La realidad de la cantera del Rayo Vallecano

La realidad de la cantera del Rayo Vallecano

La cantera del Rayo Vallecano se encuentra en una situación complicada. Lo último ha sido la negativa a pagar el 100% de lo acordado a los cuerpos técnicos.

Dicen que muchas veces los árboles no nos dejan ver el bosque en el Rayo Vallecano es exactamente esto lo que ocurre. Los éxitos deportivos del primer equipo masculino enmascaran la nefasta gestión del club o Sociedad Anónima Deportiva, como prefieran verlo

A pesar de lo que pueda contar el ahora empleado de «Rubi», Matallanas, el Rayito de Presa es mucho más que la presencia de Radamel Falcao o un partido amistoso con trampa en Old Trafford. Suponemos que sería el juvenil del Rayo el que estaría invitado al amistoso ante el juvenil del Manchester United, pero es posible que a 31 de julio no haya ni equipo juvenil en la cantera rayista. No, no es ninguna exageración ni algo extremista. De hecho, si eres de los que te duele la Franja, te recomendamos dejar de leer este artículo y si por el contrario eres de los que solo te preocupa que Presa saque los abonos ya o Cobeño empiece a cerrar fichajes, puedes leer hasta el final.

Es de sobra conocido el destrozo que se viene haciendo a la cantera rayista desde que Raúl Martín Presa dirige este club. Se encontró un fútbol base que peleaba de tú a tú con Real Madrid o Atlético de Madrid y, a día de hoy, hay categorías en las que nuestros equipos han quedado a 20, 30 o 50 puntos de esas canteras. Hemos pasado de ser una alternativa a los dos transatlánticos, a estar en un tercer o cuarto plano por detrás de otras canteras de la Comunidad de Madrid.

Vamos a tratar de enumerar algunas de las causas para entenderlo mejor, relatando la situación en la que se encuentra el fútbol base rayista, al que algunos definen como «enfermo que está en la UCI»:

  • La salida de jugadores de cantera este verano puede ser, casi con total seguridad, la más importante de la historia (en cuanto a cantidad). Ha sido habitual que Real Madrid y Atleti «pesquen» en Vallecas y es algo contra lo que no puedes competir. Tenemos confirmadas salidas de jugadores a Real Madrid, Atlético de Madrid, Levante, Betis, Villarreal, Getafe, Leganés, Alcorcón y Fuenlabrada. Todas estas salidas son por voluntad propia, no porque el club no cuente con ellos. Hace no tanto, Getafe o Leganés solo podía aspirar a llevarse jugadores descarados por el propio Rayo.
  • Estando a 13 de junio, los futbolistas que quieran continuar en el club (aún los hay y a esos hay que hacerles un monumento y cuidar y mimar) aún no tienen noticias por parte del club, nadie se ha dirigido a las familias y hay que recordar que TODOS los equipos han finalizado ya sus respectivas ligas. Al final, esta pasividad hará que si hay jugadores que tengan dudas y hayan recibido llamadas de otros clubes (sí, en los clubes normales se planifica la temporada siguiente con la suficiente antelación), acaben por tomar la decisión de salir muy a su pesar. Hoy contaban los compañeros de Pasión por el Rayo que Iker Recio se marchaba del Rayo Vallecano sin haber recibido una propuesta de renovación. Nos consta que en la situación de Iker se encuentran más compañeros del Rayo B.
  • Ya comentamos a lo largo de la temporada el problema de cobros que estaban sufriendo los cuerpos técnicos de los equipos de cantera. Los primeros entrenadores, peor que mejor, iban cobrando lo acordado por contrato, pero sus asistentes no estaban viendo un céntimo. Si querían cobrar, tenían que presentar facturas de gasolina o de comida para poder justificar el aguinaldo prometido por el club. En el día de hoy, estas personas han ido a percibir la cantidad de dinero que el Rayo Vallecano les adeudaba y se han encontrado con la desagradable sorpresa de la modificación de las cantidades acordadas. Jesús Fraile, figura elegida por el club para pagarles, les comunicaba que el presidente había dicho que los 150 euros prometidos a principio de temporada, se habían convertido en unos casos en 100 y en otros en solo 50 euros. Que si querían cobrar algo, tendrían que coger esto o quedarse sin nada, lo cual le supone a varios de ellos dejar de ganar hasta 1000 euros respecto al total de lo que le debían. De nuevo, una empresa que genera y mueve millones de euros, racaneando a sus trabajadores unos cientos de euros. Trabajadores que llegaron a amagar con plantarse durante la temporada y dejar de ir a entrenar, pero que creyeron en la buena voluntad y las falsas promesas de cobro por parte de la propiedad.
  • Que la ropa tardaba en llegar no es nada nuevo, pero al menos llegaba y se le proporcionaba a los equipos. Esta temporada finaliza y los equipos siguen sin tener la ropa de entrenamiento de esta temporada. Hay camisetas de entrenar que tienen más lavados que las de los payasos del anuncio de Mikolor, algo que en verano no supone mayor problema al secarse la ropa enseguida, pero siendo bastante complicado de gestionar en pleno invierno.

Al margen de los resultados deportivos, que puedan ser mejores o peores, lo cierto es que la paciencia que han demostrado tener las personas que conforman los diferentes cuerpos técnicos es infinita y es digna de consideración y elogio. No es fácil aguantar, temporada tras temporada, todo lo que aguantan en este santo club.

Pues si, señor Matallanas, este también es el Rayito de Presa, ese del que usted está tan orgulloso y no entiende la crítica social. Esperamos haberle servido de ayuda a la hora de informarse de la realidad que viven, sufren y padecen los trabajadores y familias del fútbol base del Rayo Vallecano.

P.D. Lo de la Escuela de Fútbol de la Fundación Rayo Vallecano daría para otro extenso capítulo.