Segundo tiempo para enmarcar y victoria

Segundo tiempo para enmarcar y victoria

En una vibrante segunda parte, el Rayo B derrota al Atlético de Pinto en el Amelia del Castillo (0-2) con goles de Dani Ramos al comienzo del complemento y Villacañas en el descuento.

Como bien sabe mi amigo y compañero Jesús Villaverde, hay un tópico cinematográfico que dice que “segundas partes nunca fueron buenas”. Desde luego, el inventor de esa expresión no vio el segundo tiempo del Rayo B en su visita al Atlético de Pinto, el cual le valió un triunfazo importantísimo (0-2).

Una agradable tarde primaveral animaba al público a visitar el coqueto estadio Amelia del Castillo para un partido prometedor en cuyos prolegómenos hubo saque de honor de la presidenta de la delegación de Pinto de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) Almudena Cano y minuto de silencio en honor a Inocencio Alonso, ertzaina fallecido de un ataque al corazón durante los disturbios previos al Athletic-Spartak de Moscú del pasado jueves. Se disponía sobre el verde el Filial de la Franja con 6 cambios respecto al once de la semana pasada, incluyendo la vuelta a la portería de Alberto Díaz “Chino” tras dejar atrás la aparatosa lesión de hombro que sufrió en septiembre.

El partido tuvo un comienzo fuerte, con un córner que lanzó el local Jacobo y que la manopla del “Chino” evitó que se convirtiera en gol olímpico y casi a modo de réplica un disparo cruzado de Raúl Hernández que se fue cerca de la base del poste, todo ello antes del minuto 3. Pero esto no hizo si no dar una expectativa de emoción que no se vería suficientemente satisfecha en el primer tiempo. Tanto rojillos como franjirrojos buscaban crear jugadas elaboradas y con ellas huecos en el rival, pero el balón corría veloz y difícil de controlar por el buen tapete pinteño que fue instalado hace apenas un mes. Pocas oportunidades reales de gol en los 45 primeros minutos, donde las mejores tentativas locales fueron un intento de Macho de sorprender a Alberto Díaz desde zona de tres cuartos y un cabezazo de Víctor Martínez en el pico de la pequeña que se fue por encima del larguero. Los mejores momentos rayistas fueron en el tramo final, cuando pareció que daban un paso adelante y pusieron en serios aprietos a la defensa pinteña con un disparo de Bolaños que se fue ligeramente desviado y, en la última jugada prácticamente de la primera parte, un tiro de Mario Hernández que obligó a Alberto Fernández a lanzarse abajo para blocarlo. Se llegaba al tiempo de descanso con el Rayo B con mejores sensaciones pero con un 0-0 que se antojaba justo por lo visto en el campo.

Espoleados por el buen final de la primera mitad, los de Luis Cembranos salieron al ataque en el segundo tiempo, buscando ese gol que pudiera romper el partido. Y pronto lo encontraron, como viene siendo habitual, en un saque de esquina. Apenas llegados al minuto 3 de la reanudación, puso Arango el córner desde el costado derecho del ataque vallecano, prolongó ligeramente la cabeza de Raúl Hernández en el primer palo para dejar la pelota en campo abierto en el área grande del segundo, donde la estaba esperando Dani Ramos para empalarla de primeras con un zurdazo potente que encontró el hueco justo entre 5 defensas y el portero para acabar en el fondo de la red. Abría la lata de esta forma el Rayo B en un partido igualado con el 2º gol del central Ramos en lo que va de campeonato.

El tanto rayista dio pie al desarrollo fantástico de la primera mitad del segundo tiempo, en la cual vimos a un Filial de la Franja que fue capaz de dominar los tempos del partido aun sin ser el equipo que más posesión tuviera. El serio trabajo de la zaga evitaba cada intento de reacción pinteña y se complementaba con veloces salidas a la contra por mediación de Manrique y los dos Hernández, Raúl y Mario, los cuales tuvieron buenas oportunidades para hacer el 0-2, el primero en una buena jugada individual que acabó con disparo que se fue por poco y el segundo en una carrera que le dejó solo ante Alberto Fernández, cuyo pie evitó el merecido tanto del lateral rayista. Viendo que se tenía el control del juego pero que el partido seguía abierto, Cembranos decidió reforzar defensivamente a su equipo con las entradas de Pipe Sáez y Jesús Mena en lugar de Sergio Benito y Arango respectivamente, reservándose la última sustitución para un final que resultaría apoteósico.

Entrando en el último cuarto del encuentro, y viendo que el tiempo corría en su contra, el Atlético de Pinto se lanzó en tromba en busca del empate. La gran amenaza seria local llegó en el minuto 75, en una jugada en la que hubo de todo y que finalizó el delantero suplente rojillo Crespo con remate a gol pero en fuera de juego que señaló el asistente. Antes del tiro, el otro refuerzo usado hasta entonces por Javier García Márquez, Manu Sánchez, se fue al suelo en la frontal del área aquejándose de una obstrucción. Y por la inercia de ir a rematar, Crespo arrolló involuntariamente a Alberto “Chino” en un fuerte golpe que tuvo al portero rayista tendido en el terreno de juego unos minutos y que pudo levantarse y seguir aun cojeando, pero que afortunadamente parece que se quedó ahí.

El arreón pinteño tras el gol anulado obligó al Filial de la Franja a apretar los dientes y a defender lo mejor que saben para mantener la mínima ventaja obtenida. Y así lo hicieron hasta el minuto 89, cuando llegaría el último cambio franjirrojo, y el cual resultaría clave para el resultado final. A un ritmo tranquilo propio de “el otro fútbol”, Bolaños dejó su lugar en el terreno de juego a Víctor Villacañas en un cambio que hizo que el árbitro elevara el tiempo de descuento a 6 minutos que se antojaban de sufrimiento vallecano, pero que acabaron siendo más fiesta que otra cosa. No se habían cumplido 2 minutos del añadido cuando Tato, el último suplente que el Pinto ingresó a jugar, recibió un balón despejado de un córner rival con un control que se le complicó. Se abalanzaron sobre él tres camisetas franjirrojas a presionar, y en el intento de retroceso, se le fue largo el toque y lo recogió Villacañas en la frontal para plantarse solo frente a Alberto Fernández y batirle por bajo con un caño en una definición perfecta que sentenciaba el encuentro. La alegría y la liberación se notaban en los gritos del festejo del 0-2 para el Rayo B, el cuarto gol de Villacañas en liga y en el primer y casi único balón del que dispuso. Los 4 minutos restantes fueron de ataque rojillo, más por honra que por otra cosa, pero el marcador se quedó así al llegar el pitido final.

Un segundo tiempo de película le dio al Rayo B una victoria de mérito en un campo difícil y ante un dignísimo rival en el partido que cerraba la 25ª jornada en el grupo VII de Tercera. De esta forma, el Filial de la Franja mantiene la 3ª posición en la tabla con 47 puntos, manteniendo el empate con el Alcalá, que se sitúa 4º, y con 2 puntos de ventaja sobre el Pozuelo, 5º clasificado. En la próxima jornada vuelve el Rayo B a la “City” para recibir al Villaverde San Andrés.

FICHA TÉCNICA

Club Atlético de Pinto: Alberto Fernández (p., cap.), Macho (Tato m.81), Víctor Martínez, Iván González, Manu Rosales, Ismael, Jacobo Ynclán, Juanpe (Crespo m.58), Héctor, Kaoe y Del Barco (Manu Sánchez m.57).

No utilizados: Heredia (p.s.) e Higuera. Entrenador: Javier García Márquez.

Rayo Vallecano B: Alberto “Chino” (p.), Mario Hernández, Manrique, Dani Ramos, Villalón, Jean Jules, Raúl Hernández (cap.), Arango (Jesús Mena m.69), Sergio Benito (Pipe Sáez m.64), Filipe y Bolaños (Villacañas m.89).

No utilizados: Miki (p.s.) y Kike Hermoso. Entrenador: Luis Cembranos.

Árbitro: Sr. López Fernández-Montes. Amonestó a Juanpe, Héctor, Jacobo Ynclán, Víctor Martínez y Manu Rosales en el Atlético de Pinto y a Jean Jules y Arango en el Rayo B.

Goles: 0-1, m.48, Dani Ramos. 0-2, m.90+2, Villacañas.

Estadio Amelia del Castillo, unos 300 espectadores. Partido correspondiente a la 25ª jornada del Campeonato Nacional de Liga, Tercera División, grupo VII. Tarde soleada y cálida. Césped artificial en condiciones óptimas para la práctica del fútbol. Antes del partido, realizó el saque de honor Almudena Cano, presidenta de la junta local de la AECC en Pinto, y se guardó un minuto de silencio en memoria de Inocencio Alonso, ertzaina fallecido de ataque al corazón durante los disturbios del pasado jueves en Bilbao.

Informó Jorge Morales García. Imagen de Iván Díaz.