Victoria tan sufrida como merecida

Victoria tan sufrida como merecida

Con goles de Diego y Marc, el Rayo B logró ante el Torrejón su primera victoria en casa (2-1) en un partido en el que dominó y pasó apuros.

A la segunda fue la vencida. El Rayo B logró por fin su primera victoria del curso en la “City”, en un partido en el que dominó al AD Torrejón, pero acabó sudando para llevarse los puntos.

Típica mañana de entretiempo en Vallecas, alternándose nubes y claros, sin hacer ni frío ni calor y con un viento notable soplando a los aficionados que se acercaron a ver el “duelo de franjas” de Tercera. Ángel Dongil metió novedades en su once, como el trivote con Ángel, Arratia y Diego y el debut bajo los palos de Josete en liga, dado que aunque Dani Merino estaba disponible, fue suplente en su regreso tras la lesión, trance por el que está pasando ahora Miguel Morro y que le tendrá alejado de los terrenos de juego al menos una semana más.

Desde el principio quiso el Filial de la Franja llevar la iniciativa del encuentro. Apenas tardaron los vallecanos 2 minutos en tener la primera ocasión en un centro raso que trató de embocar Cano pero que se fue por encima de la escuadra. Tras esto, hubo unos minutos de juego accidentado y de discrepancias arbitrales, pues decidió el colegiado que la primera pugna aérea en medio campo fuese amarilla para el rayista Diego y que, sin embargo, una flagrante entrada sobre Álvaro Juan en el área chica no fuese sancionada como el penalti clamoroso que era. Acciones y decisiones que podrían sacar a cualquiera del partido, pero los de Vallecas seguían a lo suyo.

Durante la media hora inicial el juego se desarrolló casi por completo en la mitad de campo visitante. Quería el Rayo B dar el primer paso hacia la victoria con posesiones largas y movimientos rápidos para generar huecos en la seria y bien pertrechada zaga del Torrejón. No se dejaban nada en el tintero los visitantes a la hora de pelear por la pelota y despejar el peligro, al igual que los de Dongil no se amedrentaban por la contundencia de los de “Joselu” Sánchez, e incluso les ahogaban con la presión adelantada. Fruto de esto último fue una gran ocasión que fabricó Álvaro Juan al robar el balón en zona de tres cuartos e ingresar con el por el margen izquierdo del área para servirlo raso a centímetros de la línea de gol, pero cuando venía con todo Cano para fusilarla apareció el central Eloy para salvar el peligro de un patadón a seguir. No terminaba de encontrar el cuadro local la tan ansiada recompensa.

Entrando en el tramo final de la primera parte se abrió un poco más el juego. El Rayo B seguía llegando con peligro, habiendo ocasiones para Jorge Moreno en un remate picado de córner y Cano con una volea en la frontal que blocó Sempere. El Torrejón se aventuró a tirar alguna internada en campo local que no llegó a inquietar realmente la portería de Josete. Además, tendrían un contratiempo los visitantes en forma de lesión de su delantero Izan, quien tuvo que ser sustituido en el 42 por Pablo. Se llegó al descanso con el marcador inicial y la sensación de que el Filial de la Franja apretaba pero no ahogaba. Claramente, no bastaba con merecer la victoria, había que rematar la faena.

Lo que fue imposible en los 45 minutos iniciales se consiguió en apenas 3 minutos de segunda parte. Contra que lanzó Cano por el costado izquierdo, sirviendo a Álvaro Juan para que se plantase en el área y frente a Sempere. Reaccionó bien el portero, desviando el tiro y dejando el cuero muerto en la frontal. Lo reciclaría Aguirre para dejárselo a Diego dentro del área. El 10 controló, se perfiló, apuntó, disparó y convirtió con una gran definición al palo derecho que tanto el portero como los defensas visitantes solo pudieron contemplar. Abría la lata Diego con su primer gol de la temporada, el que necesitaba el Rayo B para ir a por la ansiada victoria.

Tras el tanto, fue a por más el Filial de la Franja, buscando el tanto que terminase de decantar la balanza a su favor. La tuvo de muchas maneras, pero no parecía querer llegar. La más clara, una cabalgada de un imperial Mesguer hacia el interior del área que fue cortada en seco por Edu con una zancadilla. Esta vez sí, el árbitro señaló la pena máxima. Se preparó para definir desde los once metros el capitán Ángel Algobia. Siguió el 8 rayista la teoría al pie de la letra, ajustado y al palo. Pero demasiado, tal vez. Tanto es así que el palo izquierdo de Sempere escupió el balón de vuelta al campo, negándole a Ángel el 2-0 y prácticamente la sentencia del partido. Se dejó escapar la oportunidad, dando aire a los de rojo y franja blanca. Y en Tercera no se puede dar a nadie por muerto.

Entrando en la media hora final ingresaba Alberto por un esforzado Aguirre como primer cambio de Dongil, buscando así tener el control de un balón que cada vez tenía más el Torrejón, llegando a tener acercamientos como los del final del primer tiempo, sin llegar a inquietar. Así fue hasta el minuto 68, cuando el partido dio un vuelco. Buscó un balón que sobrevolaba el área local el corpulento Eloy, saltando por delante de él Jorge Moreno y acabando el visitante en el suelo. Ignoramos que criterio siguió el árbitro, pero una acción en la que la falta era cuestionable acabó siendo penalti para el Torrejón. Acomodó el balón en el punto fatídico Roberto Izquierdo. Le adivinó las intenciones Josete lanzándose a su lado derecho, donde fue el balón. Sin embargo el tiro fue bastante ajustado a la base del palo, imposible de atajar. De la nada, sin haber tirado a puerta hasta la pena máxima. el cuadro visitante se encontraba empatando a un tanto un partido que podía ir perdiendo perfectamente por goleada. Duro golpe para un Rayo B que se sabía superior y al que le quedaban 20 minutos para ir a por la victoria.

Fueron apenas 9 minutos de partido abierto e inquietudes, en los que el Filial de la Franja no encontraba el juego que le había hecho dueño y señor del encuentro y el Torrejón se venía arriba con la oportunidad que tenía ante sí. Pero al final, el fútbol quiso hacer justicia a favor de los locales, en los cuales había ingresado Marc Echarri por el goleador Diego para tener más presencia ofensiva. Sustitución talismán. Inició la jugada clave Ángel conduciendo por el medio y abriendo a la izquierda, al desmarque hacia el córner de Cano. Controló el 9, quien cual funambulista con prisas corrió por la línea de fondo e ingresó en el área, mientras veía la maraña de piernas que se estaban apelotonando junto al primer palo. Ahí puso el balón Cano, encontrando el interior de la bota de Marc, que la alojó ipso-facto en la portería junto a la cepa del poste, ante la tardía y fútil reacción de Sempere y la mezcla de sorpresa y alegría en el grito de gol de sus compañeros. Como en San Fernando, la primera pelota que tocó Marc fue adentro y, aunque aquella vez fue más holgada, significó la victoria final. Segundo gol de Echarri en la liga, ambos saliendo como revulsivo desde el banquillo.

Con los 4 minutos que se acabarían descontando, hubo un cuarto de hora largo en el que el Torrejón fue a tumba abierta en busca del empate. Para terminar de amarrar la victoria, Dongil retiró a un gran Álvaro Juan (tremendo arranque de curso del 11) para meter a Nacho Fariña, quien tenía la función de hacer de muro de contención en la medular. Los de Joselu, en su lucha por no irse de vacío de Vallecas, intimidaron más por presencia en campo rival que por contundencia en las pocas definiciones de las que dispusieron. El Filial de la Franja luchaba contra el vértigo para mantener el balón lejos de su área, e incluso dispuso de una gran ocasión para finiquitar el encuentro en un mano a mano entre Cano y Sempere, pero la definición del 9 se perdió cerca de la base del segundo poste. El público contenía el aliento, pero finalmente respiró con el pitido final.

Siendo mejor, sabiendo sufrir y sobreponerse a las adversidades y a un serio rival, logró el Rayo B la primera victoria en casa de la temporada. Se corta de la mejor manera la racha de dos caídas consecutivas para los de Dongil, que saldrán reforzados seguramente de un partido típico de Tercera. Con estos 3 puntos, suma el Filial de la Franja 7 que le ponen en 8ª posición, a 3 unidades de distancia tanto de playoff como del descenso. Quieren los vallecanos mirar hacia arriba y seguir sumando en la próxima jornada en la siempre difícil Ciudad Deportiva Boetticher, hogar del Villaverde San Andrés.

FICHA TÉCNICA

Rayo Vallecano B: Josete (p.), Javi Rubio, Meseguer, Luis Aguado, Jorge Moreno, Arratia, Aguirre (Alberto m.63), Ángel Algobia (cap.), Cano, Diego (Marc m.75) y Álvaro Juan (Fariña m.83).

No utilizados: Dani Merino (p.s.), Ruby, Xian y Javi Luna. Entrenador: Ángel Dongil.

AD Torrejón CF: Sempere (p.), Toño, Ro, Eloy, Edu (Dimas m.54), Conte (Dani Hernández m.75), Dani López, David, Cubas, Izan (Pablo m.42) y Roberto Izquierdo (cap.).

No utilizados: Rafa (p.s.), Dani García, Ikbal y Yepes. Entrenador: “Joselu” Sánchez.

Árbitro: Sr. Parra González. Amonestó a Diego, Meseguer y Ángel Algobia en el Rayo B y a Cubas, Ro y Dimas en el Torrejón.

Goles: 1-0, m.48, Diego. 1-1, m.69, Roberto Izquierdo de penalti. 2-1, m.78, Marc.

Ciudad Deportiva Fundación Rayo Vallecano, unos 200 espectadores. Partido correspondiente a la 5ª jornada del Campeonato Nacional de Liga, Tercera División, grupo VII. Mañana ventosa de nubes y claros. Césped artificial en buenas condiciones para la práctica del fútbol.

Informó Jorge Morales García. Imagen de Iván Díaz.