los de Juanvi Peinado con arañar un empate de un partido muy viciado en un campo difícil, y estuvo muy cerca durante los 7 minutos de tiempo reglamentario y los 6 de descuento que quedaban, pero un Villaverde encerrado en su área y con un Agus excelso logró aguantar la ventaja.

Pese a una reacción tan titánica como tardía, el Rayo B acabó cayendo en Villaverde, víctima de un comienzo para el olvido y de las tensiones con rivales y jueces que postergaron el intento de remontada. Puede que la clasificación diga otra cosa, pero este equipo vale mucho y no está ni muchísimo menos muerto, y todo el que se haga llamar rayista debería estar apoyándole a muerte en la final del domingo que viene en la “City” frente al colista, el Parla.

 

FICHA TÉCNICA

SR Villaverde-Boetticher CF: Agus (p.), Parra, Del Val, Melli, Mario Saíz (Viti m.78), Felipe, Chino, Durán, Mario Sánchez (Katime m.75), San Segundo (cap.) y Nouaman (Richi m.68).

No utilizados: Sebas (p.s.) y Peño. Entrenador: Paco Senda.

Rayo Vallecano B: Alberto “Chino” (p.s.), Rubén Bas (Isi m.45), Akieme, Moha, Poblete, Clavería (cap.), Raúl Hernández, Kike (Merchán m.80), Ontiveros (Iván Bueno m.72), Joni Montiel y Juancho.

No utilizados: Iván Oviedo (p.s.) e Iván Amores. Entrenador: Juanvi Peinado.

Árbitro: Sr. Cardero Arranz. Expulsó a Iván Oviedo y al asistente sanitario Jesús María Manzaneque, ambos en el banquillo del Rayo B. Amonestó a San Segundo, Parra, Melli, Richi y Katime en el Villaverde-Boetticher, y a Moha, Clavería, Alberto “Chino” y Joni Montiel en el Rayo B.

Goles: 1-0, min.4, Mario Sánchez. 2-0, min.5, Moha, en propia meta. 3-0, min.61, Nouaman. 3-1, min.73, Raúl Hernández. 3-2, min.83, Merchán.

Ciudad Deportiva Boetticher, unos 300 espectadores. Partido correspondiente a la 20ª jornada del Campeonato Nacional de Liga, Tercera, División, grupo VII. Mañana fresca y soleada. Césped artificial en condiciones óptimas para la práctica del fútbol.

Informó Jorge Morales García. Imagen de Miguel Ángel Mena.