Resistencia, ‘Mariazo’ y al playoff

Resistencia, ‘Mariazo’ y al playoff

El Rayo B sufrió lo indecible para ganar al San Fernando (1-2) y clasificar virtualmente a las eliminatorias de ascenso. Abrió el marcador Carrasco, empató Adrián Bravo y lo ganó Mario Hernández en el descuento.

Aguantar todos los envites, mantener la resistencia hasta el final y creer para lograr lo que te propones. Si eso es lo que se le requiere a un equipo campeón, así lo hizo el Rayo B en el Santiago del Pino, donde consiguió sobre el final un agónico triunfo (1-2) ante un San Fernando que mereció más, y que le sirve al Filial de la Franja para tener virtualmente asegurada su clasificación al playoff de ascenso.

La soleada tarde de miércoles festivo propició una bonita entrada en la grada del feudo sanfernandino, al cual se acercó un buen contingente de aficionados rayistas que querían presenciar como la segunda plantilla franjirroja volvía a clasificarse para luchar por el ascenso a Segunda B. Comenzaba el partido con el equipo de Luis Cembranos algo mejor plantado sobre el césped sintético, teniendo pronto su primera ocasión en un córner que cabeceó Villalón al exterior de la red cuando no se habían llegado a los 5 minutos de juego. Trataba de atacar más el Filial de la Franja, si bien costaba controlar los balones y se encontraba a cada internada con la férrea resistencia de un San Fernando que, aun esperando atrás, generó peligro casi de la nada, como un disparo de de Álex Aragón desde la frontal que obligó a Alberto “Chino” a repelerlo con una gran estirada en la que sería su primera intervención salvadora, pero no la última.

Se iba desarrollando el primer tiempo con el Rayo B un poco mejor plantado, en el sentido de querer atacar y tener el balón, pero le costaba mucho. Añadir a eso que el cuadro local también juega y la trascendencia de lo que había en juego, descargada en alguna ocasión en tensión por alguna decisión arbitral, como la falta señalada a la media hora a Dani Ramos, que vio tarjeta por golpear la pelota con la mano tras sufrir un empujón de un rival en la frontal del área visistante. Los locales reclamaban penalti y el banquillo rayista falta en ataque, y la jugada acabó con el libre directo estampado en la barrera y Luis Cembranos amonestado por protestar. No sería la última en la que el banquillo vallecano se las viera con el colegiado.

Al poco de esta polémica acción se abrió la lata. Mario Hernández condujo el esférico por la banda izquierda hasta llegar a la zona de tres cuartos, dónde lanzó un centró que surco el aire hasta llegar al pico contrario del área chica, donde llegó Adrián Carrasco, que venía con todo. Saltó Carrasco para rematar de cabeza el balón, evitando la salida a medias del otrora portero del Rayo B Álex Campos y colándose en el fondo de la portería. Con 33 minutos jugados se adelantaba el Filial de la Franja en un partido incierto gracias al segundo tanto en liga del ariete que llegó en invierno procedente del Azuqueca.

Con el 0-1 ya establecido, el San Fernando debía dejar atrás su plan de resistencia y pasar a la ofensiva para buscar el empate, pero la reacción no llegó en el primer tiempo, el cual acabó de forma aciaga para los locales. Al gol encajado se le sumaron en los 5 minutos previos al descanso las lesiones musculares de Álex Aragón y de su capitán Leandro, las cuales obligaban a “Chiqui” a usar dos de los tres cambios permitidos antes del descanso, dando entrada a Kevin y Guito por los jugadores lesionados. Se llegó al final de la primera mitad con el marcador dando ventaja a un Rayo B al que parecía irle todo viento en popa. Pero las apariencias engañan, y más en el fútbol.

La salida en tromba del San Fernando en el segundo tiempo sorprendió a propios y extraños, lográndose el empate en la primera jugada de ataque y cuando muchos aun apuraban la caña del descanso en el bar del estadio. Se internó en el área otro ex del Filial de la Franja, David Barca, llevándose puesta con él a la defensa rayista, lo cual le permitió asistir a Adrián Bravo, quien se encontró totalmente solo para batir por bajo al “Chino”. No se llegaba a los 2 minutos cumplidos tras la reanudación y el partido volvía a estar empatado. Y el cuadro local fue a por más.

Espoleados por el tempranero empate, los de blanco iniciaron un asedio sobre el área visitante que duraría casi la totalidad del segundo periodo. Aun lastrado por el despiste del gol local, el Rayo B no encontraba la tecla para revertir la situación, así que su juego se basó básicamente en una premisa: resistencia. Muchas fueron las veces que el San Fernando se acercó al marco rayista con peligro, pero la defensa del Filial de la Franja, aun nerviosa, supo contener los golpes, y si no, ahí estaba Alberto Díaz. El “Chino” repetía como portero titular franjirrojo en dos partidos seguidos por primera vez en mucho tiempo y se erigió en el salvador del equipo en varias ocasiones con paradas e intervenciones de mérito. Es cierto que hubo alguna en que sus manos no fueron tan seguras, como la pelota que se le escapó y que cabeceó Barca a gol anulado por fuera de juego, pero en el cómputo global se puede decir que el portero del Filial de la Franja había hecho un gran partido.

Corría el reloj, y el Rayo B no lograba encontrar su juego, Los ataques visitantes en el segundo tiempo se limitaron a balones largos y contras que no terminaban de enhebrarse. Crecía la impotencia franjirroja al tiempo que mantenía en pie la resistencia ante los muchos ataques del San Fernando. El partido se acercaba a su tramo final, y poco a poco se iba abriendo. A la incapacidad del Filial de la Franja de crear oportunidades se añadía la indignación con las dispares decisiones del colegiado, haciendo que la tensión saltase por los aires a punto de cumplirse el 90, cuando Sergio Moreno fue agarrado por un defensor rival al encarar el área, se fueron ambos al suelo y el colegiado pitó falta del atacante rayista. Las protestas del banquillo se saldaron con la expulsión del preparador físico Ricardo Da Silva. Llegaban los 4 minutos de descuento con el partido al rojo vivo. Y fue entonces cuando el cuadro de Luis Cembranos lo dinamitó.

Cerca de cumplirse el 3 del añadido, lanzaba una contra el Rayo B por la izquierda, donde Pipe Sáez encontró hueco para ganar la línea de fondo y entrar en el área local. Pipe colocó un centro raso que cruzó la frontal de la pequeña sin que ningún central ni el portero del “Sanfer” pudieran despejarlo ni Sergio Moreno rematarlo, pero no pasó del pico del área chica, pues ahí apareció Mario Hernández como una exhalación para rematar con todas sus fuerzas un balón que no vio Álex Campos hasta que ya había sacudido el polvo de la red. La conexión entre laterales hacía estallar la locura rayista en San Fernando de Henares. Tantas veces le fue esquivo el gol durante la temporada a Mario Hernández tras tan buenos partidos que si alguien merecía marcar un gol así era él. Se estrena el juvenil como goleador del Filial de la Franja con el tanto que daba el triunfo sobre la hora y que otorgaba al Rayo B la clasificación virtual para jugar el playoff de ascenso y soñar con volver a Segunda B tres años después.

Tras la celebración más eufórica de un gol del Rayo B hasta la fecha, aun quedaba un minuto por jugar, un minuto de resistencia ante un San Fernando que rondó el área pero no estuvo cerca del empate. Llegó el pitido final, y con él, el gran festejo por la hazaña conseguida. El ‘Mariazo’ le dio la victoria al Filial de la Franja, que celebró sobre el campo y la pista de atletismo del Santiago del Pino una clasificación al playoff que, si bien no es matemática, está lograda al 99,9%. Sufrió el equipo de Luis Cembranos, y fue inferior en la segunda parte, pero la resistencia dio sus frutos y permitió a los muchachos celebrar que se había logrado un objetivo peleado desde el principio de curso y diametralmente opuesto al de las dos campañas anteriores.

Con este agónico triunfo, el Rayo B se mantiene en la 3ª posición del grupo VII de Tercera sumando 71 puntos, a 5 del líder Internacional y a solo 1 del 2º puesto que ocupa el Getafe B, al cual se visitará en la última jornada del campeonato. El Filial de la Franja aventaja, a falta de 2 jornadas, en 5 puntos al 4º clasificado, el Alcalá, y en 6 al Pozuelo, que se coloca 5º y con el cual se tiene el golaveraje particular empatado (2-2) y en el general hay una ventaja considerable a favor de los vallecanos (+33, por el +14 de los pozueleros). Esto no para, y este domingo se despide la temporada regular como local recibiendo en la “City” al Alcorcón B.

FICHA TÉCNICA

CD San Fernando: Álex Campos (p.), Juancar, Juanpe, Leandro (cap., Guito m.45+2), Navas, Torrero (Tuto m.88), Chema, Alain, Álex Aragón (Kevin m.41), Barca y Adrián Bravo.

No utilizados: Edu Padilla (p.s.) y Bustarviejo. Entrenador: Juan José Núñez “Chiqui”.

Rayo Vallecano B: Alberto “Chino” (p.), Mario Hernández, Pipe Sáez, Dani Ramos, Villalón, Hornero, Raúl Hernández (cap., Villacañas m.63), Jesús Mena, Sergio Moreno, Arango (Dani García m.56) y Carrasco (Filipe m.82).

No utilizados: Lucho (p.s.) y Paco Puertas. Entrenador: Luis Cembranos.

Árbitro: Sr. Nemes. Expulsó al preparador físico del Rayo B, Ricardo Da Silva. Amonestó a Chema, Kevin, Juancar y Navas en el San Fernando y a Dani Ramos, Hornero, Mario Hernández y Dani García en el Rayo B, así como al entrenador del Rayo B, Luis Cembranos.

Goles: 0-1, m.33, Carrasco. 1-1, m.46, Adrián Bravo. 1-2, m.90+3, Mario Hernández.

Estadio Santiago del Pino, unos 400 espectadores. Partido correspondiente a la 36ª jornada del Campeonato Nacional de Liga, Tercera División, grupo VII. Tarde soleada y fresca. Césped artificial en condiciones mejorables para la práctica del fútbol.

Informó Jorge Morales García. Imagen de Iván Díaz.