Nadie salió vencedor del caos arbitral

Nadie salió vencedor del caos arbitral

Un superior Rayo B sacó un solo punto (1-1) de un trabado partido contra el Sanse. El colegiado desagradó a ambas partes.

El público que se acercó a la Ciudad Deportiva este domingo para apoyar al Rayo B presenció un espectáculo calificable de cualquier manera excepto “futbolístico”. El filial rayista dominó el partido, pero no pasó del empate ante la UD San Sebastián de los Reyes (1-1) en un encuentro marcado por las polémicas decisiones arbitrales.

Amenazaba tormenta en la tarde dominical, y esta se desató, no en forma de lluvia, sino de tensión en los cuatro costados del verde. Sin embargo, el partido comenzó tranquilo, con el equipo vallecano volcado en busca del primer tanto, pero sin terminar de definir. Fue así la primera media hora. Los quince minutos anteriores al descanso fueron un tuya-mía en el centro de la cancha, ambos equipos intercambiaban balones y patadas mientras sus porteros se quedaban fríos esperando su minuto de gloria. Se llegó al intervalo con un empate a nada que reflejaba a la perfección lo visto en el terreno de juego.

La segunda mitad tuvo todo el entretenimiento del que careció la primera, pero no por el fútbol. Aun con la gente volviendo de la cafetería, en el minuto 50, el Sanse aprovechó la única opción que tuvo para anotar. Uno de nuestros viejos conocidos, el ex del filial de la Franja Dani González “Pichín”, robó un balón en la divisoria de ambos terrenos, echó a correr dejando sentado a Molina, entró en el área y envió un tiro cruzado que perforó la portería de Álex Campos. El equipo de Mateo García abría la lata con su primer y prácticamente único tiro entre los palos.

A raíz del gol visitante, el equipo local se lanzó a buscar el empate, dando una vuelta de tuerca al esfuerzo del primer tiempo. El ansiado tanto parecía haber llegado en el minuto 58, al aprovechar Juancho un pase en profundidad para rematar al fondo de la red. Y como dije antes, “parecía” que llegó el empate, pero lo que le parecía al asistente de Flores Carrasco fue que el delantero rayista estaba en fuera de juego, una apreciación cuanto menos polémica. El gol fue finalmente anulado.

El “golus interruptus” no hizo sino volcar al filial rayista en busca del empate. Se alternaron internadas locales con decisiones arbitrales que desconcertaron tanto a vallecanos como a sanseros. Los de la Matapiñonera se echaron atrás, desbaratando de cualquier manera el ataque rival y esperando su oportunidad a la contra. Así fue hasta que, en el minuto 82, Alexis vio la segunda cartulina amarilla al cometer una falta en su propio campo, la cual sirvió de trampolín para meter el balón en el área del Sanse, y tras varios rebotes, caer en los dominios de Isra, en la frontal y de espaldas a la portería. Poco le importó al delantero rayista, pues definió con una espectacular chilena que se coló en la portería de un sorprendido Kike. Empató el partido el Rayo B, haciéndose algo de justicia respecto al partido que se vio.

Cinco minutos después de la igualada llegó el tiempo de descuento, y con éste la locura definitiva, con un claro protagonista: el árbitro. Ninguno de los presentes estaba satisfecho con la actuación de los colegiados, pero al final del partido estalló la bomba. El sansero Mancebo se borró al protestar con airados aspavientos una falta a favor del Rayo B, lo que le hizo ver su segunda amonestación y dejar a su equipo con nueve. En la jugada resultante se buscó la altura de Romo para tratar de lograr la victoria, y lo hubiera conseguido de no haber sido embestido por Kike. El meta visitante se lanzó cual kamikaze a derribar al artillero venezolano. Inexplicablemente, el trencilla no señaló el punto de penalti. Fue esta la chispa que hizo estallar la tensión acumulada en ambos bandos, provocando una tumultuosa tangana entre jugadores de ambos equipos, tanto de campo como del banquillo, mientras se atendía al portero visitante tras su placaje a Romo. En cuanto se sacó el córner consecuente de la anterior acción, pasados 3 minutos de los 4 añadidos, se decretó el final del partido, momento aprovechado para retomar la tangana donde se quedó. La cosa no pasó a mayores, bien por que chispeaba, bien por no querer hacerse daño. Lo único cierto fue el resultado final. Empate que sabe a poco a un Rayo B que dominó a un Sanse como si se hubieran intercambiado las posiciones en la clasificación. Nadie salió satisfecho de la “City”.

 

FICHA TÉCNICA

Rayo Vallecano B: Álex Campos (p.), Del Valle, Del Pino, Mario (cap.), Molina, Clavería, Iván Bueno, Lozano (Romo m.67), Juancho, Kike (Óscra m.72) y Shafa (Isra m.62).

No utilizados: Lucho (p.s.) y Nico.

UD San Sebastián de los Reyes: Kike (p.), Charli, Felipe, Ramos, Sergio, Arroyo, Moncho (Javi Vicente m.71), Mancebo, Alexis, Dani “Pichín” (Víctor Muñoz m.85) y Seubert (cap., Javi Vicente m.71).

No utilizados: Carlos (p.s.) y Borja.

Árbitro: Sr. Flores Carrasco. Expulsó por doble amonestación a Alexis y Mancebo, ambos del Sanse. Amonestó a Kike, Mario, Iván Bueno, Del Pino, Molina y Clavería en el Rayo B, y a Seubert en el Sanse.

Ciudad Deportiva Fundación Rayo Vallecano. Unos 300 espectadores.

Jorge Morales

Comments are closed.