Efectividad y solidaridad ante la necesidad

03/03/2019
Efectividad y solidaridad ante la necesidad

Mañana de goles y buen fútbol la que nos ha dedicado el Rayo Vallecano de Liga Nacional Juvenil. Los franjirrojos han vencido con cierta solvencia a un rival nada sencillo, el Atlético Madrileño.

Cuando un equipo se encuentra en el vagón de cola de la clasificación, si buscamos dos variables necesarias para salir de esa zona baja a mí solo se me ocurren dos; por un lado la suerte y por otro lado la actitud de sus protagonistas. A la primera le otorgo un 1% y a la segunda, el 99% restante. La suerte solo la encuentra el que la busca con fe, y si no hay un trabajo detrás, jamás serás capaz de alcanzarla.

Entre la infinidad de críticas que se hacen en redes sociales en los post partidos del primer equipo del Rayo Vallecano, muchos coinciden (entre los que me cuento) en que al equipo le falta alma, le falta afrontar la situación con otra actitud, salir a morder desde el minuto uno de partido. Todo esto se lo hemos visto esta misma mañana a otro equipo de la Franja que tiene la misma necesidad imperiosa de sumar de tres en tres en su liga. Me refiero al Juvenil “B” de Toni Paredes que recibía al Atlético Madrileño, sexto clasificado en la tabla y que cuenta con una serie de jugadores muy interesantes.

A priori, un rival poco propicio para firmar el inicio de la remontada liguera. Pero los pronósticos están para romperlos y, esta mañana, nuestros jugadores rompían pronósticos, el esférico y la red de las porterías del campo cuatro de la Ciudad Deportiva.

Con la baja de Esteban, el míster franjirrojo, iba a jugar con Gonzalo de único punta con Luis muy cerquita de él jugando con libertad entre líneas y con dos puñales por banda, Javi Luna y Sergio Pita. Dando equilibrio al equipo como pareja de mediocentros Nacho y el capitán Aarón. En la retaguardia, los ya habituales, Mario en portería, con Mario y Rober por bandas y Álex y Tonino en el centro de la defensa. Estos dos últimos tenían la difícil misión de anular a Aitor, ex del Rayo.

El inicio del partido iba a dejar a un Atlético Madrileño tratando de llevar el control del partido, con centros al área local que apenas inquietaron a Mario. En cada centro se podían intuir los ligeros nervios que podía tener el cuadro rayista a la hora de despejar estos balones, fruto de la situación delicada en la que se encuentran. Pero estos posibles nervios se esfumaron de un plumazo cuando Nacho (ojo a este mediocentro, juvenil de primer año) filtraba un pase perfecto al espacio para Sergio Pita que no iba a desaprovechar para poner el primer gol en el marcador con un disparo al palo largo ante la salida del guardameta rojiblanco.

Poco más de cinco minutos se habían jugado y el Rayo Vallecano ya mandaba en el partido. Acto seguido, una buena incursión en el carril diestro por parte del lateral Mario iba a terminar en un gran centro al segundo palo donde Aarón cruzaba el balón de cabeza para hacer el segundo gol del equipo y el primero en su cuenta particular.

Se habían disputado menos de diez minutos de juego con dos llegadas peligrosas y dos goles en el casillero rayista. Máxima efectividad franjirroja que dejaba bastante tocado a un conjunto colchonero que veía como un Rayo muy enchufado empezaba a encarrilar el partido. Era tal el desconcierto visitante que en un balón que trató de sacar jugado, Sergio Pita demostró tener más fe y más hambre que ninguno y tras porfiar por dicho balón, se lo llevó para encarar al guardameta atlético y finalizar estupendamente en el mano a mano. Segundo gol para Pita que en ataque estaba siendo el jugador más destacado del partido y en defensa estaba ofreciendo muchas ayudas a su compañero Mario.

Con el tercer gol del Rayo Vallecano tampoco llegó la reacción de los rojiblancos (hoy de azul) que contaban con la única baza ofensiva de Aitor Villar, demasiado desasistido durante todo el partido. Por contra, las bandas del Rayo eran dos balas, con el ya mencionado Pita y Javi Luna sumándose una y otra vez al ataque e intentando ganar la línea de fondo. En una de esas múltiples internadas por el carril zurdo, Luna se animaría con el disparo, desviando con la yema de los dedos el portero rojiblanco, pero en el segundo palo llegaba Aarón, como si del nueve más oportunista del mundo se tratara, para hacer su segundo gol y poner el cuatro a cero. Antes de que el colegiado decretara el final de la primera mitad, aún iba a tener Pita la oportunidad de hacer el quinto gol, pero su potente disparo se estrellaría contra el travesaño de la meta colchonera.

Con este resultado se iba a llegar al descanso, con la sensación de haber visto un Rayo Vallecano muy consciente de lo que había en juego, con unos jugadores metidos en el partido desde el pitido inicial, siendo solidarios en defensa y muy efectivos en ataque.

Quedaban 45 minutos por delante en los que muy mal se le tenía que dar a los nuestros para no llevarse los tres puntos, pero cosas más raras hemos visto en el mundo del fútbol. Por si acaso y, ante la duda, Gonzalo iba a unirse a la fiesta goleadora para poner el quinto gol en el marcador tras una buena asistencia de Luna por banda izquierda.

El propio Gonzalo se iba a encargar de asistir desde la banda derecha a Aarón para que de cabeza hiciese el sexto gol del partido y firmase su particular hat trick del día de hoy. Poco después del gol, el capitán en el día de hoy iba a dejar su puesto a Vini, ya que, tal y como nos comentaba Toni Paredes al término del encuentro, Aarón no se encontraba en condiciones de disputar los 90 minutos. Partidazo de Aarón y Nacho en la medular, siendo amos y señores de todos los balones en la recuperación y jugando con mucho criterio en la creación, apoyados por Luis en el enganche.

Aitor Villar iba a obtener el premio buscado en forma del gol del honor para el Atlético Madrileño, pero no se movería más el marcador y el Rayo Vallecano se haría con un triunfo tan contundente como merecido.

La próxima semana visitan al Getafe CF, equipo del que les separa tan solo un punto en la clasificación (26 frente a 25) y que en caso de vencer, superarían en la tabla clasificatoria.

Fotogalería completa del partido pinchando AQUÍ.

Texto e imagen: Alberto Leva.