Partidazo insuficiente

Partidazo insuficiente

El Rayo B se repone del tempranero gol de Nanclares para el Alcalá con un tanto de Carrasco en el segundo tiempo, pero no logra pasar del empate (1-1) en El Val.

Lo único que ha podido decepcionar al público que ha ido al Municipal de El Val es el resultado, pues RSD Alcalá y Rayo B han disputado un partidazo que ha podido llevarse cualquiera y que finalmente acabó en tibias tablas (1-1).

La despejada y cálida tarde primaveral era propicia para que se viese el ambientazo en las gradas del feudo alcalaíno, lejos de la afluencia de tiempos pasados y mejores, pero con pasión y colorido a raudales. Se presentaba el equipo de Luis Cembranos con una convocatoria muy juvenil, en la que volvió al once Pascual por primera vez tras su lesión y repetía como 9 Álex Cano, mientras que en el banquillo esperaban su oportunidad los rapaces Igor Rojo y Aguirre, este último soñando con debutar en Tercera, junto con Morro, Kike, Alberto y un Sergio Moreno que volvía a la lista después de un tiempo ausente.

Ya desde el comienzo se percibía un duelo igualado entre dos equipos ambiciosos y con gusto por el juego de toque y posesión. El Alcalá quiso demostrar quien mandaba en su campo, y muy pronto encontró recompensa. Corría el minuto 8. El extremo ex del Filial de la Franja Gonzalo Merchán inició una internada por el ala izquierda, focalizando en él los esfuerzos de la defensa de tal forma que cuando entró en el área, cedió atrás y al medio de forma sutil para un Nanclares que llegaba solo y en posición franca de tiro, así que nada pudo hacer Dani Merino ante el misil que salió de las botas de otro que vistió la zamarra del Rayo B. La ley del ex se cumplía. Nanclares llevó el jolgorio en el inicio del encuentro a las gradas de El Val, al tiempo que rompía la racha de imbatibilidad del marco franjirrojo, el cual había permanecido intacto en los 6 partidos anteriores, sumando en total 548 minutos sin encajar goles.

Tocaba sacudirse del golpe y buscar la reacción, y ahí empezó el partidazo. El juego estaba abierto, sin un dominador claro y con el balón yendo sin descanso de un área a la otra. El Rayo B hacía más por elaborar jugadas, pero con el nerviosismo que provoca encajar un tanto tempranero, por lo que los esforzados ataques no parecían suficientes para romper la muralla rojilla. Y el Alcalá no se echó atrás tras anotar, más bien todo lo contrario. Supo aguantar los envites visitantes y tuvo oportunidades para ampliar su ventaja.

Pero aunque hubiese cierto dominio local las mejores oportunidades fueron las del posible empate. Se heló la sangre de la hinchada complutense cuando un centro largo de Pipe Sáez se envenenó por un mal despeje del capitán local Gonzalo, obligando al meta Juancho a saltar para echar a córner un balón que se colaba por la escuadra. Después, probaría suerte Ángel Algobia con un disparo desde la frontal que rechazó sin blocar el portero local. Se acabó llegando al descanso con 1-0 para un Alcalá mejor en líneas generales, pero sabiendo el Rayo B que no estaba muerto ni mucho menos. Si los primeros 45 minutos habían ofrecido un partidazo, los siguientes se esperaban trepidantes. Y no defraudaron.

Al salir de vestuarios, parecía que no habría arreón de inicio de segunda parte, pues salían cervantinos y vallecanos con las fuerzas muy igualadas. Puede ser eso lo que motivase a Luis Cembranos a hacer el primer cambio con apenas 7 minutos jugados de segundo tiempo. Cambio puramente ofensivo, pues retiraba al 9, el juvenil Álex Cano, para que tuviera lugar el retorno de Sergio Moreno. Hizo efecto la permuta, pues el Rayo B se vino arriba, puso cerco a la portería rojilla y logró pronto equilibrar la balanza.

Fue en el 56 de partido. Córner desde la derecha que bota Pipe Sáez a la frontal. Lo que parece una volea en semifallo de Manu Navarro en realidad es una asistencia para que Sergio Moreno ensayase un tiro acrobático tras bajarla de pecho. Repelió el disparo Juancho, pero el rebote lo cazó Adrián Carrasco, y ahí ya no hubo más que hablar. Definición fuerte y rasa, inapelable, y pelota a guardar. La cosa iba de ex, pues un delantero con pasado rojillo como Carrasco inició un nuevo partido con el gol del empate, el cual le reafirma como “Pichichi” del Rayo B con 17 dianas en su haber.

Y a partir de aquí, más de media hora a tumba abierta. Pusieron toda la carne en el asador locales y visitantes para tratar de desequilibrar la balanza en su favor. Tras el empate entró Alberto por Meseguer en una declaración de intenciones de Cembranos de ir hacia arriba, y así estuvo cerca el Filial de la Franja de lograr el 1-2 en varias ocasiones, siendo la más clara un centro desde la izquierda del Pipe Sáez preciso al segundo palo, ideal para el remate picado de Javi Rubio, pero el cabezazo del 7 golpeó la red por fuera cuando la comitiva visitante se relamía. Esta ocasión que se le iba al Rayo B daba vida a un Alcalá que se notaba renqueante en lo físico, pues los 2 primeros cambios de Jorge Martín de San Pablo fueron de jugadores que fueron atendidos y se marcharon cojeando del campo. Hablo del goleador Nanclares y de Mani, por quienes entraron Mario y Olmo. Entre medias de estas sustituciones locales, se agotaban las visitantes con la marcha del otro goleador, Carrasco, que le dejó su lugar a un Aguirre que disputaría sus primeros 17 minutos como jugador del Filial de la Franja. 

Con estos cambios se entraba en un tramo final de un partidazo al rojo vivo. Y las siguientes ocasiones fueron, precisamente, para los que vestían de rojo. Los intentos rayistas de jugar tocando y moviendo el cuero daban pie a huecos que aprovechaban los complutenses para hacer internadas peligrosas. Actuó bien Pascual al cortar una carrera en solitario de Timo hacia el área, y fue precisamente Timo el que culminó una internada por la derecha con un chut que repelió Merino no sin apuros. El rebote lo cazó Mario, que probó suerte pero estrelló el tiro en la pierna de Aguado. Sería Mario el que después aprovecharía un error en un despeje visitante para entrar por la izquierda en el área y ceder a la frontal para Merchán, cuyo disparo, en posición inmejorable, se fue por arriba. Emociones fuertes pero el marcador no se movía y el reloj corría, y cuando este marcaba 86 minutos se hacía la última sustitución, yéndose del campo Sergio Del Valle, otro ex del Rayo B, con la ovación general de todo El Val, entrando en su lugar Riki para dar algo de aire a las internadas locales. Pero en el final, las mejores oportunidades fueron vallecanas.

Justo antes de cumplirse el minuto 89, tuvo el voluntarioso Kalvin su oportunidad en un disparo que se fue desviado. Sacó el delegado de campo el cartelón que indicaba 5 minutos de descuento, y sabiendo que era ahora o nunca, se volcó el Rayo B hacia el área local. Cerca estuvo la victoria en el añadido en un centro desde la derecha de Javi Rubio que surcó el área por el aire y llegando al segundo palo, donde aguardaba Aguirre en posición de remate, pero cedió de cabeza al área chica, buscando que la terminase de empujar Sergio Moreno, pero antes de que el navarro pudiese tocar el balón este fue despejado por el central Rafael en la misma línea de gol. Así se esfumaba la última oportunidad franca del encuentro. El pitido final sonó como el de la sirena que anuncia el fin del recreo, pues se estaba disfrutando de un partidazo y no había ganador en un duelo en el que a nadie le valía el empate.

Finalmente, reparto de puntos agridulce para Alcalá y Rayo B después de dejar todo en el campo. Resultado justo por el juego desplegado, pero claramente insuficiente para las aspiraciones de ambos en la clasificación. Mantendrá con este punto el Filial de la Franja la 5ª posición sumando un total de 58 unidades, 5 menos que un Alcobendas Sport que ocupa el 4º lugar y que recibe en la mañana del domingo al 3º, el Móstoles URJC, que ha certificado su plaza de playoff con el empate rayista. El Rayo B que volverá a los terrenos el miércoles 1º de mayo por la mañana, cuando recibirá en la “City” a la AD Parla de Jimeno.

FICHA TÉCNICA

RSD Alcalá: Juancho (p.), Huelves, Navarro, Rafael, Manu, Gonzalo (cap.), Del Valle (Riki m.86), Mani (Olmo m.77), Timo, Nanclares (Mario m.68) y Merchán.

No utilizados: Zhang Yuling (p.s), Nacho, Berlanas e Ilan. Entrenador: Jorge Martín de San Pablo.

Rayo Vallecano B: Dani Merino (p.), Luis Aguado, Pipe Sáez (cap.), Meseguer (Alberto m.59), Pascual, Manu Navarro, Javi Rubio, Ángel Algobia, Cano (Sergio Moreno m.52), Kalvin y Carrasco (Aguirre m.73)

No utilizados: Morro (p.s.), Kike Hermoso, Guille Nieto e Igor. Entrenador: Luis Cembranos.

Árbitro: Sr. Barranquero Sánchez. Amonestó a Huelves, Merchán y Juancho en el Alcalá y a Sergio Moreno en el Rayo B.

Goles: 1-0, m.8, Nanclares. 1-1, m.56, Carrasco.

Estadio Municipal El Val, unos 500 espectadores. Partido correspondiente a la 35ª jornada del Campeonato Nacional de Liga, Tercera División, grupo VII. Tarde soleada y cálida. Césped natural en buenas condiciones para la práctica del fútbol. Antes del partido se homenajeó al Alcalá Cadete A por ascender de categoría y se guardó un minuto de silencio en memoria de Amaro, abuelo del jugador y capitán del Alcalá Gonzalo.

Informó Jorge Morales García. Imagen de Iván Díaz.