Remontar como modo de vida

Remontar como modo de vida

Con tantos de Xian y Cano, el Rayo B se sobrepone al autogol de Jorge Moreno y termina el 2019 venciendo al Parla (2-1).

Ir de menos a más, empezar como un viejo para acabar como un joven, la actitud de ir in crescendo a la que nos estamos acostumbrando. Eso es el hacer de remontar un modo de vida, como una vez más tuvo que hacer el Rayo B para dejar los puntos en casa ante la AD Parla.

Un fuerte viento y algunos nubarrones grises marcaban la mañana del último partido de 2019 en la “City”. En terreno vallecano se enfrentarían 2 equipos que venían de perder en sus jornadas anteriores pero en situaciones muy opuestas. El cuadro de Ángel Dongil buscaría reencontrarse con el triunfo en Vallecas con varias novedades en el once como la presencia de Josete bajo palos, de Xian como carrilero izquierdo y de Diego completando la delantera por la baja de Marc Echarri, quien estaba en Las Palmas con el primer equipo junto al meta Mario De Luis.

Comenzó el encuentro con un guión bastante definido que se mantuvo durante el transcurso de casi todo el juego: el equipo franjirrojo buscaba el dominio territorial, el control de la posesión y la generación de peligro para la portería de un Parla que venía con la mentalidad de aguantar como fuera para rascar unos puntos que empiezan a ser de vital importancia para el club negriazul, inmerso en zona de descenso a Preferente.

Así sucedió que antes del minuto 15 ya habíamos tenido una acción clara de peligro y otra polémica en el área visitante. La primera, con apenas 3 minutos jugados, fue un disparo de Diego al exterior de la red. La segunda, un derribo a Cano en el área que el árbitro no consideró suficiente como para señalar penalti. Una acción difícil en un partido que fue tenso por el juego pero sin llegar nadie a la calentura y con un arbitraje bastante decente para el nivel al que acostumbramos en Tercera.

Antes del minuto 20 tendría un par de ocasiones más el Rayo B en botas de Alberto, quien se quedó a micras de volver a marcar gol. En esas estábamos, mediado el primer tiempo y con los locales dominando el partido por completo, cuando el Parla tuvo su primer acercamiento al área rival, y con eso le bastó para abrir la lata. Un rechace de un córner le llegó a Cañas escorado en el lateral derecho. Desde ahí lanzó un centro que el viento envenenó, haciendo que el cuero tomase dirección de portería. Lo vio Jorge Moreno, que lo intentó despejar con la cabeza, pero para la mala suerte del central rayista lo que hizo fue alojar la pelota en la escuadra derecha de su propio marco. Un golazo en términos objetivos, imposible de alcanzar para Josete. Con media oportunidad y un autogol, el Parla se ponía por delante ante un Rayo B que se veía otra vez ante la tesitura de tener que remontar un partido.

Fue a por ello sin vacilar el cuadro vallecano. Le costó un poco reponerse del golpe, pero logró dar el primer paso para remontar en el minuto 33. La acción se desarrolló en el costado derecho, en un sprint de Álvaro Juan para llegar al lateral del área y meter el centro aéreo a la altura propicia para provocar el error del meta Otero al no llegar a palmearlo y caerle junto al segundo palo a Xian. El extremo gallego se acomodó el cuero y lo estrelló sin miramientos en el interior de las mallas. Gritaba la “City” con rabia el gol del empate que hacía un poquito de justicia a los méritos mostrados sobre el campo. Festejó Xian con una mirada cómplice al banquillo su segundo tanto en el presente campeonato.

No se conformaba el Rayo B y fue a por el gol que diera la vuelta al partido antes del descanso. Y a fe que estuvo a punto de lograrlo, teniendo una oportunidad clarísima en un centro raso de Luis Aguado que trató de rematar Diego anticipando la llegada de Otero, pero el tiro salió desviado de una manera difícil de creer. Esa sería la mejor ocasión antes de llegar al tiempo de descanso. Tablas en el marcador de un partido en el que el Parla con media ocasión encontró el gol, pero el Filial de la Franja, lejos de afectarse por la herida, siguió a lo suyo y logró por mediación de Xian dar el primer paso para remontar otra vez. Quedaban 45 minutos con todo por decidir.

Es común hablar de arreones del Rayo B en el inicio de la segunda parte, postergado unos minutos hasta que se apagasen las bengalas con las que la hinchada rayista dio color a la gris mañana, pero en este caso habría que utilizar un sustantivo de mayor calibre para definir la campaña de acoso y derribo de los de Dongil al área de los de José Calero. Tuvo el equipo rayista 3 oportunidades manifiestas de gol antes del minuto 10, cada una protagonizada por un delantero distinto. En la primera y en la tercera, Álvaro Juan y Diego respectivamente se encontraron con Otero. El portero del Parla se estaba convirtiendo en figura del encuentro al evitar con el cuerpo primero y con el pie después el gol de la ventaja local. En la segunda la tuvo Cano en el área chica, pero el remate se fue desviado. Parecía alargarse la maldición del 9 franjirrojo de cara a puerta. Parecía, hasta que se cumplió el minuto 60.

La acción nace en un córner puesto desde la esquina derecha del ataque local. Lo típico, balón centrado directamente a la olla que se pierde en un mar de piernas en el área chica y que acaba saliendo rebotado. Cuando más de uno empezaba a lamentarse por la enésima ocasión perdida, apareció Cano para recoger el rechace en las inmediaciones del segundo palo, concentrar la frustración por las oportunidades marradas y los partidos de sequía en su pierna y fusilar la escuadra de la portería parleña. Se oyó el grito de gol en Rivas Vaciamadrid. El Rayo B lograba remontar el encuentro cuando aun quedaba media hora por jugarse, gracias al gol de un Alejandro Cano que dejaba atrás esas semanas en el dique seco y anotaba su 4º tanto en liga.

Quedaba todavía un mundo para llegar al final del choque, y con 2-1 el partido aun estaba abierto. Lo sabía José Calero, quien movió el banquillo visitante para ganar más presencia en campo contrario y lograr así rascar aunque fuera un empate. En los 15 minutos que le llevó al Parla hacer sus 3 modificaciones, el Filial de la Franja mantuvo el dominio territorial y psicológico del encuentro, si bien la presencia rayista en el área negriazul iba disminuyendo según corría el reloj. Coincidiendo con el último cambio parleño, empezó a hacer Ángel Dongil sus permutas, con la introducción de Carlos Hernández por Alberto, de Meseguer por Cano y de Aguirre por Álvaro Juan. La consigna estaba clara: dormir el partido, aguantar los envites de un rival que estaba forzado a atacar y tratar de buscar la sentencia a la contra.

Así entramos en los 10 minutos finales del tiempo reglamentario. El Parla trató de hacer entonces lo que no había hecho en los 80 minutos anteriores, ir al ataque y tratar de sacar algo de su paso por Vallecas. El juego se concentró en la mitad de campo local, pasando instantes de relativo apuro más por el corto resultado que por otra cosa, pues los balones que pasaban por las inmediaciones del área no terminaban de entrañar peligro real de gol. Se desenvolvió bien el Rayo B al jugar ese papel más pasivo, convirtiendo su área en una fortaleza y repeliendo bien los ataques. Se añadieron 3 minutos, los cuales acabaron siendo 4 pero solo 2 de juego real debido a que hubo que atender al Josete, pues el meta rayista sufrió un golpe con un atacante al salir a blocar con éxito un centro. Esta supuesta pérdida de tiempo fue el argumento utilizado por los visitantes al final del encuentro para ir a protestar al colegiado, saliendo del trance amonestados tanto el entrenador como un jugador. La realidad objetiva es que el rival había sido mejor, había merecido ganar y el marcador hacía justicia.

Mientras unos protestaban, otros celebraban. Otra vez desde abajo, otra vez tocó remontar, pero el Rayo B acabó el 2019 con una victoria más, la 4ª seguida en el fortín de la “City”. Celebraron los jugadores con la hinchada un triunfo importante para mantenerse en la pomada de la tabla. Acaba el año el Filial de la Franja en 7ª posición sumando 28 puntos, los mismos que el Móstoles URJC que se sitúa 6º y a 2 de la zona de playoff que marca el Alcorcón B empatando con el Leganés B. Todo ello, recordemos, con un partido pendiente para los de Ángel Dongil. Toca ahora disfrutar de unas merecidas vacaciones navideñas. El balón volverá a rodar ya en 2020, en el día de Reyes, en un duelo directo por la 4ª plaza en casa del filial alfarero.

FICHA TÉCNICA

Rayo Vallecano B: Josete (p.), Luis Aguado, Xian, Ruby, Jorge Moreno, Arratia, Álvaro Juan (Aguirre m.81), Ángel Algobia (cap.), Cano (Meseguer m.79), Alberto (Carlos Hernández m.75) y Diego.

No utilizados: Álvaro González (p.s.), Denis, Manu Navarro y Nacho Fariña. Entrenador: Ángel Dongil.

AD Parla: Otero (p.), Vampi, Tote, Matos, Kiti (Cata m.63), Acuña (Juanpe m.63), Manu Sánchez (Arroyo m.75), Parra, Agustín (cap.), Álex González y Cañas.

No utlizados: Portillo (p.s.), Fulgen, Álex y Segura. Entrenador: José Calero.

Árbitro: Sr. Parra González. Amonestó a Aguirre en el Rayo B y a Tote, Parra, Matos, Arroyo y Juanpe en el Parla, así como al entrenador del Parla José Calero.

Goles: 0-1, m.22. Jorge Moreno en propia meta. 1-1, m.33, Xian. 2-1, m.60, Cano.

Ciudad Deportiva Fundación Rayo Vallecano, unos 300 espectadores. Partido correspondiente a la 18ª jornada del Campeonato Nacional de Liga, Tercera División, grupo VII. Mañana fría y ventosa. Césped artificial en buenas condiciones para la práctica del fútbol. El comienzo del segundo tiempo se postergó unos instantes a requerimiento del banquillo del Parla al encenderse unas bengalas en la grada.

Informó Jorge Morales García. Imagen de Iván Díaz.