Valentía, Coraje y Nobleza de líder

Valentía, Coraje y Nobleza de líder

El Rayo B vence con contundencia a Los Yébenes San Bruno (4-1) en un partido marcado por un gran gesto deportivo de los locales. Los tantos de Kike Hermoso, Bolaños, Sergio Benito y Arango alzan al Filial de la Franja a la cima de la tabla.

El Rayo Vallecano, siempre que juega, derrocha valentía, coraje y nobleza… Esas 11 palabras con las que comienza el himno rayista se vieron personificadas en el Filial de la Franja, que salió líder del grupo VII de Tercera División tras vencer (4-1) en la “City” al CD Los Yébenes San Bruno. Pero más allá del resultado, lo muestra el gesto deportivo de los jugadores locales que ya ha cruzado las redes y muestra de qué se habla cuando se dice que el Rayo es un club con valores.

Aun estando ya en noviembre, el sol parece haberse afincado en la “City” para dar calor a las mañanas dominicales de fútbol. Desde el comienzo el Rayo B quiso tener el balón y marcar el ritmo de juego ante el cuadro de Aluche que, si bien no hacía sufrir al equipo vallecano como en las jornadas pasadas, si que le inquietaba algo en la presión a la salida del balón desde la defensa. Poco a poco el juego se fue volcando hacia el campo de los de rojo y amarillo para asentarse en esa mitad de terreno y no salir hasta el minuto 10, cuando sucedieron las acciones de las que todo el mundo habla.

Dispusieron los locales de un córner en la banda derecha. Tras sacarse, el balón salió rechazado del área visitante. Mario Hernández la volvió a colgar, y en la pugna por el cuero, cayeron al suelo Kike Hermoso y Maya, resultando el visitante algo aturdido y siguiendo en el piso. La jugada siguió con la asistencia de Pipe Sáez al propio Kike que, en posición propicia y con Maya levantándose al lado, batió a Del Mazo con un tiro ajustado a la base del poste. Lógicamente, la acción fue protestada por los jugadores de Los Yébenes, pero reglamentariamente el tanto valía. Inauguraba así su casillero particular el central rayista, que no oyó las voces desde el banquillo propio pidiendo que echaran el balón fuera. Es por ello que la siguiente orden de Luis Cembranos a los suyos fue que, cuando el rival sacase de centro, se quedasen quietos. Y así lo hicieron, no moviendo ni un músculo y dejando que Gallardo anotase tras recibir el saque de salida de Junior. Gesto de nobleza del Filial de la Franja que aplaudió la grada de la “City” y que, a toro pasado, le valdría los elogios y los aplausos de distintos aficionados y personalidades futbolísticas, así como del propio equipo rival en su cuenta de Twitter.

Volviendo al juego, el partido volvía a tener igualdad en el marcador, y el Rayo B quería demostrar que el fair play puede ser recompensado con juego y resultados. Así pues, recomenzó el asedio al área visitante como si nada hubiera sucedido. No tardó en llegar la recompensa para los franjirrojos, pues apenas superado el cuarto de hora, una internada por la derecha de Mario Hernández que sorprendió a la defensa yebenera terminó en centro del lateral al corazón del área, donde llegó con todo Bolaños para golpear de primeras y superar la salida de Del Mazo. Se volvía a poner por delante el Filial de la Franja, que veía así recompensada su nobleza en el gesto anterior, así como su dominio sobre el verde.

El resto del primer periodo siguió la misma tónica, con el Rayo B dominando y Los Yébenes San Bruno intentando forzar el error con una presión que apretaba pero no acababa de ahogar. Así, en los instantes finales de la primera mitad, el cuadro de Vallecas pudo haber aumentado su ventaja en una doble ocasión de Mario Hernández y Sergio Benito, cuyos disparos salvó el otrora portero del Filial de la Franja Javier Del Mazo con dos grandes paradas. Se decretó el descanso al llegarse a los 45 minutos exactos. El Rayo B se veía superior en el campo, además de que parecía que el gesto de dejarse meter un gol no se le acabaría volviendo en contra.

Antes de volver los protagonistas al césped, se confirmaba la derrota del Getafe B en Alcalá (2-0), lo cual implicaba que si el Rayo B ganaba, se colocaría como líder de la Tercera Madrileña. En el comienzo del segundo tiempo quiso el equipo de Los Yébenes San Bruno demostrar su fuerza y buscar el empate, que pudo llegar en una falta de Gallardo que dio en la cruceta del marco de Lucho cuando aun no hacía ni 5 minutos de la reanudación. Esa fue la única ocasión real visitante de empatar, pues tras esa acción, retomaron el mando los franjirrojos, si bien estaban algo más echados hacia atrás que en la primera mitad.

El partido, ajustado por el marcador, se terminó de romper al cumplirse el minuto 55. Una jugada iniciada en el área rayista hizo llegar el balón, a base de toques, a los pies de Arango en el medio campo, quien levantó la cabeza y pasó en profundidad, buscando el desmarque de Sergio Benito, quien le ganó muy bien la espalda a una defensa casi en el círculo central. Con un par de controles a la carrera, Benito se plantó solo en el área y definió tirándole un caño a Del Mazo. Se colaba el esférico sin remisión, convirtiéndose en el segundo gol del rubito en dos partidos seguidos. Apenas 4 minutos después, dispuso el Rayo B de una falta a 10 metros de la frontal que sacó rápido Jesús Mena con un pase a Wilmar Arango, quien controló y, sin pisar el área, lanzó un chut raso y ajustado al palo, imposible de parar, que se convirtió en el 4-1 y la sentencia rayista.

Con la goleada ya subida al marcador, la media hora restante fue un paseo. El cuadro rojo y amarillo no pudo recuperarse del mazazo y el Rayo B mantuvo su dominio pasando a jugar a medio gas. Aun con la relajación, pudo caer el quinto tanto vallecano en un par de ocasiones más que decentes. Con todo el pescado vendido, la mayor preocupación fue Bolaños, que en un lance de juego se quejó de una posible lesión muscular, que le dejó cojeando justo tras hacer Luis Cembranos los tres cambios (Manrique por Pipe en el descanso, Dani Ramos por Kike en el 62 y el juvenil Macías por Mena el el 69), lo cual obligó al ariete colombiano a jugar unos minutos haciendo bulto, aunque hacia el final parecía recuperarse. Pasaron sin más los minutos, cumpliéndose el 90 y los 3 que se añadieron, y el partido, que hacía rato que perdió la gracia, llegó a su fin.

Como diría mi padre, lo cortés no quita lo valiente. El Rayo B demostró que valentía, coraje y nobleza son algo más que palabras en un himno: son valores que van ligados a una franja roja que cruza el pecho de la camiseta. Tras dejar que Los Yébenes San Bruno igualasen el gol de Kike Hermoso con el rival Maya en el suelo, el Filial de la Franja demostró su superioridad en el campo, materializada en los goles de Bolaños, Sergio Benito y Arango. 9ª victoria consecutiva para los de Luis Cembranos, que se colocan líderes del grupo VII de Tercera con 31 puntos, con 1 punto de ventaja sobre el segundo clasificado, el Internacional, 2 sobre el tercero, el Getafe B, y 4 sobre Alcalá y Alcobendas Sport, cuarto y quinto respectivamente.

FICHA TÉCNICA

Rayo Vallecano B: Lucho (p.), Mario Hernández, Pipe Sáez (Manrique m.45), Kike Hermoso (Dani Ramos m.62), Villalón, Jean Jules, Bolaños, Jesús Mena (cap., Macías m.69), Sergio Benito, Filipe y Arango.

No utilizados: Fernando (p.s.) e Iván Amores. Entrenador: Luis Cembranos.

CD Los Yébenes San Bruno: Del Mazo (p.s.), Abraham, Marín, Pepe, Rueda, Paco, Greciano, Gallardo (cap., Noah m.68), Junior (Durán m.52), Maya y Jesús (Josué m.52).

No utilizados: Garvía (p.s.) y Marvin. Entrenador: César Garzón.

Árbitro: Sr. Toth. Amonestó a Filipe en el Rayo B y a Paco, Jesús, Gallardo y Marín en Los Yébenes.

Goles: 1-0, m.10, Kike Hermoso. 1-1, m.11, Gallardo. 2-1, m.16, Bolaños. 3-1, m.55, Sergio Benito. 4-1, m.59, Arango.

Ciudad Deportiva Fundación Rayo Vallecano, unos 300 espectadores. Partido correspondiente a la 13ª jornada del Campeonato Nacional de Liga, Tercera División, grupo VII. Mañana soleada y cálida. Césped natural en condiciones mejorables para la práctica del fútbol.

Informó Jorge Morales García. Imagen de Iván Díaz.