Victoria de campeonato

Victoria de campeonato

El Rayo B dominó en la primera parte y sufrió en la segunda para lograr un crucial triunfo en un duro partido frente al Pozuelo (1-0) gracias al tanto de Raúl Hernández.

En un campeonato de la naturaleza del grupo VII de Tercera, hay partidos que marcan la diferencia entre equipos con gran potencial. Un ejemplo perfecto sería la batalla que Rayo B y CF Pozuelo disputaron en Vallecas y que se saldó con triunfo por la mínima para los de Luis Cembranos (1-0).

El calor sofocante e impropio de mediados de octubre no era el mejor aliciente para acercarse a la “City”, pero aun así varios valientes arroparon al Filial de la Franja, aun cuando hubo que atender a un espectador por una insolación. Desde bien pronto se vio un partido en el que ambos equipos iban con las espadas en alto, buscando el hueco en la defensa rival para colarse y entrar al área. Hasta llegar al ecuador de la primera parte, tanto Rayo B como Pozuelo se vaciaron en el centro del campo, con pocas pero muy peligrosas ocasiones de gol para ambos cuadros, desbaratadas casi todas por el buen hacer de los defensores. Sería un error defensivo lo que cambiaría las tornas del encuentro.

Corría el minuto 23. El equipo visitante había logrado abortar un ataque local y estaba tratando de sacar el balón jugado. Pero estuvo muy atento Manrique para robar el esférico en zona de tres cuartos, acercarse al pico izquierdo del área y lanzar un centro raso que se paseó por la frontal hasta llegar a los pies de Raúl Hernández, quien controló y lanzó un zapatazo inapelable para poner por delante al equipo franjirrojo y anotarse así el capitán su cuarto gol en su cuenta particular en el presente campeonato.

Tras el tanto, se vio la fase más cómoda del partido para el Filial de la Franja, donde los aficionados pudieron disfrutar de un equipo que supo mover la pelota y generar peligro, teniendo muy buenas oportunidades para hacer el segundo en las botas de Raúl Hernández y Jesús Mena, pero ahí estaba el portero Nacho GIl para mantener vivo a un Pozuelo que, pese a estar por debajo en el marcador, no acababa de perderle la cara al partido y generaba también oportunidades, sobre todo a balón parado. También iba subiendo la temperatura sobre el verde, con fuertes entradas y airadas protestas al colegiado. Se terminó el primer tiempo al cumplirse exacto el minuto 45. Se veía justo el 1-0 para el Rayo B tras una intensa e igualada primera parte que solo hacía imaginar cuan intensa y emocionante sería la segunda.

Apenas comenzó el acto final del choque, el Pozuelo fue con todo a buscar el empate, teniendo lugar en el 50 una de las dos acciones de mayor polémica del partido, al controlar el balón él visitante David Fernández, que había entrado en el descanso en lugar de Álex Díaz, entrar en el área, recibir una entrada e irse al suelo. Los de verde pidieron penalti, pero lo que hubo fue amarilla para David Fernández por simulación, lo cual caldeó los ya candentes ánimos de los de Chema Ramos.

La posible pena máxima no señalada no fue sino el inicio de un asedio asfixiante contra el área de Lucho por parte del conjunto pozueleño, que se había adueñado del balón y había logrado encerrar atrás al Rayo B, pero no lograba ese tanto del empate. Y gran parte de culpa de ello la tiene el gran trabajo de la defensa rayista, con los mismos componentes (Mario Hernández, Pipe Sáez, Kike Hermoso y Pablo Villalón) que 4 días antes habían firmado el 5º partido seguido sin encajar tanto alguno del Filial de la Franja, y que ahora asumían el más difícil todavía frente uno de los equipos más correosos del campeonato.

Aun sufriendo lo indecible, tuvo algunas ocasiones el Rayo B, en balones largos y rápidas contras, para hacer el 2-0. Casi todas las repelió Nacho Gil en notables intervenciones, y destacando un disparo de Raúl Hernández al poste, al poco de sacar Kike Hermoso el empate sobre la línea. Después de ingresar a Arango y Bolaños en lugar de Manrique y Sergio Benito respectivamente, faltando 15 para el final, Luis Cembranos reforzó la defensa metiendo a Dani Ramos por Villacañas, pasando los vallecanos a formar con 3 centrales puros, lo cual no evitó la gran avalancha final del Pozuelo, pero sí el empate. Se aguantó con todo hasta el 90, cuando volvió a haber protestas fuertes del bando visitante por el parco descuento de 2 minutos que decretó el colegiado. El partido acabó con 21 jugadores metidos en el área rayista, 10 de verde, incluyendo a su portero, tratando de rematar a puerta un libre directo, y 11 de franjirrojo que consiguieron sacarla despejada y soltaron un ahogado grito de victoria al decretarse el final, el cual contrasto con las protestas visitantes por el arbitraje.

Siendo el de siempre en la primera mitad y sufriendo como nunca en la segunda, el Rayo B ganó un vibrante partido, encadenando así la nada desdeñable cifra de 4 triunfos consecutivos y 6 partidos seguidos dejando la portería a 0. Se mantiene así el Filial de la Franja en zona de playoff, en 3ª posición con 19 puntos, y amenazando seriamente la punta del campeonato, que pasa a obstentarla el Getafe B con 22 puntos, solo 3 más que los de Luis Cembranos.

FICHA TÉCNICA

Rayo Vallecano B: Lucho (p.), Mario Hernández, Pipe Sáez, Kike Hermoso, Villalón, Iván Amores, Raúl Hernández (cap.), Jesús Mena, Sergio Benito (Bolaños m.61), Manrique (Arango m.51) y Villacañas (Dani Ramos m.75).

No utilizados: Fernando (p.s.) y Filipe. Entrenador: Luis Cembranos.

CF Pozuelo de Alarcón: Nacho Gil (p.), Kupen, Barroso, Nachete, Cholo (cap., Borja Acha m.72), Jime, Ángel, Garci, Álex Díaz (David Fernández m.45), Jorge y De Loma (Pitu m.72).

No utilizados: Salva (p.s.) y Raúl Montero. Entrenador: Chema Ramos.

Árbitro: Sr. Benito Romero. Amonestó a Mario Hernández y Pipe Sáez en el Rayo B y a Cholo y David Fernández en el CF Pozuelo, así como al segundo entrenador del Rayo B Pedro Serna.

Gol: 1-0, m.23, Raúl Hernández.

Ciudad Deportiva Fundación Rayo Vallecano, unos 300 espectadores. Partido correspondiente a la 9ª jornada del Campeonato Nacional de Liga, Tercera División, grupo VII. Tarde soleada y muy calurosa. Césped natural en condiciones mejorables para la práctica del fútbol. Hacia la mitad de la primera parte se tuvo que atender a un aficionado, ubicado en la grada principal, por un golpe de calor, teniendo que ser retirado en ambulancia.

Informó Jorge Morales García. Imagen de Iván Díaz.