La victoria total

La victoria total

El Rayo B dominó todo el partido y venció en su visita al Atlético de Pinto por 0-3, con goles en la segunda parte de Pipe de penalti, de Kike y de Meseguer.

Se quedó buena tarde para ganar, gustar y golear. El Rayo B obtuvo una victoria con autoridad en su visita al Amelia del Castillo en un partido que se saldó con triunfo por 0-3 ante el Atlético de Pinto.

Las lluvias y el frío de la última semana dieron tregua para la tarde de sábado pinteña, pero el puente se hizo notar y desangeló la renovada grada del estadio rojinegro (no es tan difícil hacer un diseño decente del graderío con los colores de los asientos). Estos partidos entre equipos a los que les gusta tener el balón, tocar y correr, suelen empezar con unos minutos de respeto mutuo y tanteo; este encuentro no fue el caso. Al minuto 5 llegó el primer aviso del Filial de la Franja en un córner que Kike Hermoso remató de cabeza al larguero. Primera gran ocasión visitante, que sirvió como preludio al dominio demoledor de los de Luis Cembranos durante el primer periodo. El cuadro vallecano monopolizó casi por completo la posesión del esférico, elaborando las jugadas desde atrás, tocando por el centro del campo y con Manu Navarro y Ángel Algobia haciendo funcionar la sala de máquinas con precisión suiza, moviendo el cuero y abriendo a las bandas, generando jugadas que cuando no acababan en tiro, acababan en córner.

Solo en la marca de la media hora hubo un momento en el que el Atlético de Pinto parecía poder quebrar ese dominio, en unos breves instantes en que la pelota rondó el área rayista, pero sin dar trabajo a Mendi. Tras esto, siguió el acoso y derribo franjirrojo contra el arco local, teniendo buenas oprtunidades Javi Rubio gambeteando en el área y Álvaro Juan al cazar un fatal despeje del portero Olmedo, pero no encontraba el Rayo B la recompensa del gol. Mientras, el cuadro pinteño se veía sobrepasado por el ritmo de partido que imponían sus rivales, llegando por momentos a parecer estar más pendientes en protestar posibles faltas que en tratar de elaborar su juego. Se llegó al descanso con el 0-0 con el que se inició el juego y la sensación que, si el partido seguía como hasta aquel momento, era solo cuestión de tiempo que el Filial de la Franja abriera la lata y decantase la balanza de la victoria a su favor.

El gol que tanto buscó sin éxito el Rayo B en la primera parte llegó con apenas 3 minutos jugados de segunda mitad de la mano de Peño, pues ahí impactó un centro de Javi Rubio de primeras en el área, impidiendo de ese modo el posible remate de Álvaro o de “Killer” y favoreciendo que se la quedase Olmedo. Lo vio claro el árbitro, y no dudó en decretar penalti, como tampoco le tembló el pulso a quien se encargó de ejecutarlo. ¿Un delantero? No. Un experto en balones parados como es Pipe Sáez, que volvía a exhibir los galones de capitán del Filial de la Franja, El lateral diestro disparó fuerte y ajustado al palo derecho. Olmedo se lanzó al lado correcto, pero era imposible llegar a aquel balón. De penalti se abrió el camino hacia la victoria para el Rayo B y el primer gol en la presente campaña para Pipe, que luego pondría su granito de arena en el segundo.

Si hubo algún conato de reacción del Atlético de Pinto al gol encajado, se encargó de solventarlo rápidamente el Ryao B, imponiendo 10 minutos de un ritmo de juego similar al de la primera mitad, pero ahora con el marcador a favor. No rebajó el pistón el equipo de Luis Cembranos hasta ampliar la ventaja cerca del minuto 60, en una falta escorada al costado derecho que Pipe Sáez puso con maestría al segundo palo, superando la bola el mar de camisetas rojas y franjirrojas y llegando al punto exacto para que saltase Kike Hermoso, completamente libre de marcas, y con un cabezazo picado la mandase a guardar ante la atenta y resignada mirada de Olmedo. Amenazó en el comienzo con un remate al larguero, y a media hora del final cumplió la amenaza Kike, quien saludó de forma marcial su estreno goleador en la temporada y el 0-2 para un Filial de la Franja que tocaba la victoria con la punta de los dedos.

Cuando no hay nada que perder es cuando más peligroso es cualquiera. Así lo demostró el Atlético de Pinto en los minutos posteriores al segundo gol, pues por fin se vio el equipo que es capaz de ser, que puede generar peligro, que hasta ese momento contaba por triunfos los partidos bajo el mando del nuevo míster Álvaro García, poniendo en aprietos durante al Rayo B y haciendo pensar, al menos durante 15 minutos, que el partido no estaba ni mucho menos acabado. Una falta en la frontal que Gallardo lanzó rasa pero que no sorprendió a Mendi y un remate alto de Sergio en el punto de penalti fueron las mejores ocasiones locales en el encuentro.

Con estos nuevos impulsos rojinegros, el Rayo B optó por el pragmatismo, por centrarse en defender la ventaja lograda y, si se podía, cerrar la victoria a la contra. Por ello, Luis Cembranos decidió dar entrada desde el banquillo a jugadores que llevaban tiempo sin jugar y que salieron locos por aportar su granito de arena. Hablamos de Kalvin, que entró por “Killer” en el minuto 62, y de Meseguer, que suplió a Javi Rubio en el 73. El delantero estuvo muy activo, luchando y ganando por puro físico balones para montar contras, pero el protagonista del último tanto sería el lateral.

Corría el minuto 78 de encuentro. A disputar un balón que llegaba llovido del centro del campo fueron Meseguer y el lateral local Víctor Martínez, ganando con el pecho este último, pero rebotando el balón en la mano del franjirrojo, quien se dio la vuelta e inició la jugada en zona de tres cuartos. Víctor se quedó protestando, con razón por otra parte, mientras que Álvaro Juan recogía el rebote de Mese en el balcón del área, amagó con irse hacia la parte izquierda y asistió en la zona derecha a Meseguer, quien la paró con la diestra de forma magistral y acto seguido definió de zurdazo fuerte que se coló por encima de Olmedo y besó las mallas sin remisión. Es de ley reconocer que no debería haber valido, pero de esa forma llegó el 0-3, firmado por un Meseguer que necesitó solo 5 minutos en Pinto para anotar su primer gol con el Filial de la Franja y rubricar la victoria rayista.

Los 12 minutos que faltaban para llegar al 90 y los 4 que se añadieron ya fueron puro trámite, en lo que lo más destacado fue el debut con el Filial de la Franja de Rubén De Tomás (sí, el hermano de Raúl), que sustituyó en el 88 a un dolorido Ángel Algobia que había realizado un esfuerzo titánico. Se llegó al final, y con la noche cayendo sobre Pinto, se pudo celebrar que los puntos se iban a Vallecas. Victoria total del Rayo B en el Amelia del Castillo, siendo superior en casi todo al Atlético de Pinto y venciéndole con justicia, aunque también con algo de polémica. Este triunfo hace que el Filial de la Franja sume 13 puntos y mire de cerca a la zona de playoff. Segunda victoria consecutiva como visitantes de los de Luis Cembranos, que la semana que viene tendrán una nueva salida, en esta ocasión a San Agustín del Guadalix.

FICHA TÉCNICA

Club Atlético de Pinto: Olmedo (p.), Higuera, Iván González, Raúl, Ismael Balea (Iván Gil m.55), Ismael (cap., Sergio m.62), Víctor Martínez, Gallardo, Alo, Peño y Nacho Sainz (Pablo Iglesias m.55).

No utilizados: Roberto (p.s.), Torrero, Jarju y Fran. Entrenador: Álvaro García.

Rayo Vallecano B: Mendi (p.), Luis Aguado, Pipe Sáez (cap.), Kike Hermoso, Martín, Manu Navarro, Javi Rubio (Meseguer m.73), Ángel Algobia (Rubén De Tomás m.88), “Killer” Bercedo (Kalvin m.62), Alberto y Álvaro Juan.

No utilizados: Dani Merino (p.s.), Dani García, Migallón y Oliva. Entrenador: Luis Cembranos.

Árbitro: Sr. Cardero Arranz. Amonestó a Nacho Sainz, Gallardo y Víctor Martínez en el Atlético de Pinto.

Goles: 0-1, m.48, Pipe Sáez de penalti. 0-2, m.58, Kike Hermoso. 0-3, m.78, Meseguer.

Estadio Amelia del Castillo, unos 200 espectadores. Partido correspondiente a la 8ª jornada del Campeonato Nacional de Liga, Tercera División, grupo VII. Tarde soleada y cálida. Césped artificial en buenas condiciones para la práctica del fútbol. Antes del partido se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas de las riadas de Mallorca.

Informó Jorge Morales García. Imagen de Iván Díaz.