Estreno en casa

Estreno en casa

El Rayo B disputa su primer partido como local en el “nuevo” campo 4 de la “City” ante todo un hueso como el Navalcarnero.

A la tercera, llegó la vencida. El Rayo B afronta el debut en casa estrenando césped artificial y enfrentándose a uno de los equipos más difíciles de la Tercera Madrileña: el CDA Navalcarnero.

Han sido dos salidas que han servido al Filial de la Franja para tomar contacto con el nivel de la categoría y presentar también sus credenciales. Con ánimos renovados tras la victoria por goleada en San Fernando, los de Ángel Dongil quieren mantener ese estado de forma y juego en su primer partido liguero como local en la presente temporada. Las obras de colocación de un nuevo césped artificial en el campo 4 que cumpliese con los mínimos que exige la RFEF para la disputa de partidos de Primera División Femenina impidieron al Rayo B disputar el debut liguero en casa, tal y como preveía el calendario, forzando a pedir el cambio de orden y a jugar en Pinto. Ahora, la “nueva” casa ya está a punto, y los muchachos están locos por estrenarla. Con 4 puntos tras 2 jornadas y 7 goles anotados, el que más del grupo VII, el Filial de la Franja se aúpa a la 3ª posición de la tabla, y sueña con una victoria el domingo que le haga ir a por más. Afecta en cierta medida el “virus FIFA” a la convocatoria de Dongil. Por un lado, por la baja de Meseguer, quien está jugando (y marcando goles) con la selección absoluta de Guinea Ecuatorial. Por otro, en la portería. La convocatoria de Dimitrievski con Macedonia del Norte obliga a Paco Jémez a llamar a un meta del B para completar su convocatoria, pero además se juega en Girona, y cuando se va de visitante le gusta a Jémez convocar a un tercer guardameta. Los nombres que se barajan para viajar con los mayores son los de Morro y Josete, en cuyo caso el portero titular del B sería Dani Merino, el cual puede estar renqueante aun de las dolencias en el brazo sufridas ante el Pinto.

Para el estreno del tapete nuevo de la “City” llega un invitado de lujo. El CDA Navalcarnero no solo tiene la etiqueta de favorito por ser recién descendido, sino que además lo demuestra con hechos. Una fase de ascenso de ensueño en 2016 dieron pie al “Naval” para subir a Segunda B, y no contento con eso, competir ante clubes de mucho más nombre y presupuesto que el “barquito chiquitito” rojiblanco durante 3 temporadas y hasta que ya no dieron las fuerzas. Descendieron con la cabeza alta y preparando un proyecto para volver a la categoría de bronce cuanto antes, con Luis Ayllón dirigiéndolo desde el banquillo. El Navalcarnero es, junto al Flat Earth FC, el único equipo que cuenta sus 2 partidos por victorias en el grupo VII de Tercera, tras vencer en su debut liguero al Alcalá a domicilio (0-1) y el domingo pasado al Trival en su feudo del Mariano González (2-0). Ahora, los rojiblancos quieren mantenerse en la punta con una visita a la casa de la principal amenaza a la cima de la tabla. Si el Rayo B es el máximo goleador del grupo con VII dianas, el “Naval” es sin duda el menos goleado, de hecho es el único equipo que aun no ha recogido el balón de su red. Aunque algo que puede afectar a los navaleros es el haber disputado un partido oficial durante la semana, la final de la fase autonómica de la Copa Federación, en la cual cayeron en el García de la Mata ante el CD Móstoles URJC (0-2). Vienen a aguar el estreno de la “nueva” casa rayista jugadores como Borona, Jesús de Miguel, Juan Esnáider o el ex del Rayo B Oliva.

A las 11:30 del domingo rodará el balón por el “nuevo” campo 4 de la “City”. El Rayo B busca estrenarse en casa de la mejor manera ante un CDA Navalcarnero que viene con todo y a por todas.

Informó Jorge Morales García. Imagen de Miguel Ángel Mena.