Sobrecalentamiento

Sobrecalentamiento

El Rayo B empató en la “City” ante el Alcalá (1-1) un partido que empezó perdiendo, igualó con gol de Marc y acabó mereciendo ganar en la segunda parte.

Empezó bonito y vistoso y acabó trabado y feo el partido que jugaron Rayo B y RSD Alcalá en la tarde dominical en la “City”, el cual se saldó con empate (1-1) y la sensación de que los locales merecieron algo más.

Los Bolsonaros y Trumps de turno aun negarían la evidencia con el sol de justicia que caía sobre Vallecas a las 16 horas de un 6 de octubre, hora prevista para que arrancase el enfrentamiento entre dos equipos con gusto por jugar pero a quienes los resultados no respondían. Por si no hacía suficiente calor, la hinchada vallecana dio colorido de tifo y bengalas en los prolegómenos del encuentro, amén de animar durante el mismo. En el campo, caras nuevas en el once de Ángel Dongil (en cuya convocatoria había 17 jugadores cuando se pueden disponer de hasta 18), que alineó bajo palos a un Dani Merino recién llegado de Elche, a Ruby Atuse completando la terna de centrales con Jorge Moreno y Arratia y a Marc por primera vez de inicio en el ataque franjirrojo.

Empezó el encuentro bajo el calor vallecano en un campo 4 donde lo que más sombra da son los tractores que ocupan el lugar de la antigua gradilla. Cuando aun no estaba todo el mundo colocado, golpearon los visitantes. Una pugna por un balón aéreo junto al costado izquierdo del área rayista terminó con el balón en poder del ataque del Alcalá tras un posible forcejeo. La posición era propicia para dar el pase de la muerte a la pequeña, donde acudió Mario para rematar por bajo y superar a Dani Merino. Con apenas 5 minutos transcurridos, el partido se puso cuesta arriba para el Filial de la Franja.

Pese a la dureza del golpe prematuramente encajado, salieron los vallecanos a buscar la reacción. Para ello tenían muy clara la fórmula: movimientos rápidos de balón al toque para buscar huecos y superioridades que les permitan llegar al área rival. Fue constante el asedio al campo visitante salvo por una contra que, salvo una falta suicida del central, sería el 0-2. El forcejeo lo hizo Jorge Moreno, y el colegiado decidió aplicar la ventaja porque llegaba un atacante complutense en apoyo de su compañero derribado, y finalmente no pasó de ahí. Volviendo al asedio rayista, fueron 15 minutos de acercamientos infortunados y un racimo de córners que no pudieron convertirse hasta que el cántaro se acabó por romper.

Se cumplió el minuto 20 durante la acción clave. La internada llegó por el costado derecho. Aguirre trató de meter un centro que volvió a sus pies rebotado y ganando la línea de fondo. Ahí se propició la rotura en la zaga rival que permitió a Aguirre meter el pase atrás, un pase de la muerte calcado al del gol alcalaíno, que dejó descolocado al meta Aarón y teniendo Marc Echarri la portería a su merced para empujarla y provocar el grito de la hinchada local. 1-1 antes de cumplirse la cuarta parte inicial del partido y tercer gol para un Marc utilizado sobre todo de revulsivo que respondió como titular con su tercer tanto del campeonato, el cual le hace empatar con Cano como “Pichichi” del Rayo B.

Volviendo a haber igualdad en el marcador de la “City”, el cual funcionó por primera vez en un partido del Filial de la Franja en años, se vieron los mejores instantes de fútbol de ambos conjuntos. Con una pausa al cumplirse la media hora para el “cooling break” (sí, en octubre), el juego se desarrolló vivo y vibrante, en gran parte porque fue cuando el Alcalá también quiso jugar. Hasta el tanto del empate era el Rayo B el que llevaba la voz cantante, pero después los de Jorge Martín de San Pablo salieron a tratar de ganarles a su propio juego. El balón corría y ningún equipo se dejaba nada en el tintero, dando lugar a ciertos momentos de tensión que le daban aun más calor a  un ya vibrante partido. Llegando al descanso, el empate hacía justicia a los méritos de ambos cuadros, y el fútbol desplegado hizo ilusionarse al respetable con una segunda parte que no fue ni mucho menos tan vistosa.

La segunda parte comenzó, además de tarde, con el Rayo B buscando con insistencia el área de un Alcalá que ya no buscaba tanto el balón y quedaba agazapado atrás. Una vez más la insistencia ofensiva del Filial de la Franja se encontraba con un muro defensivo casi inexpugnable. Al planteamiento conservador de los visitantes se unieron, al estar cerca el minuto 60, las entradas de Hervías y Fran Pastor para correr en las contras visitantes. Después de la doble incorporación, el juego se volvió trabado, y ahí los complutenses supieron jugar sus bazas para conservar el empate. Rara era la jugada en la que no había un jugador de azul quejándose de un calambre en las piernas, o cuando había encontronazos venían acompañados de alguna palabra más alta que la otra.

El Filial de la Franja quiso mantener el ritmo de ataque, tratando de buscar el hueco en el área para ensayar el disparo. Lo intentaron desde mil posiciones Marc, Cano, Aguirre, Alberto, Ángel, Xian, Javi Rubio… Pero ningún tiro acertaba en el objetivo. El paso de los minutos iba haciendo mella en los jugadores locales, y después del “cooling break” que anunciaba la entrada en el cuarto de hora final, el partido terminó por derrumbarse. Los esfuerzos ofensivos rayistas eran cada vez menos ofensivos, a la vez que el “otro fútbol” visitante se hacía más latente y descarado. El resultado de aquello fue que los jóvenes futbolístas vallecanos cayeron en la trampa de sus veteranos rivales, entrando al trapo en rifirrafes en los que no tenían nada que hacer y acabando con la cabeza fuera del partido. Trató aun así Dongil de mantener al equipo centrado y al ataque, ingresando en el 80 a los dos jugadores ofensivos que tenía en el banquillo, Diego y Nacho Fariña, por Cano y Ángel Algobia respectivamente. Aun con los refuerzos, el plan visitante había funcionado, y tras casi 40 minutos sin apenas salir del medio campo, por poco los puntos no volaron de Vallecas.

De hecho, en el primer ataque del Alcalá en la segunda parte, la bola traspasó la línea de gol de la portería de Merino tras una jugada embarullada en el área chica. Eso sí, el colegiado con una seguridad y claridad aplastantes anuló ipso-facto el tanto al apreciar que el balón fue introducido en la red con la mano por Rafael, el central que había subido a rematar una falta. Las enérgicas protestas resonaron en el bando cervantino, añadiéndose su entrenador a los 6 jugadores de su equipo que vieron la amarilla. Se llegó a los 90, pasaron los 4 minutos de descuento y pese a que los méritos de unos y otros, el partido acabó en el área rayista, en un córner en cuyo despeje se llegó a reclamar penalti, pero no daba lugar a protesta alguna.

Final y tablas. Todos acalorados y nadie contento. Partido que empezó bonito y acabó tenso dentro y fuera del pasto artificial. Finalmente se repartieron los puntos Rayo B y Alcalá, pero es justo decir que el Filial de la Franja fue el equipo que quiso jugar desde el principio hasta el final. Suman los vallecanos 8 puntos que le dejan en 11ª posición. Se vienen ahora dos salidas seguidas y complicadas para los chicos de Ángel Dongil, la primera frente a un Trival Valderas que llega líder, en racha y en campo “neutral” por obras en la Canaleja.

FICHA TÉCNICA

Rayo Vallecano B: Dani Merino (p.), Javi Rubio, Xian, Ruby Atuse, Jorge Moreno, Arratia, Aguirre, Ángel Algobia (cap., Nacho Fariña m.82), Cano (Diego m.80 y Marc.

No utilizados: Luis Martínez (p.s.), Samuel, Luis Aguado y Meseguer. Entrenador: Ángel Dongil.

RSD Alcalá: Aarón (p.), Huelves (Maikel m.81), Benítez (cap.), Rafel, Gonzalo, Mario (Hervías m.58), Dani Ponce (Fran Pastor m.58), Nanclares, Castiella, Manu y Saballs.

No utilizados: Juancho (p.s.), Alamancos, Fiel y Luis Pareja. Entrenador: Jorge Martín de San Pablo.

Árbitro: Sr. González Oliva. Amonestó a Aguirre y Javi Rubio en el Rayo B y a Gonzalo, Benítez, Huelves, Saballs, Rafael y Nanclares en el Alcalá, así como al entrenador del Alcalá Jorge Martín de San Pablo.

Goles: 0-1, m.5, Mario. 1-1, m.20, Marc.

Ciudad Deportiva Fundación Rayo Vallecano, unos 350 espectadores. Partido correspondiente a la 7ª jornada del Campeonato Nacional de Liga, Tercera División, grupo VII. Tarde soleada y calurosa. Césped artificial en buenas condiciones para la práctica del fútbol.

Informó Jorge Morales García. Imagen de Iván Díaz.