Derrota por acumulación de desgracias

Derrota por acumulación de desgracias

Pese a adelantarse con un golazo de falta de Joni, el Rayo B cayó en su visita al Leganés B (2-1) en un partido en el que acabó con 10 jugadores.

Cuando se suceden tantas desgracias, nada sale. El Rayo B perdió frente a un Leganés B que remontó el partido casi sin querer y manejó bien su ventaja (2-1).

La mañana nublada y fría contrastaba con la alegría de la entidad pepinera ante el estreno de su filial en su flamante nuevo campo anexo a Butarque. Como suele pasar, el partido comenzó muy igualado, aunque pasados 10 minutos se veía que el Filial de la Franja tenía más ambición, llegando más al área de su rival y acabando muchas ocasiones en saque de esquina, pero sin terminar de acertar a puerta. El dominio rayista se vio recompensado al minuto 17, en una falta a pulgadas de la línea del borde del área local que se encargaría de transformar Joni Montiel con un zurdazo inalcanzable para el portero Dar que superó la barrera y terminó al fondo de la red. Parecía que por fin la racha de desgracias de los de Vallecas podría acabar en Leganés. Parecía.

La reacción leganera al tanto encajado no fue tan fuerte como se esperaba, pues apenas daba sensación de crear peligro, y la sensación era de dominio del cuadro vallecano. Aun así, sin llegar a pasar 10 minutos del gol, llegó el empate del Lega B, en su primera jugada combinativa del partido, en un pase al punto de penal a Iu Ranera que Akieme toca ligeramente, el balón rebota en el pie del centrocampista pepinero y se cuela mansamente en el arco. De rebote anotó el empate Ranera, aunque el acta arbitral diga que fue gol en propia meta de su marcador, Chica. Jarro de agua fría para un Rayo B que gozó hasta ese momento de una merecida ventaja.

El resto del primer tiempo fue una repetición de la dinámica vista hasta el momento: el juego lo elaboraba el equipo de Juanvi Peinado, con sucesivas llegadas que no veían puerta, mientras que los de Rober Sánchez esperaban su oportunidad algo agazapados atrás pero sin terminar de encerrarse. Todo el mundo firmaba que al descanso se llegaría con 1-1, pero cuando quedaban segundos para cumplirse el 45, controlaba el balón Marcos en zona de tres cuartos rayista y algo escorado a la banda izquierda, y se atrevió a lanzar desde esa posición un zapatazo cuya intención no se sabía si era de pase o disparo, pero que iba a gol, y que Lucho, que parecía tenerlo todo a favor para atrapar el esférico, no bloca, y que acaba dentro de la portería. Apenas se sacó de centro, se decretó el descanso. Gol psicológico que completaba una inesperada remontada local al filo de una primera parte que el Rayo B acabó perdiendo inmerecidamente por un par de desgracias.

Con la necesidad apretando, el Filal de la Franja comenzó fuerte la segunda mitad, con varias ocasiones de gol en los primeros instantes. Tras estos primeros arreones, poco a poco se volvió a la dinámica del primer periodo, si bien el Lega B aprovechaba bien los huecos para generar acciones de verdadero peligro que obligaron a Lucho a dar lo mejor de sí para evitar la sentencia.

Si la remontada era una empresa difícil para el cuadro vallecano, se pondría aun más cuesta arriba en el minuto 65, cuando Fran Beltrán, que había sido amonestado nada más comenzar el segundo tiempo, vio la segunda amarilla por una falta leve en campo local, aunque eso sí, muy protestada por el joven mediocampista. Se quedaba el Rayo B con 10 con esta rigurosa decisión arbitral, que no sería la única que protestasen los visitantes, pues minutos después Ontiveros cayó en el área chica ante dos defensores cuando trataba de disparar a gol. Posible penalti que no se señaló, y aun quedaba más polémica por venir.

Estando en inferioridad numérica y con el reloj corriendo en su contra, el equipo rayista dejó de lado las elaboraciones y apostó por los balones largos a Ontiveros, Villacañas y a los después incorporados Merchán, Raúl Hernández y Zarko. Los pases llegaban, los receptores casi nunca estaban en fuera de juego, pero el rápido repliegue defensivo de los leganeros hacía muy difícil la finalización. Hasta el final lo intentó el Rayo B, con todo y de todas las formas posibles, y en el último estertor del Filial de la Franja en busca del empate el balón le llegó a Chica dentro del área pepinera, y llegó por detrás Imanol a pugnarle el balón, con la posición ganada por el central rayista que se fue al suelo luego de contactar con él el medio local. Lo que parecía un penalti claro en el último minuto de los 4 de descuento acabó siendo amarilla por fingir para el defensor visitante y tiro libre indirecto para el Lega B, que ya se sabía vencedor tras esa acción.

Muchas desgracias se juntaron para evitar que el Rayo B sacase algo del nuevo campo anexo a Butarque. Tercera derrota consecutiva del Filial de la Franja que se queda ya a 3 puntos de la salvación.

 

FICHA TÉCNICA

CD Leganés B: Dar (p.), Gallardo, Molina, Urri, Marcos, Iu Ranera, Imanol, Sáiz (Raúl m.59), Chiki (cap., Bakr m.70), Sergio y Moussa (Tapia m.83).

No utilizados: Figueroa (p.s.) y José. Entrenador: Rober Sánchez.

Rayo Vallecano B: Lucho (p.), Raúl Espinosa (cap.), Akieme, Chica, Dani Ramos, Fran Beltrán, Villacañas (Merchán m.69), Kike (Zarko m.83), Ontiveros, Joni Montiel (Raúl Hernández m.78) y Juancho.

No utilizados: Alberto “Chino” (p.s.) y Del Valle. Entrenador: Juanvi Peinado.

Árbitro: Sr. Sánchez Mateos. Expulsó por doble amonestación a Fran Beltrán, del Rayo B. Amonestó a Marcos en el Leganés B y a Chica en el Rayo B.

Goles: 0-1, m.17, Joni Montiel. 1-1, m.26, Iu Ranera. 2-1, m.44, Marcos.

Campo Anexo al Estadio Municipal de Butarque, unos 200 espectadores. Partido correspondiente a la 27ª jornada del Campeonato Nacional de Liga, Tercera División, grupo VII. Mañana nubosa y fría. Césped artificial en perfectas condiciones para la práctica del fútbol.

Informó Jorge Morales García. Imagen de Iván Díaz.