Despiste y puntos que vuelan

Despiste y puntos que vuelan

Un error en la primera jugada hace que el Rayo B conceda el empate en la reanudación del partido suspendido en Santa Ana (1-1).

Dice el tópico que al fútbol se debe jugar al 110% durante todo el partido. Y esto se aplica hasta si empieza un día y acaba más de un mes después. Un fatal despiste en la primerísima acción de la reanudación hizo que el Rayo B perdiera la ventaja obtenida frente al Santa Ana antes de la suspensión y que finalmente tuviera que firmar las tablas (1-1).

La noche de Fuencarral, aun siendo agradable, era desapacible para ver once minutos y el descuento de un partido suspendido hacía más de un mes por una fuerte nevada que tapaba las líneas. Ahora, con la hierba natural despejada y rápida tras días de lluvia y regadío, había que acabar lo empezado. Tanto Pablo Bueno como Luis Cembranos presentaron convocatorias con ligeras modificaciones con respecto a la de aquel día. En el Filial de la Franja, por ejemplo, jugaron Mario Hernández, Pipe Sáez y Raúl Hernández, que no entraron en la convocatoria para la jornada de la nieve, o Bolaños, que ocupó banquillo en aquella ocasión.

Se hizo hincapié desde que salió la fecha de reanudación que el juego se pondría en marcha tal y como estaba al pararse: con saque de banda para el Santa Ana en su costado izquierdo pegado al banderín de córner en campo del Rayo B. Y fue ahí, en la primerísima jugada, donde sucedió la trágica acción que marcaría este mini-partido. Sirvieron de lateral los de amarillo y azul directamente al corazón del área chica, bota sin que nadie la toque, y lo que parecía un balón fácil para Lucho se convirtió en una pesadilla para el arquero colombiano, que lejos de atajar el cuero lo acercó más a la linea, donde acabó empujándola Luis Mayor para alegría de la reducida afición local. Un despiste fatal de una defensa pasiva y de un portero que falló en el peor momento (y al cual el acta le otorga el gol como anotado en propia puerta) hizo que se volatilizará la ventaja que traía el Filial de la Franja de antes de la suspensión y que, ahora sí, se jugase un partidillo de 10 minutos.

Tras el tanto encajado, lo que vino fue un constante intento de ataque del Rayo B, principalmente con balones largos hacia el campo rival, y que casi todos eran repelidos y despejados por la defensa del Santa Ana. Para acumular más efectivos arriba, Luis Cembranos dio entrada a Villacañas en lugar de Dani García. Se estrechaba el cerco contra el área local, pero no había forma. Dos corners seguidos y una falta alta de Pipe Sáez fueron las mejores oportunidades de tratar de hacer daño a un Santa Ana que firmaba el recién conseguido empate como un triunfo y que, salvo esporádicas contras, apenas pisó más allá de zona de tres cuartos visitante.

Se acercaba el minuto 11 de la reanudación, esto es, el 90 en el global, y surgió el lío. Después de advertir verbalmente a Mani, la colegiada cumplió su promesa y amonestó al número 8 local. ¿Cómo surgió la confusión? Pues que antes de la suspensión ya había amonestado a quien llevaba la camiseta amarilla y azul número 8, que aquel día era Chozas y que ahora no estaba ni convocado. El caso es que en los apuntes de la árbitra solo debía figurar que había amonestado al número 8, así que, pensando que era la segunda amarilla, le mostró la roja ante la estupefacción de unos y otros. Hubo que esperar 3 minutos de embrollo y gritos de uno y otro banquillo para que la trencilla fuese consciente de su error y revirtiera su decisión. Fue entonces cuando el cartelón del delegado anunciaba 3 minutos de prolongación en los cuales la emoción por ver si se rompía el empate no se vería saciada.

Acabaron los 11 minutos que faltaban, e incluso alguno más, y el resultado era de 1-1. Volaron 2 puntos cruciales para el Rayo B por un despiste en el mismo comienzo de la reanudación del partido. Ahora que ya se igualaron los partidos jugados, el Filial de la Franja es el 4º clasificado con 49 puntos, a uno del 3º, el Alcalá, y con uno de ventaja que le separa del Pozuelo, 5º en la tabla y principal amenaza para la posición de playoff de los vallecanos. Próxima parada, El Álamo este domingo.

FICHA TÉCNICA

DAV Santa Ana: Iván Oviedo (p.), Antonio, Mérida, Palín, Álex, Txirla, Alvarito, Mani, Guille (cap.), Sánchez y Luis Mayor.

No utilizados: Nacho (p.s.), Rati y Camarero. Entrenador: Pablo Bueno.

Rayo Vallecano B: Lucho, Mario Hernández, Dani Ramos, Kike Hermoso, Villalón, Dani García (Villacañas m.82), Raúl Hernández (cap.), Hornero, Bolaños, Carrasco y Pipe Sáez.

No utilizados: Alberto “Chino” (p.s.), Paco Puertas, Iván Amores y Filipe. Entrenador: Luis Cembranos.

Árbitra: Sra Contreras Patiño. Amonestó a Mani en el Santa Ana.

Goles: 0-1, m.76 (antes de la suspensión), Carrasco. 1-1, m.79, Luis Mayor.

Polideportivo Santa Ana, unos 20 espectadores. Partido correspondiente a la 22ª jornada del Campeonato Nacional de Liga, Tercera División, grupo VII. Noche fría y despejada. Césped natural en buenas condiciones para la práctica del fútbol.

Texto e imagen de Jorge Morales García.