Luchar hasta el final

Luchar hasta el final

Con un gol de Carrasco en el descuento, el Rayo B logró su primer triunfo de 2019 en un fiero partido ante un Leganés B que acabó con 10.

Hacía mucho que no se escribía esto, teníamos el grito atragantado, y como no, hubo que esperar hasta pasado el minuto 90. Pero al final, volvió a ganar el Rayo B, que acabó triunfando sobre un luchador Leganés B en un partido que no se resolvió hasta el descuento.

Unos cuantos rayistas, algunos empalmando con el entrenamiento del primer equipo, se acercaron al campo 5 de la “City” a la tardía hora del vermut para ver un duelo de filiales que prometía emociones fuertes, y no decepcionó. Empezó fuerte el encuentro, prácticamente sin medio campo y con ambos cuadros yendo de un área a otra como si no tuvieran que respirar. En el comienzo quiso marcar el ritmo el filial pepinero, dando el primer aviso con un disparo lejano que hizo volar a Miguel Morro, el juvenil portero internacional que debutaba defendiendo los palos del Filial de la Franja. Los locales respondieron buscando con ambición el campo rival con rápidas transiciones hábilmente comandadas por Manu Navarro, que volvía a ser parte del 11 de Luis Cembranos.

El propio Manu sería protagonista de la primera gran acción polémica de un encuentro de alta tensión. Salió el meta visitante Cortés a despejar un balón fuera del área, pero la dejó floja en tierra de nadie, a unos 40 metros de una portería completamente vacía. Lo vio el 10 rayista, que se apresuró a controlarla y a probar el tiro lejano, acto que evitó el central Kleandro de la única forma que pudo, con una entrada fuerte a la espinilla. Dura falta que el colegiado no consideró ocasión manifiesta de gol, dejando el asunto en amarilla, el castigo mínimo que podía tener tal acción. Se salvó el Lega B de quedarse en inferioridad con apenas un cuarto de hora jugado.

La media hora restante fue un buen toma y daca de llegadas a ambas áreas. Parecían entrañar más peligro las que hacía el Filial de la Franja, disponiendo de un par de oportunidades francas: un balón que recibió Sergio Moreno en el área chica y de espaldas a la portería que no acertó a rematar y acabó resbalando y un centro que remató de cabeza Carrasco a la base del poste que acabo blocando Cortés. En el otro área, lo intentaron los pepineros con unos cuantos centros altos que repelía Martín de cabeza o Morro con los puños. No tuvieron respiro los aficionados, y antes de darnos cuenta, ya llevábamos 45 minutos. Al final del primer tiempo se había visto de todo en este trepidante duelo de filiales. De todo, menos goles.

No es raro que el arreón inicial del segundo tiempo venga a cargo del Rayo B, y eso casi siempre significa una ocasión franca antes del minuto 5. Esta vez, la oportunidad fue doble y llegó a los 2 minutos de reanudarse el juego. Un error en la salida de atrás visitante propició que recuperara Carrasco en zona de tres cuartos, llegase al área y rematase en una posición propicia para él, pero el balón se estrelló en el poste y salió rechazado hacia Kalvin, quien no lo dudó dos veces y ensayo el disparo a puerta que atajó Cortés en una gran intervención. Tras esta primera oportunidad, fue a por más el Filial de la Franja, volcando el juego hacia el campo leganero y llegando al área, pero faltaba lo mismo de siempre, el llegar al final de las jugadas con disparo. Si a la primera parte en general le faltaban goles, al Rayo B en la segunda le faltaba el tiro para lograrlos.

Quiso Luis Cembranos volcar los esfuerzos arriba a la hora de mover el banquillo, introduciendo a Javi Rubio en lugar de Kalvin y haciendo debutar al recién llegado Guille Nieto, que entró por Ángel Algobia. Fue desequilibrante la entrada de Javi Rubio, pues fue protagonista de la acción que propició que el Leganés B, que en la segunda parte apenas había creado peligro en algún balón parado, tuviera que agazaparse por estar en inferioridad. Recibió Rubio un saque de banda pegado al córner derecho del ataque rayista, y a su vez, el planchazo en el costado de Raúl Sánchez. Esta acción si fue considerada como grave por el árbitro, que no dudó en expulsar con roja directa al centrocampista visitante. La calentura del banquillo pepinero era más que evidente, y saltó por los aires 3 minutos después de quedarse con 10, al forcejear Javi Rubio por un balón que se había ido por el lateral y que el entrenador del Lega B Chema Rico no quiso devolverle. En un instante se formó un tumulto en el que estaban implicados casi todos los actores del encuentro, y cuando este se disolvió, el colegiado hizo salir del campo al míster pepinero.

Bien metidos en el tramo final, se intensificaba el asedio rayista, materializado en la entrada de Alberto por Manu Navarro, contra el área de un Lega B resignado a tratar de salvar el empate con 10 jugadores. Se sucedían ocasiones infructuosas, y luego de mostrarse el cartel que indicaba que entrábamos en los 4 minutos de tiempo de descuento, consiguieron los visitantes alejar algo el balón de su área. Aun quedaría tiempo para una última intentona del Rayo B, la definitiva. Recuperaría en campo rival un Martín en “modo Alexanco” total. El propio central la conduciría hacia las cercanías de la frontal, bien metidos ya en el 93, y abriría a la izquierda hacia Pipe Sáez. Recibió el capitán dentro del pico del área, hizo un control hacia el exteriror y metió el centro. Lo esperaba el “Pichichi” franjirrojo Adrián Carrasco, que remató de primeras sin dejar que caiga el balón. Salió fuerte la pelota del pie de Carrasco, chocó con la parte baja de larguero y botó en la parte interior de la línea de gol para no salir de ahí. Dudaba el árbitro si había entrado, pero el linier le confirmó la evidencia y desató la euforia vallecana. Sobre el final del partido llegaba el tan ansiado tanto que significaba casi con seguridad el primer triunfo del Rayo B en 2019, y así gritó Carrrasco su 12ª diana de la temporada.

Apenas quedaba tiempo para un desesperado e infructuoso intento visitante de buscar el empate. Resonaban los ecos del gol en Vallecas cuando el triple pitido final hacía que los gritos rayistas volvieran a cortar el frío viento. Victoria balsámica y sufrida para el Rayo B en un duro y bonito duelo de filiales ante un digno Leganés B que obligó a los de Luis Cembranos a luchar hasta el final para que los puntos se quedaran en la “City”. Queda el Filial de la Franja en la 9ª posición de la clasificación con 31 puntos, a 9 del playoff de ascenso y 12 por encima del descenso. Siguiente parada, La Mina, hogar del Real CD Carabanchel.

FICHA TÉCNICA

Rayo Vallecano B: Miguel Morro (p.), Meseguer, Pipe Sáez (cap.), Kike Hermoso, Martín, Dani García, Kalvin (Javi Rubio m.62), Ángel Algobia (Guile Nieto m.69), Sergio Moreno, Manu Navarro (Alberto m.85) y Carrasco.

No utilizados: Dani Merino (p.s.), Luis Aguado, Oliva y Álvaro Juan. Entrenador: Luis Cembranos.

CD Leganés B: Cortés (p.), Álex Sancris (Óscar m.64), Jaouad (cap.), Ivi, Kleandro (Sierra m.45), Raúl Sánchez, Jorge (Hugo m.73), Nico Cañizares, Nacho Heras, David y Joaquín.

No utilizados: Tejero (p.s.), Salgueiro, Mayorga y Tomás. Entrenador: Chema Rico.

Árbitro: Sr. Martínez Madroñal. Expulsó de forma directa a Raúl Sánchez, del Leganés B, así como al entrenador del Leganés B Chema Rico. Amonestó a Kleandro, Jorge y Sierra en el Leganés B.

Gol: 1-0, m.90+3, Carrasco.

Ciudad Deportiva Fundación Rayo Vallecano, unos 300 espectadores. Partido correspondiente a la 23ª jornada del Campeonato Nacional de Liga, Tercera División, grupo VII. Tarde soleada y fría. Césped natural en condiciones mejorables para la práctica del fútbol.

Informó Jorge Morales García. Imagen de Iván Díaz.