Empate loco en tono franjirrojo

Empate loco en tono franjirrojo

El Rayo B igualó en su visita al Colmenar Viejo (2-2) en un partido tenso y entretenido. Arango y Bolaños anotaron los goles rayistas.

El Rayo B sacó un empate de un partido loco en casa del Colmenar Viejo (2-2) en una mañana llena de emoción y polémica.

Varios valientes desafiaron el frío imperante y se acercaron a la bonita tribuna del Alberto Ruiz para asistir a un “duelo de franjas” con la necesidad de sumar puntos como denominador común. Los 10 minutos iniciales fueron para el Rayo B, que intentaba marcar el ritmo que mejor sabe para imponer su juego, aunque sin disponer de demasiados acercamientos al área rival. De a poco, la fuerte presión local propiciaba varias pérdidas en la zona medular que desembocaban en buenas ocasiones para los de Pedro Pablo Díaz y sufrimiento para los de Luis Cembranos. De ahí hasta el minuto 30 pudo adelantarse el Colmenar, en buenas jugadas de ataque las cuales protagonizaba casi en su totalidad Anto, el jugador más peligroso de los de casa, como luego se demostraría.

Pasada la media hora, el Filial de la Franja dio un paso al frente y se lanzó al ataque, teniendo como primera gran ocasión un balón al área que acabó con Sergio Benito en el suelo tras una entrada de un defensa. Se reclamó penalti al árbitro, pero lo que hubo fue amarilla a Benito por simular. Esto no arrugó al cuadro vallecano, que siguió asediando la zona de castigo colmenareña y tuvo premio en el minuto 37 de partido en una recuperación de Pipe Sáez en zona de tres cuartos rival que derivó en un pase difícil para Bolaños quien, de espuela, logró superar por arriba la línea defensiva y hacer llegar el balón a su compatriota Arango, que controló en la frontal frente al portero Sebas y terminó por definir, con el cuero colándose pese a la intervención del meta. Abría de esa forma la lata el Rayo B, que sufriría un poquito más para irse al descanso 0-1, en un partido en el que no estaban del todo cómodos los de Luis Cembranos, pero con lo loco que se pondría lo iban a estar aun menos.

La anunciada locura comenzó prácticamente desde la vuelta de vestuarios, con el Colmenar lanzado a buscar el empate. Y lo encontró pronto, en el 6 de la segunda, en un pase en profundidad de Sergi al costado derecho del área que dejó a Anto solo frente a Lucho, Tapó el portero rayista el primer remate, pero sin poder blocar, dejando el balón suelto de modo que Anto pudo fusilar el arco a placer. Empataba la franja local, comenzando de esa manera un nuevo partido muy loco, con opciones para ambos cuadros, pero en el cual se manejaba mejor el equipo local, al cual le salían casi todas las jugadas, mientras que la tensión se acumulaba en el lado visitante porque no le salía casi ninguna. Cerca del cuarto de hora del segundo tiempo, ambos entrenadores movieron sus banquillos con jugadores de refresco de perfil ofensivo para tratar de ganar los puntos, entrando Vivi por Hassan en los locales y Villacañas y Mena por Manrique y Amores en los visitantes, todos ellos protagonistas de buenas jugadas en los minutos siguientes.

Al poco de entrar en el campo, Villacañas pudo poner por delante al Rayo B en un disparo que despejó Sebas en una intervención de puros reflejos y cuyo rechace derivó en un derribo a Sergio Benito en el área no sancionado. La jugada terminó con Bolaños en el suelo y viendo una nueva tarjeta por simular. Poco después de esta jugada que enervó fuertemente a la delegación vallecana llegaría el momento en el que se acabaría por desatar el caos en el verde del Alberto Ruiz.

Corría el minuto 71 de partido. Interceptó Vivi un despeje de Dani Ramos en zona de tres cuartos visitante y lo aprovecha para meter un pase al interior del área a Anto, quien volvía a ganarle la partida a la zaga rayista y se quedaba solo frente a Lucho nuevamente. Esta vez el artillero local definió de primeras a las mil maravillas con un disparo sutil ajustado al palo izquierdo. 2-1 en el marcador y la grada estallaba en un júbilo tan grande como efímero. Tras el saque de centro, dispuso el Rayo B de una falta en la zona media que Mena puso en la frontal exactamente en la posición de Bolaños, quien controló de espaldas de forma poco ortodoxa y pudo sacar un remate a la media vuelta que entró por debajo de las piernas de Sebas y entre los tres palos. La algarabía colmenareña cambió casi ipso facto a incredulidad e indignación al protestar una mano de Bolaños que no fue tal. En apenas 60 segundos, la alegría cambió de bando.

Es un tópico decir que “comienza un nuevo partido” cuando un equipo logra el empate, pero en el caso que nos ocupa fue así, tornándose el encuentro entre Colmenar Viejo y Rayo B en un amago de fútbol tan loco como tenso, pues si bien no hubo un juego agresivo, sí que hubo enfado desde ambas partes con el colegiado por lo que éste dejaba sin pitar. Pero las únicas protestas castigadas fueron las visitantes, y más concretamente, las de Fer, el portero suplente, que vio en el banquillo su primera amonestación como jugador del Filial de la Franja antes siquiera de haber debutado. No fue el único rastro de indignación rayista, pues antes de la amarilla a Fer, también Sergio Benito tuvo sus más y sus menos con le gente de Colmenar, tanto en el césped como fuera de él, hasta que fue sustituido por Filipe. Todo esto sucedió en los 5 minutos posteriores a la materialización del 2-2.

En cuanto al fútbol, el partido quedó roto, con idas y venidas y ocasiones para ambos lados, con un tempo loco que hacía sentirse más cómodo al equipo local. La hinchada empezó a creer de verdad que el tercero por la cola podía derrotar al tercero en la cabeza, y no le faltaban motivos para ilusionarse. Aun estando incómodo, el Rayo B no se rindió, y se pudo poner por delante al empujar Bolaños sobre la línea un balón alto con el que Villacañas superó una arriesgada salida de Sebas, en una jugada que acabó en gol anulado por fuera de juego del delantero colombiano, que de serlo, era muy ajustado. Se llegó a los 4 minutos de descuento con todo por decidir y con buenas ocasiones para ambos lados, pero la última palabra la tuvo el Colmenar, en un remate de José Manuel que obligó a Lucho a lucirse justo al cumplirse el último minuto del añadido. Se dejó sacar el córner resultante, que acabó con el balón nuevamente perdido por línea de fondo tras tocar en la defensa rayista, pero el árbitro decretó el final, desatando las protestas en el bando local, aun a sabiendas de que ya se superaba en un minuto el descuento decretado.

Al final ni Colmenar Viejo ni Rayo B pudieron salir victoriosos de un partido tan loco como tenso y vibrante. Segundo empate en lo que va de liga para los de Luis Cembranos y un punto que sirve al Filial de la Franja para sumar 32 y mantenerse en 3ª posición, a 3 puntos del Getafe B, que arrebató el liderato al Internacional al ganarle en su Ciudad Deportiva (2-0), y con un punto de ventaja sobre Alcalá, Alcobendas Sport y Pozuelo, que empatan en el 4º lugar.

FICHA TÉCNICA

AD Colmenar Viejo: Sebas (p.), Ivo, Víctor, Huertas, Edu, Castillo, José Manuel, Nevado (cap.), Sergi, Hassan (Vivi m.58) y Anto.

No utilizados: Kevin (p.s.), Maíllo, Julián y Adri. Entrenador: Pedro Pablo Díaz.

Rayo Vallecano B: Lucho (p.), Mario Hernández, Pipe Sáez, Dani Ramos (cap.), Villalón, Jean Jules, Bolaños, Iván Amores (Jesús Mena m.64), Sergio Benito (Filipe m.75), Arango y Manrique (Villacañas m.61).

No utilizados: Fer (p.s.) y Kike Hermoso. Entrenador: Luis Cembranos.

Árbitro: Sr. Delgado Benítez. Amonestó a Sergi en el Colmenar Viejo y a Sergio Benito, Bolaños y Fer en el Rayo B.

Goles: 0-1, m.37, Arango. 1-1, m.51, Anto. 2-1, m.71, Anto. 2-2, m.72, Bolaños.

Estadio Municipal Alberto Ruiz, unos 200 espectadores. Partido correspondiente a la 16ª jornada del Campeonato Nacional de Liga, Tercera División, grupo VII. Mañana soleada y fría. Césped artificial en condiciones mejorables para la práctica del fútbol.

Informó Jorge Morales García. Imagen de Miguel Ángel Mena.