Moreno al rescate

22/10/2018
Moreno al rescate

El Rayo B consigue empatar en el descuento contra el San Agustín de Guadalix en un partido muy igualado donde se anotaron hasta seis goles.

Texto de Javier Fernández Sánchez. Imagen de Isabel Plaza Nevado.

Gran encuentro el que pudieron ver los aficionados del Mercadona Stadium, casa del San Agustín de Guadalix de donde el Rayo B consiguió rascar un punto ‘in extremis’ muy valioso. El Filial de la Franja, que venía de hacer un gran partido contra el Atlético Pinto, no se podía fiar del equipo dirigido por Rodolfo Urías, que a pesar de estar en puestos de descenso, empató hace una semana a cero contra el Alcobendas Sport, entonces líder invicto de la clasificación. Esto es la Tercera División y aquí nadie puede confiarse ante nadie.

Comenzó el partido con un San Agustín de Guadalix muy bien plantado, moviendo el balón con dinamismo de lado a lado, ensanchando el campo y generando peligro por las bandas gracias a la profundidad de los laterales y los extremos, en especial de Charly, que acabaría el partido con un gol y dos asistencias. El Rayo B sufría, pues la presión alta de los locales obligaba a la defensa franjirroja a ceder la pelota a Mendi, que no tenía más opción que optar por los pases en largo.

El primer susto llegó en el minuto 18 cuando Charly, después de que el San Agustín de Guadalix consiguiera recuperar el balón, fruto de una formidable presión, remató un centro lateral desde el costado izquierdo que dio en el larguero tras una gran parada de Mendi. No estaba cómodo el Rayo B, que además perdió la posesión del cuero en algunas ocasiones debido a imprecisiones inverosímiles en los pases. Las pocas veces que el Filial de la Franja generó peligro fue con balones largos a la espalda de la zaga local, perseguidos y peleados por “Killer”, el 9 titular del equipo vallecano. No tuvo su día el delantero franjirrojo, que apenas contó con ocasiones, ya que la defensa local estaba bien organizada y el portero Miguelo se encontraba atento, como se pudo comprobar en el minuto 23 de partido, cuando salió del área a despejar un balón que había sido enviado a la espalda de los centrales y a por el que iba con todo el punta vallecano.

Continuaba el partido con el mismo guión hasta que en el minuto 36, tras una buena jugada del Rayo B en el costado derecho, Ángel Algobia recibió un pase a la espalda de los centrales del San Agustín de Guadalix, y definiendo con tranqulidad, anotó el primer tanto del partido. Pero poco duró la alegría para los vallecanos, pues apenas 3 minutos después, Charly empató de cabeza tras un centro de Vivi.

Poco más dio de sí la primera parte hasta que el árbitro señaló el descanso. Los balones a la espalda de las defensas habían sido el denominador común en ambos goles, y todo estaba por decidir.

Si bien la segunda parte fue más igualada, el comienzo de la misma fue prácticamente una extensión del primer tiempo. El San Agustín de Guadalix seguía moviendo la pelota con criterio, generando peligro por las bandas y el Rayo B continuaba sin encontrarse cómodo, cometiendo imprecisiones más que evitables que podían haberle costado algo más que un susto. La defensa vallecana sufría: Palacios con su presión sobre los centrales no hacía más que forzar sus errores, y Charly era un auténtico dolor de cabeza por la banda derecha. De esta forma, en el minuto 57 Palacios remató un centro de Charly, aprovechándose así el cuadro de Rodolfo Urías de un desajuste defensivo del conjunto franjirrojo y adelantándose en el marcador.

Justo cuando mejor parecía estar el equipo local, el Rayo B se rearmó y comenzó a controlar la posesión de la pelota. El cambio definitivo se produjo en el minuto 62 con la doble entrada al campo de Adrián Carrasco y de Sergio Moreno, que sustituyeron a Javi Rubio y a Álvaro Juan respectivamente. Ahora el Rayo B comenzaba a despertar y a desplegar su mejor versión, ensanchando el campo, con más verticalidad y rapidez en las jugadas.

Tan solo 3 minutos después de la doble sustitución, el árbitro señaló una falta cometida por el defensa local Lorente sobre Alberto cercana a la esquina izquierda del área del conjunto local. Carrasco empató el partido gracias a un tiro magnífico, fuerte y colocado a la escuadra derecha, en el que Miguelo no tuvo opción alguna para detenerlo.

Si alguien en este momento del partido pensó que el Rayo B había hecho lo más difícil, Charly le llevaría la contraria y se encumbraría como el mejor jugador del San Agustín de Guadalix. En el minuto 69 de partido, apenas 3 minutos después de que Carrasco consiguiera las tablas, Palacios, en la frontal del área, cedió el balón para Charly que, tras un control, ejecutó un disparo formidable que entró por la escuadra derecha de la portería de Mendi.

No se demoró Luis Cembranos en agotar los tres cambios, pues un minuto después de que el 17 local adelantase de nuevo a su equipo, metió en el campo a Kalvin en sustitución de “Killer”. El Rayo iba a por todas, no había duda alguna. Comenzó a tener más profundidad, a realizar más centros al área rival y atosigar así más al plantel dirigido por Rodolfo Urías.

A partir del minuto 80, justo cuando Charly salió del campo para dar entrada al central Del Val, el dominio del Rayo B se hizo definitivo. El equipo vallecano se encontraba metido en campo del San Agustín de Guadalix tratando de derribar con persistencia la muralla blanca que le impedía conseguir el ansiado empate. Las tornas habían cambiado: ahora era el conjunto local el que optaba por los balones en largo hacia sus delanteros y a la espalda de la defensa las pocas veces que tenía el cuero en su posesión.

La tensión aumentó, y en el minuto 87, el franjirrojo Manu chocó con Miguelo al intentar rematar un centro lateral que el portero había interceptado. En ese momento, el guardameta del San Agustín de Guadalix increpó al jugador del Rayo, y el árbitro tuvo que poner orden.

Con el partido llegando a su fin, el plantel de Luis Cembranos seguía generando peligro, pero hubo que esperar al descuento para que se desatase la alegría visitante.

Moreno fue objeto de una falta en el costado derecho del campo del San Agustín de Guadalix, y Pipe se dispuso a sacarla. Ángel Algobia intentó rematar el centro, pero el balón fue rechazado por la defensa y llegó raso para Moreno, que se encontraba en el borde del área. El “Pichichi” del Rayo disparó a bocajarro y el cuero entró por la base del poste derecho de la portería local, logrando así el 3-3. Tras esta jugada, el árbitro decretó el final del encuentro.

El Filial de la Franja consiguió en San Agustín de Guadalix un punto valioso, por cómo se desarrolló el partido, que le mantiene en la séptima posición a 4 puntos de los puestos de playoff.

FICHA TÉCNICA:

C.F. San Agustín de Guadalix: Miguelo (p.), Cuevas, Lorente, Agus (cap.), Ivo, Koke, Merchán, Charly (Del Val min.80), Herranz (Acha min.83), Vivi, Palacios (Jesús min.71).

No utilizados: Farru (ps.), Rubo, Carlos, Pablo. Entrenador: Rodolfo Urías.

Rayo Vallecano B: Mendi (p.), Luis Aguado, Pipe Sáez (cap.), Kike Hermoso, Martín, Manu Navarro, Javi Rubio (Carrasco m.62), Ángel Algobia, “Killer” Bercedo (Kalvin m.69), Alberto y Álvaro Juan (Sergio Moreno m.62).

No utilizados: Dani Merino (p.s.), Meseguer, Dani García y Migallón. Entrenador: Luis Cembranos.

Árbitro: Alin Giurca. Amonestó a Agus y Lorente en el C.F. San Agustín.

Goles: 0-1, m. 36, Ángel Algobia. 1-1, m. 38, Charly. 2-1, m.57, Palacios. 2-2, m.65, Carrasco. 3-2, m.69, Charly. 3-3, m. 90+3, Sergio Moreno.

Polideportivo Municipal de San Agustín de Guadalix, 200 espectadores. Partido correspondiente a la 9ª jornada del Campeonato Nacional de Liga, Tercera División, grupo VII. Mañana nublada y fría. Césped artificial en buenas condiciones para la práctica del fútbol.

Texto de Javier Fernández Sánchez.