Punto agridulce

Punto agridulce

El Rayo B ha de conformarse con el empate (1-1) en Alcalá en un disputado partido. Sergio Benito abrió el marcador, pero igualó Nanclares de penalti en el 90.

Obtener un punto en El Val, en cualquier otra circunstancia, se tomaría como positivo. Pero para el Rayo B, el empate (1-1) en casa del Alcalá tiene un sabor más bien agridulce, dado que dejó escapar el triunfo concediendo un penalti en el último minuto.

La mañana primaveral tan inusual a finales de enero era propicia para que la gente se acercase al feudo alcalaíno a dar el ambiente necesario para un duelo directo entre aspirantes al playoff. Pronto se vería que ambos equipos estaban muy parejos. Si bien eran los rojillos los que tenían la posesión y hacían más por hacer juego elaborado, era el Filial de la Franja el que disponía de las mejores oportunidades para hacer gol, gracias principalmente a las contras. Un tiro cruzado de Bolaños en el principio del partido y un disparo de Villacañas al pecho del meta cervantino Sempere, de parte de los visitantes, y por los rojillos, un tiro sin dejarla caer del ex del Rayo B Sergio Del Valle que blocó Lucho, fueron las ocasiones más destacadas de un primer periodo en el que no hubo mucha más inquietud en las áreas. Se llegaba al descanso con 0-0 y con ambos equipos con dificultades para encontrar el punto que les permitiese abrir la lata.

Sin tiempo para ponerse cómodo llegó la primera del conjunto vallecano en el segundo tiempo, sin haber pasado ni siquiera 120 segundos desde el pitido inicial, cuando Dani García convertía un balón suelto cerca del medio campo en un pase en profundidad a Bolaños, quien se encontró en la frontal solo frente a Sempere y trató de batirle por arriba, pero el arquero local aguantó el envite y sacó una mano milagrosa para evitar el 0-1 y mandar el balón a un saque de esquina que se sacó sin mayores consecuencias. Clarísima oportunidad para los franjirrojos (en este caso franjiblancos con camiseta negra), que tras la cual verían como los complutenses comenzaban a imponer el ritmo de la primera mitad, tratando de llegar al área vallecana con más ímpetu que acierto, a la vez que volcaban todo el juego en la mitad de campo visitante, impidiendo que los vallecanos jugasen. Había movido el banquillo Luis Cembranos en vistas del partido que se planteaba, con las incorporaciones de Sergio Benito (que volvía a la convocatoria dos semanas después) por Bolaños y de Filipe por Arango, pero no pareciera que surtieran efecto. Al menos, así fue hasta 3 minutos después de esa segunda sustitución.

Uno de tantos balones que pululaban por la zona de tres cuartos rayista fue despejado contundentemente por Villacañas. La pelota fue a parar a la posición de Adrián Carrasco, principal generador de peligro del Filial de la Franja, que aprovechó la indecisión de sus marcadores para llevárselos puestos y comenzar una carrera hacia el área. Se plantó solo ante el marco rival y disparó. Sempere rechazó esta primera tentativa, dejando el balón suelto para la llegada de Sergio Benito, que venía apoyando la carrera a Carrasco y batió a placer al meta local. En el minuto 66, cuando peor parecía estar pasándolo el Rayo B, lograba adelantarse en el marcador.

El mazazo afectó anímicamente al Alcalá, que trataba ahora de lograr el empate, pero se notaba el cansancio de tantas carreras infructuosas anteriores. Mientras, el Rayo B se disponía a mantener su seriedad atrás y a reforzar la defensa con la marcha de Carrasco para que entrase Paco Puertas, que debutaba en esta 21ª jornada con el Filial de la Franja, una vez superada la grave lesión que le afectó. Al mismo tiempo que este cambio, Ernesto Gómez, entrenador coyuntural rojillo ya que Jorge Martín estaba asistiendo al nacimiento de su hijo, decidió jugarse un órdago en forma de doble cambio, con David López y Gonzalo Merchán (otro ex rayista) entrando por Rafa y Gonzalo, haciendo que el Alcalá cambiase a modo ofensivo total, como si del Pro Evolution Soccer se tratara.

Se iban sucediendo las distintas intentonas rojillas, pero sin lograr hacer pasar mayores apuros al Rayo B más allá de una falta en la frontal ejecutada por Joshua Zapata que sacó de puños Lucho. El planteamiento atacante local hizo que dejasen por momentos la defensa desguarnecida, lo cual fue aprovechado por el cuadro rayista para generar también unas cuantas opciones de peligro para hacer un 0-2 que no terminaba de llegar. El reloj corría, muy lento para los visitantes y demasiado rápido para los locales. Y cuando se entró en el minuto 89, el tiempo se paró.

Un centro desde la derecha que no parecía entrañar mucho peligro para Lucho rebotó en el pecho del arquero colombiano, quedando el cuero suelto y en juego. Se lanzó el portero a por el balón, pero con quien se encontró fue con Nanclares (otro ex canterano del Rayo), que intentaba rematar y acabó derribado, señalando el colegiado el punto fatídico sin que le temblase el pulso y con los gritos de celebración de la hinchada alcalaína. El propio Nanclares se encargó de ejecutar el penalti de forma excelente, raso y ajustado al poste izquierdo de un Lucho que se lanzó a su derecha. Por segundo partido consecutivo, un penalti en el último minuto salvaba un punto para un Alcalá que tomó impulso y creyó durante el descuento en poder llevarse el triunfo, y a punto estuvo de lograrlo con un tiro de Merchán que sacó con el puño el guardameta rayista. Con casi todos los futbolistas en el área visitante acabó el partido.

Finalmente, 1-1 y un punto para cada equipo. Sabor agridulce para el Rayo B, que estuvo cerca de vencer en uno de los campos más difíciles del grupo VII de Tercera, pero ha de conformarse con el empate y el golaverage favorable frente a un rival directo que salvó el punto pero no su puesto de playoff en esta jornada. Ahora el Filial de la Franja sigue siendo 3º con 40 puntos, a 6 de los líderes Internacional y Getafe B, 2 por encima del Pozuelo, que asalta la 4ª posición, y manteniendo los 3 de ventaja con el Alcalá, que cae al 5º puesto.

FICHA TÉCNICA

RSD Alcalá: Sempere (p.), Del Valle, Navarro, Benítez (cap.), Rafa (Molino m.73), Gonzalo (Merchán m.73), Moha (David López m.64), Joshua Zapata, Castiella, Nanclares y Shafa.

No utilizados: Juancho (p.s.) y Pablo Rojo. Segundo entrenador: Ernesto Gómez.

Rayo Vallecano B: Lucho (p.), Mario Hernández, Manrique, Kike Hermoso, Villalón (cap.), Jean Jules, Carrasco (Paco Puertas m.72), Dani García, Bolaños (Sergio Benito m.56), Arango (Filipe m.63) y Villacañas.

No utilizados: Alberto “Chino” (p.s.) y Dani Ramos. Entrenador: Luis Cembranos.

Árbitro: Sr. González Oliva. Amonestó a Molino y Benítez en el Alcalá y a Jean Jules y Lucho en el Rayo B.

Goles: 0-1, m.66, Sergio Benito. 1-1, m.90, Nanclares de penalti.

Estadio Municipal El Val, unos 600 espectadores. Partido correspondiente a la 21ª jornada del Campeonato Nacional de Liga, Tercera División, grupo VII. Mañana soleada y cálida. Césped natural en malas condiciones para la práctica del fútbol.

Informó Jorge Morales García. Imagen de Iván Díaz.