Pepinos en diciembre

Pepinos en diciembre

Un centro envenenado de Carrasco en el inicio y un misil de Igor al poco de debutar en Tercera le dan al Rayo B el triunfo ante el Alcalá (2-0) en un partido intenso y disputado.

Es raro jugar un partido de Tercera en jueves, aun siendo festivo, como raro es poder verlo en manga corta en diciembre. Con todo, lo menos raro fue que con dos pepinos el Rayo B le ganó al Alcalá en la “City” con autoridad pero también con trabajo.

Sol de justicia y día libre para la mayoría, ingredientes propicios para que se acercase un buen número de aficionados al campo 5, donde verían todo un clásico del grupo VII de Tercera instantes después de ver entrenar al primer equipo. Todo hacía presagiar un comienzo de tanteo fuerte, con ambos equipos luchando el cuero en medio campo y tratando de poner las cartas sobre la mesa con la primera llegada al área. Pero ese plan se vino abajo en el bando visitante, pues en su primer ataque se lesionó su lateral Navarro, y mientras se preparaba Antonio para sustituirle, se cocinaba el primer tanto del encuentro.

Conducía el Rayo B por la banda izquierda. Recibe muy abierto Adrián Carrasco, a quien marcaba el ex-rayista Del Valle. Desborda Carrasco a su defensor y se abre el hueco perfecto para lanzar el centro cerca del pico del área. El balón llegó a la frontal del área chica, dónde esperaba para rematarlo “Killer” Bercedo, quien volvía a la titularidad por la sanción a Kalvin. Pero lo que todos aguardaban, incluido el meta Juancho, no sucedió. La pierna de “Killer” no llegó a tocar un cuero que siguió su trayectoria envenenada hasta colarse en la portería lamiendo la base del segundo palo. La incredulidad de propios y extraños era la misma que se veía en la sorprendida sonrisa de Carrasco, quien a los 5 minutos anotaba el primero del Filial de la Franja y su 8º tanto en liga, consagrándose el capitán como “Pichichi” del equipo con un centro que acabó colándose.

El golpe recibido fue duro para el Alcalá, que ya de vuelta a tener 11 jugadores en el terreno tuvo que aguantar hasta el minuto 20 las embestidas de un Rayo B que había olido la sangre y buscaba el segundo con balones jugados que rondaron durante un cuarto de hora el área visitante como un buitre sobrevuela sobre un moribundo. Tuvo oportunidades el cuadro rayista de abrir brecha en el marcador, pero aguantó bien la defensa alcalaína. Ya superado el ecuador del primer tiempo, la escuadra complutense pasó a la ofensiva, acorralando al Filial de la Franja en las inmediaciones de su área y amenazando con lograr el empate, hecho que no se consumó por la misma razón por la que no llegó el 2-0: porque la defensa logró hacer bien su trabajo. Mientras se sucedían las llegadas, las batallas por los balones divididos se libraban sin tregua ante la mirada de un colegiado que solo sonó el silbato cuando lo consideró extremadamente necesario. Al descanso la ventaja era para el Rayo B, pero la verdad es que reinaba la igualdad.

En el comienzo del segundo tiempo se mantuvo el ritmo y la dinámica del fin del primero, con el juego volcado hacia el campo local por un Alcalá que iba con todo a por el empate. Así manifestó sus intenciones Jorge Martín de San Pablo, agotando los cambios con la entrada de Gonzalo por Pablo Rojo en el descanso y de Seubert por Timo en el 54. Al mismo tiempo que el último cambio visitante hacia Luis Cembranos su primer cambio, retirando a Manu Navarro y haciendo debutar al juvenil Igor Rojo. Nadie podía sospechar que ese chavalín que disputaba sus primeros minutos en Tercera marcaría el golazo, por lo menos, del mes de diciembre.

Según avanzaba el reloj, descendía la intensidad ofensiva del Alcalá, lo cual permitió al Rayo B tener más oportunidades a la contra e incluso alguna posesión larga en campo rival. Sin embargo, el gol que abriría bocas y cerraría el partido en el minuto 69 tuvo su origen en un error defensivo. Tuvo dificultades Del Valle para controlar un balón en el centro de su zona de tres cuartos, aprovechándose de la situación un Igor que venía a presionar y acabó encontrándose el balón. Con el primer toque tras el robo se posicionó a unos 10 metros de la frontal. El segundo toque de Igor fue un zurdazo potente como una bomba de hidrógeno, imposible de atajar para un Juancho volador, y que no dejó de subir hasta que besó a la vez el palo izquierdo y el larguero antes de alojarse en la red. Apenas 15 minutos como jugador del Filial de la Franja le bastaron a Igor para estrenarse como goleador, y de qué manera. Trallonazo con la izquierda que entró por la escuadra y remataba la faena rayista.

Quedaban 20 minutos por jugarse más descuento, pero después de ver aquel chicharro no quedaba mucho por decir. El Alcalá trató de mostrar su orgullo de club con solera tratando de recortar diferencias y dar emoción al partido, pero la fatiga pesaba y no hubo manera de que los cervantinos pudieran inquietar los palos de un Mendi que tuvo un partido relativamente relajado. Por su parte, el Rayo B pasó al pragmatismo más futbolero, centrándose en mantener el buen nivel en la zaga y haciendo cambios arriba con las incorporaciones de Oliva por “Killer” y de Diego, otro juvenil debutante con el B, por un Carrasco agotado y dolorido por la intensidad del juego. Poca historia de aquí al pitido final.

Ganó el Rayo B, y lo hizo porque fue capaz de cosechar dos pepinos en diciembre: uno más prematuro e inesperado y otro fuerte tanto por el novedoso aspecto como por el sabor, pero en cualquier caso valiosos ambos. Triunfo ante un Alcalá que no termina de encontrarse este curso y que sitúa al Filial de la Franja provisionalmente en 7º lugar, sumando 25 puntos. Habrá que esperar 10 días para volver a ver al Rayo B, y será visitando al AD Parla.

FICHA TÉCNICA

Rayo Vallecano B: Mendi (p.), Javi Rubio, Meseguer, Kike, Martín, Manu Navarro (Igor m.54), Carrasco (cap., Diego m.75), Ángel Algobia, “Killer” Bercedo (Oliva m.70), Félix Ledesma y Alberto.

No utilizados: Dani Merino (p.s.), Castor, Dani García y Migallón. Entrenador: Luis Cembranos.

RSD Alcalá: Juancho (p.), Manu, Navarro (Antonio m.5), Beni (cap.), Rafa, Mani, Del Valle, Pablo Rojo (Gonzalo m.45), Timo (Seubert m.54), Moha y Merchán.

No utilizados: Sempere (p.s.), Jorge Rojas, José y Riki. Entrenador: Jorge Martín de San Pablo.

Árbitro: Sr. López Fernández-Montes. Amonestó a Manu Navarro y Félix Ledesma en el Rayo B y a Mani, Pablo Rojo y Rafa en el Alcalá.

Goles: 1-0, m.5, Carrasco. 2-0, m.69, Igor.

Ciudad Deportiva Fundación Rayo Vallecano, unos 400 espectadores. Partido correspondiente a la 16ª jornada del Campeonato Nacional de Liga, Tercera División, grupo VII. Tarde soleada y cálida. Césped natural en condiciones mejorables para la práctica del fútbol.

Informó Jorge Morales García. Imagen de Iván Díaz.