Máster en emoción

Máster en emoción

El Rayo B vence al Móstoles URJC (2-1) en un partido vibrante. Abrió el marcador Raúl Hernández, empató Ian y Jesús Mena hizo el definitivo en el 90.

Mañana de emoción futbolística la que se disfrutó este domingo en la “City”, donde Rayo B y CD Móstoles URJC jugaron un gran partido que se resolvió para los locales sobre la hora (2-1).

La alternancia de sol primaveral y nubes frescas con viento no animaba demasiado a levantarse y acercarse al campo 5 de la “City”, pero el choque prometía dar espectáculo, y no decepcionó. Se presentó el Rayo B sobre el césped con notables novedades en el once, como la vuelta tras lesión de un Hornero que disputó el partido completo o la titularidad como 9 del talentoso juvenil Sergio Moreno. Empezaron algo mejor los mostoleños, disponiendo de los primeros acercamientos al área de un Rayo B que empezó algo nervioso pero que se repuso y pasó a tomar la iniciativa. Todo esto cuando aun no se habían cumplido 10 minutos. En las primeras internadas de ambos conjuntos se vio a dos equipos que buscaban el disparo a base de mover la pelota y que se mostraban muy serios sin ella, casi sin errores, sabiendo que el cometer alguno podría ser fatal, como se vio al abrirse la lata.

Se acercaba el primer cuarto de hora de juego. Una internada de Sergio Moreno por el ala derecha acabó en centro interceptado por la defensa azul. El rebote le quedó a Sardi en la frontal, pero el capitán visitante se durmió ante la llegada del capitán de casa, Raúl Hernández, quien le robó la cartera y se llevó el balón a una posición más centrada para cedérsela a Jesús Mena, quien abrió hacia la izquierda para la llegada de Pipe Sáez, el experto en asistencias, quien dentro del área metió un pase raso a la frontal de la pequeña para que el “Rulo” llegase como un tiro y acabase en gol lo que él mismo empezó. Se adelantaba el Rayo B en un despiste defensivo rival que aprovechó con acierto Raúl Hernández para iniciar la jugada que culminaría con su 8º tanto de la temporada.

Con el 1-0 ya establecido se vieron minutos de dominio moral franjirrojo. El cuadro local manejaba el tempo del juego sin tener la pelota, pues esta estaba en poder de un Móstoles URJC aturdido por el gol encajado y nervioso a la hora de elaborar acciones de ataque. Muchos fueron los balones que pasaron cerca o sobrevolaron el área de Alberto “Chino” (otra “novedad” en el once de Cembranos) antes del descanso, pero apenas dos acabaron en disparo, y ninguno cerca de los palos. Por su parte, el Filial de la Franja dispuso, por medio de una gran solidez defensiva, de contras prometedoras, pero tampoco hubo acierto para hacer el 2-0. Entre medias, muestras de buen juego y tensión por la trascendencia del partido, aun sin ser violento ni mucho menos. Comenzaba a estar la emoción a flor de piel al acabar un igualado primer tiempo con la ventaja por la mínima del Rayo B, que se iba a vestuarios con la victoria en el marcador y en lo psicológico.

Al comenzar el segundo periodo llegó la reacción mostoleña. Los de Alfonso Berenguer llevaron a cabo un asedio férreo al área de los de Luis Cembranos, que se defendieron con solvencia, pero tanto fue el cántaro a la fuente que el empate acabaría llegando. Avisó Saugar con un disparo a la cruceta, y al rato recibiría Ian el balón en la frontal y con hueco suficiente para armar el disparo. “Chino” llegó a tocar la pelota, pero no lo suficiente para evitar que entrase en el fondo de la red. El “Pichichi” del grupo VII de Tercera establecía las tablas y dejaba el partido dispuesto para una media hora final llena de emoción.

Tardó unos minutos el Rayo B en recomponerse tras el empate, pero a partir de ahí fue a por el partido. Recuperaron los franjirrojos la posesión y el juego que les caracteriza, encerrando atrás poco a poco a su rival y rondando el área. Ya estaban sobre el campo los refuerzos ofensivos que ingresaron desde el banquillo, Carrasco y Filipe, que entraron en lugar de Villacañas y Arango respectivamente. El Filial de la Franja estaba buscando el tanto, pero no llegaba. Del otro lado, el cuadro de El Soto mostraba el completo equipo que es y defendía la igualdad en el marcador con gran efectividad, y si bien no se conformaba con empatar, sí que es cierto que no lograba atacar como antes. Pasaban los minutos, llegaba más y más la escuadra vallecana al área mostoleña, pero el gol no terminaba de caer y el final del partido se acercaba. El dominio rayista, al no conseguir premio, no evitaba que el partido estuviese abierto y con un especial punto de emoción.

El tiempo reglamentario se agotaba y el marcador no se movía. Justo cuando se cumplió el minuto 90 llegó la jugada que definiría el encuentro. Cuando Manuel Gallardo estaba dispuesto a levantar el cartelón que anunciaba los 3 minutos de descuento, Raúl Hernández abría el balón al costado derecho, a la posición de Mario Hernández en zona de tres cuartos. El lateral, otro de los que volvieron a la titularidad, levantó la cabeza y lanzó un centro bombeado al segundo palo, a la altura de la frontal del área, donde esperaba ansioso Jesús Mena para cabecear. Con un remate picado, Mena sorteó a Aitor, imperial en los balones aéreos durante todo el segundo tiempo, y anotó el gol que hacía saltar por los aires la emoción contenida en el banquillo local y en la grada de la “City”. Con su 6º gol de la temporada, el centrocampista daba el triunfo sobre la hora al Filial de la Franja.

Pasaron los 3 minutos de descuento, y otro más que se añadió por la celebración del 2-1 y por el cambio que se hizo después, al entrar Dani García por Sergio Moreno para evitar sobresaltos de última hora y amarrar el resultado frente a un cuadro mostoleño que enviaba balones largos a la desesperada en busca del empate. Pero el partido estaba visto para sentencia. Llegó el pitido final, y con el un nuevo estallido de emoción para la parroquia franjirroja. El Rayo B venció sobre la bocina a un gran rival y lograba así su tercer triunfo consecutivo. El gol de Jesús Mena fue un auténtico gol de oro para el Filial de la Franja, pues le permite mantener su colchón en la 3ª plaza y recortar puntos a los líderes del grupo. Siguiente parada, el Luis Aragonés, hogar del Alcobendas Sport.

FICHA TÉCNICA

Rayo Vallecano B: Alberto “Chino” (p.), Mario Hernández, Pipe Sáez, Dani Ramos, Villalón, Hornero, Raúl Hernández (cap.), Jesús Mena, Sergio Moreno (Dani García m.90+1), Arango (Filipe m.65) y Villacañas (Carrasco m.56).

No utilizados: Lucho (p.s.) y Manrique. Entrenador: Luis Cembranos.

CD Móstoles URJC: Aitor (p.), Fratelli (Lorente m.76), David Gómez, Sardi (cap.), Nacho Gil (Jairo m.76), Lozano (Quique Vázquez m.73), Morato, Ian, Ivo, Saugar y Rico.

No utilizados: Andrés (p.) y Luis Carlos. Entrenador: Alfonso Berenguer.

Árbitro: Sr. Alfonso Campos. Amonestó a Dani Ramos y Villalón en el Rayo B y a Fratelli e Ivo en el Móstoles URJC.

Goles: 1-0, m.14, Raúl Hernández. 1-1, m.58, Ian. 2-1, m.90, Jesús Mena.

Ciudad Deportiva Fundación Rayo Vallecano, unos 300 espectadores. Partido correspondiente a la 33ª jornada del Campeonato Nacional de Liga, Tercera División, grupo VII. Mañana primaveral de luces y claros. Césped natural en condiciones mejorables para la práctica del fútbol.

Informó Jorge Morales García. Imagen de Iván Dïaz.