Crónica de una suspensión (no) anunciada

Crónica de una suspensión (no) anunciada

El partido que debían haber disputado Rayo B y Flat Earth FC en la “City” no ha tenido lugar debido a una presunta indisposición de varios jugadores visitantes.

Es sin duda la noticia extradeportiva del fin de semana franjirrojo. Más que nada porque no hubo deporte. El hecho es la suspensión del encuentro correspondiente a la 16ª jornada del grupo VII de Tercera entre el Rayo B y el Flat Earth FC.

La noticia saltaba poco después del mediodía de la gris mañana vallecana. La afición rayista disfrutaba de la victoria de las Guerreras ante el UD Granadilla en el campo 4, lugar donde estaba previsto que a las 13:30 horas se enfrentasen el Filial de la Franja y el cuadro terraplanista. Sin embargo, el partido no tuvo lugar. La razón es la que sigue: miembros del cuerpo técnico del Flat Earth se personaron en la “City” para presentar al árbitro 11 partes médicos de baja de jugadores de su plantilla por una supuesta indisposición gástrica. Pretendían que ello implicase una prueba y un justificante de que no tenían suficientes jugadores y que no estaban en condiciones de jugar el partido.

Esto es solo la punta del iceberg, pues el hecho de venir a Vallecas y no jugar sorprendió y enfadó a partes iguales a la delegación local. Pasadas las 12:45, a solo 3 cuartos de hora del horario previsto de comienzo del encuentro, la suspensión del mismo era un hecho. Este domingo no habría fútbol de Tercera en la “City”. La confirmación sería total al ver a miembros del cuerpo técnico del Rayo B preparar conos en el campo 3 para realizar un entrenamiento, para que los jugadores convocados no hubieran venido en balde.

Hablábamos de enfado en el seno rayista por la suspensión, y era más que palpable. Resulta que, durante la semana, el Flat Earth buscó precisamente el aplazamiento de este encuentro, aduciendo una presunta falta de jugadores por la llamada a formar parte de la Selección Madrileña en la primera fase del Campeonato Nacional de Selecciones Autonómicas. A su vez, el Rayo B propuso que se adelantase el partido al viernes 6 de diciembre, festivo nacional y día en el que se han disputado otros 5 partidos de esta jornada de la Tercera Madrileña. Ambas opciones fueron descartadas y la Federación Madrileña mantuvo el horario original, domingo a las 13:30. Todo esto nos lo explica Ángel Dongil, entrenador del Filial de la Franja, al iniciar el entrenamiento que se hizo en lugar del partido, en un audio que adjuntamos al final de este artículo.

No acababa aquí la cosa, y la tensión por buscar el responsable de la suspensión acabó estallando en los pasillos que conectan los vestuarios de la “City”. Allí fue donde se intercambiaron varias palabras, alguna más alta que la otra, miembros del staff técnico del Flat Earth con efectivos de seguridad de la instalación, incluyendo el jefe de seguridad del club Felipe Luna. Hubo voces fuertes y algún que otro encaramiento, y cuando intervino el director de la cantera del Rayo Juanma Barroso la cosa no mejoró. Fruto de ello, a instancias de los vigilantes de seguridad, se avisó a la policía, presentándose en la puerta de la “City” una patrulla de municipales que medió para que la cosa no pasase a mayores. Finalmente, la sangre no llegó al río y cada uno se fue por su lado.

Diría que esto acaba aquí, pero no es así. Desde la cuenta de Twitter oficial del Flat Earth, la cual tiene una actividad bastante esporádica, se han lanzado hoy dos tuits. El primero, haciendo referencia a la suspensión en sí, diciendo con algo de ironía (o eso quiero creer) que la culpa de la gastroenteritis era de su presidente Javi Poves (también presente en los instantes de mayor tensión) por haberles “invitado a cenar”. El segundo era directamente una acusación a “Juanma Barroso” (sí, entrecomillaron el nombre) por haber incitado “a la violencia y provocando al no estar conforme con el aplazamiento”. Pueden consultar ambos tuits pinchando en los entrecomillados destacados en color.

Estos son los hechos ocurridos al comienzo de la tarde dominical tras la suspensión del partido en la “City”. Ahora queda en manos del comité de competición de la Federación Madrileña el leer el acta arbitral del “no partido” y determinar los pasos a seguir, los cuales pueden ir desde que se dispute el encuentro en una nueva fecha hasta el dar la victoria por 3-0 al Rayo B, dado que sí presentó jugadores para disputar el encuentro. Esta ha sido la crónica de un partido de fútbol que no se ha jugado debido a una suspensión que se veía venir. O no. Juzguen ustedes mismos.

Escucha a Ángel Dongil tras la suspensión aquí:

Texto e imagen de Jorge Morales García.