La penúltima fiesta es en casa

La penúltima fiesta es en casa

El Rayo B, clasificado virtualmente al playoff, recibe al Alcorcón B en busca de un triunfo que le permita mirar hacia más arriba.

Llega la penúltima jornada en el grupo VII de Tercera División, y lo hace con un Rayo B de playoff que quiere acabar en la posición más alta posible y que este domingo despide la temporada regular como local con un duelo de filiales ante el AD Alcorcón B.

El ‘Mariazo’ en el descuento del pasado miércoles en San Fernando (1-2) desató la locura de toda la expedición del Filial de la Franja al obtener de ese modo un triunfo que aseguraba de forma casi total la presencia del equipo vallecano en las eliminatorias de ascenso a Segunda B. Los festejos fueron intensos pero breves, pues apenas 4 días después se juega otro partido y aun hay cosas por las que competir. El Rayo B llega a la penúltima fecha del campeonato en 3ª posición con 71 puntos, acompañado en zona de playoff por Internacional (líder con 76 puntos), Getafe B (2º con 72) y Alcalá (4º con 66); y dejando al 5º clasificado, el Pozuelo, a 6 puntos de distancia, con el golaveraje particular empatado con los pozueleros (2-2 tras el 1-0 en Vallecas y el 2-1 del Valle de las Cañas) y el general muy favorable a los rayistas (+33, por el +14 de los verdes). El equipo de Luis Cembranos ha trabajado con especial celo para preparar el último partido de liga en la “City”, sabiendo además que ganando los dos duelos de filiales que le quedan, el equipo acabará el campeonato, como mínimo, en 2º lugar, algo que aseguraría el factor campo en la primera eliminatoria del playoff. El héroe del Santiago del Pino, Mario Hernández, se perderá esta penúltima jornada al cumplir ciclo de amonestaciones, mientras que este encuentro puede significar la reaparición del “Pichichi” del Rayo B Edward Bolaños tras cumplirse ya su suspensión de 4 encuentros.

Con el Rayo B jugándose una buena posición para el playoff, llega el Alcorcón B como último visitante a la “City” de la temporada regular. El equipo de Diego Montoya se ha mostrado como un conjunto serio, con algún que otro altibajo, pero muy difícil de derrotar. El filial alfarero certificó con sobrada holgura la permanencia en Tercera, principal objetivo de la temporada, e incluso tuvo alguna posibilidad de luchar por los puestos de playoff hasta hace algunas semanas. El equipo amarillo llega a la penúltima jornada en 9ª posición con 54 puntos, a 12 del playoff, sacando 23 al descenso y con la tranquilidad de no jugarse nada. Aun así, el cuadro alcorconero disputa con uñas y dientes cada partido en el que se presenta, como demuestra la victoria del pasado miércoles en el Anexo de Santo Domingo ante el Villaverde San Andrés (3-1) en un partido muy intenso, y más sabiendo que era un partido “intrascendente” para dos equipos que volverán a verse las caras en el grupo VII de Tercera en la temporada 2018/2019. El Alcorcón B viene a Vallecas en su última salida del curso, y seguro querrá dejar una buena imagen, igualando o superando la del empate en la ida (1-1), y no le falta calidad para ello, con jugadores jóvenes pero intrépidos, sobretodo en la delantera, como es el caso de Galo, Ángel o Del Pino.

A las 12:30 de la mañana del domingo rodará el balón en la penúltima jornada en el grupo VII de Tercera y última en la “City”, con un duelo de filiales entre un Rayo B de playoff que va a por más y un Alcorcón B que no quiere ser un convidado de piedra en la fiesta de Vallecas.

Informó Jorge Morales García. Imagen de Iván Díaz.