Volvió a pasar

Volvió a pasar

El Rayo B cuaja un gran partido ante el Móstoles URJC, dando vuelta a un marcador adverso, pero se le escapó la victoria sobre la hora (2-2). Los goles rayistas fueron de Jorge Moreno y Gimeno.

Volvieron las buenas sensaciones, el buen juego, pero la mala suerte persiste. El Rayo B volvió a ver como, tras un gran partido que había remontado, se le escapaban los puntos en el final ante un fiero CD Móstoles URJC que siempre dio la cara.

Las nubes enfriaban el atardecer vallecano. Quedó poca gente en las gradas del campo 4 después de ver el I Trofeo de Fútbol Femenino Villa de Vallecas para ver uno de los mejores partidos que se pueden ver en la Tercera Madrileña. Inmerso en una mala racha y con importantes bajas saltaba el conjunto de Ángel Dongil, que presentó un once cargado de novedades como la titualridad por la banda izquierda de Xian en lugar del sancionado Meseguer y con la referencia de ataque a la espalda de Diego, quien suplía al también sancionado Marc Echarri, estando bajo los palos Miguel Morro, quien hasta hace nada era el segundo portero del primer equipo.

Arrancó un encuentro con visos de final para ambos equipos, que quieren figurar entre los aspirantes al playoff en el tramo final del curso. En el inicio vimos dos conjuntos que buscaban tener el balón, moverlo rápido y generar huecos en las defensas rivales. La gran batalla del comienzo estaba en el dominio del medio campo, que es donde estuvo el cuero el 90% del tiempo en los primeros 10 minutos. Tanto franjirrojos como azulones peleaban con intensidad y daban todo por llegar a cada pelota, pero en las áreas se respiraba una tranquilidad relativa y breve, pues antes o después alguna caería.

Entrando en la barrera del cuarto de hora, parecía que se animaba el Filial de la Franja, aproximándose al área visitante y tratando de hacer algo de peligro. La primera ocasión fue rayista, aunque no fue un disparo propio, sino un centro de Luis Aguado que trató de rechazar un central de cabeza, saliendo este de forma defectuosa y tomando el balón rumbo a la escuadra, donde habría acabado de no ser por la mano salvadora de Aitor. Cuando parecía haber dominio local, llegó el zarpazo visitante. El asedio sobre el área mostoleña era claro hasta el minuto 19, cuando salieron a la contra rápida, pillando a la defensa rayista fuera de sitio y llegando en dos pases al área, donde recibiría Salmerón solo frente a Morro, y sin pensárselo dos veces definir ajustado al poste y adentro. Se volvió a ver por debajo del marcador el Rayo B pese a estar haciendo las cosas bien, aun quedando muchísimo partido.

Pese a la rabia por el tanto encajado, siguieron los chicos de Dongil tratando de elaborar su juego, aquel que les dio una notoria victoria en el partido de la primera vuelta y aquel que les había permitido remontar tantos otros encuentros que se ponían cuesta arriba. Obviamente, la cosa se dificultaba ante un equipo como el mostoleño, que tenía calidad y arrojo para defender la ventaja que ahora poseía en el marcador. Volvía a rondar la pelota las inmediaciones del área visitante, siendo movida rápidamente, no habiendo muchas ocasiones de lograr el empate, pero si alguna que otra muy clara. La que más llegó al cumplirse el 45, en un balón que Luis Aguado metió por un hueco impercepitble y que dejó solo a Manu Navarro ante Aitor, en posición propicia para un rematador, pero demasiado angulada para el mediocampista, que la acabó mandando al exterior de la red. Así se llegó al descanso, con el Filial de la Franja por debajo pero sin ser inferior a un Móstoles URJC que supo aprovechar la que tuvo y defenderse bien de las constantes acometidas.

El rojizo del atardecer vallecano se estaba perdiendo por completo cuando volvieron los jugadores para disputar la segunda mitad, la cual comenzó con los visitantes teniendo un breve pero intenso arreón inicial, en el cual llegaron incluso a anotar un tanto invalidado por fuera de juego. Tras esto, de lo que hubiera sido el 0-2 pasamos a ver el 1-1. Ganó el Rayo B el rechace de un córner propio y se abrió el balón a la derecha, aun con la marabunta de jugadores en los exteriores del área grande. Ahí fue a parar el cuero, y ahí lo encontró Jorge Moreno, que lejos de recuperar su lugar en el marcaje, lo que hizo fue empujar la pelota a la red y lograr el empate cuando estábamos contando 5 minutos de segundo tiempo. Lograba así el empate el Filial de la Franja, dando de esta forma inicio a un nuevo partido de 40 minutos gracias al tanto del central, que se consolida como uno de los máximos artilleros del equipo con su 6ª diana.

Tras el empate, se vino arriba el Rayo B y fue a por más. Siguió buscando el balón y el área rival, siguió buscando los huecos por las bandas y tratando de acabar las jugadas ante un Móstoles URJC que había quedado totalmente grogui con el empate y que se defendía con celo pero sufriendo. Si de un córner salió la acción que igualaba la contienda, de otro llegaría el tanto que le daba la vuelta cerca de cumplirse la hora de partido. Esta vez no hubo rebote ni jugada posterior. El saque desde la esquina derecha del ataque franjirrojo fue certero y medido al primer palo, donde saltó más que nadie Gimeno para cabecear como mandan lo cánones y alojar la pelota en la escuadra. Se cortaba el silencio de la tarde-noche vallecana con el tanto que culminaba la remontada. Estrenaba el central juvenil su casillero particular en Tercera de la mejor manera posible.

La media hora que quedaba por delante tenía pinta de ser frenética, y no decepcionó. El Móstoles URJC se vio por debajo de un partido que estaba ganando bien, por lo que fue con todo, espoleado además por los movimientos de banquillo de Víctor González, a buscar el empate. Si durante casi todo el encuentro hasta ahora la pelota se había movido cerca del área visitante, ahora era la local la que sentía que rondaba el peligro. Centró esfuerzos el Rayo B en alejar cualquier balón azulón de sus inmediaciones, a la vez que trataba de salir rápido a la contra para tratar de lograr el gol que sentenciase el partido. Tuvieron sus oportunidades Diego y Álvaro Juan, los dos delanteros puros que había en el campo, pero no hubo suerte en las finalizaciones.

El reloj corría, el partido se rompía, los visitantes buscaban las tablas cada vez con más empeño y el Filial de la Franja perdía el control de la pelota y del juego. Eso no le gustaba a Ángel Dongil, que movió el banquillo entrando el encuentro en el tramo final, buscando retener la posesión sin perder frescura para posibles contras con la entrada de Cano por Álvaro Juan primero y de Ruby Atuse por Alberto después. Entre medias de estos cambios, quedando 10 minutos para el 90, llegó una nota que marcaría un partido muy limpio. Mostró el colegiado la primera tarjeta del encuentro (sí, la primera, en el minuto 80) a Toto por protestar una falta señalada en contra. No sabemos cual fue la réplica del jugador azulón, pero sí que no le gustó nada al árbitro, que en el acto le enseñó la cartulina roja, sin haber segunda amonestación. Se marchaba Toto a vestuarios echando pestes del trencilla y dejando a su equipo en inferioridad a 10 minutos de acabar un partido que estaban perdiendo.

Sin embargo, la expulsión tuvo el efecto contrario al que imaginado. El cuadro mostoleño ya daba el todo por el todo en busca de sacar un punto y llegaba con serio peligro al área de un Rayo B sorprendido por esta reacción y que claramente jugaba a ser conservador, algo que no le suele salir bien. El primer aviso llegó en un disparo que golpeó en el soporte de la cuerda que tensa la portería que da a Santa Eugenia. El segundo, un tiro que se estrelló en el travesaño y cuyo rechace sacó la defensa del área no sin dificultades. Dos avisos, a la tercera iba la vencida, y esta llegó exactamente en el instante en que se cumplía el minuto 90. Se elaboró la jugada por el área izquierda tras un libre directo, se llegó a las inmediaciones al área con velocidad y se puso el centro para el remate de cabeza de un Recalde que había entrado 7 minutos antes, que llegaba fresco y que superó con el testarazo a Miguel Morro, alojando la pelota en la red cercana al palo largo. Euforia en el banquillo visitante, caras largas en el local viendo que la historia volvía a repetirse.

En el momento de anotarse el gol saltaba el cartelón que anunciaba que se añadirían 4 minutos, en los cuales si que no había lugar a medias tintas. El Rayo B fue a buscar los puntos que se le estaban escapando con un vuelco total, incluyendo la entrada de Carlos Hernández por Diego para los 2 minutos finales. Este caótico final se jugó cerca del área mostoleña, donde acabó el balón el partido. Probó el cuadro local con balones jugados y largos, disparando como fuera y desde donde fuera, pero no hubo manera. Tras el rechace a córner de un disparo tras una falta ya con el tiempo cumplido, y luego del aviso del árbitro de que esa sería la jugada final salvo gol o penalti, llegó el triple silbido que concluía el encuentro.

Volvió a pasar. El Rayo B hizo un gran partido, pero el rival también juega, y cuando no la tienes de cara se escapan los triunfos. El Filial de la Franja volvió a ver como volaban 2 puntos de casa cuando apenas quedaba tiempo, esta vez ante un CD Móstoles URJC que no dejó de dar la cara y demostró por qué es candidato a la zona alta. Un punto que sabe a poco, pero que deja al Rayo B en 9ª posición con 39 puntos, quedando el playoff a 4 y el descenso a 6. No se logró romper la racha de partidos sin ganar en estas dos jornadas seguidas en casa, y la semana que viene hay oportunidad de lograrlo fuera, esta vez ante un Alcobendas Sport en situación de necesidad y en cancha “neutral” en Paracuellos del Jarama.

FICHA TÉCNICA

Rayo Vallecano B: Miguel Morro (p.), Luis Aguado, Xian, Gimeno, Jorge Moreno, Arratia, Álvaro Juan (Cano m.78), Ángel Algobia (cap.), Diego (Carlos m.90+3), Alberto (Ruby Atuse m.84) y Manu Navarro.

No utilizados: Dani Merino (p.s.), Nacho Fariña, Aguirre y Carrasco. Entrenador: Ángel Dongil.

CD Móstoles URJC: Aitor (p.), Kupen, Nacho (Portilla m.60), Chupe (cap.), Cortázar, Álex González (Recalde m.83), Toto, Mario (Asensio m.72), Emi, Félix Ledesma y Salmerón.

No utilizados: Álex (p.s.), Leo, Ivo Carosini y Sanjurjo. Entrenador: Víctor González.

Árbitro: Sr. García Padilla. Expulsó con roja directa a Toto en el Móstoles URJC.

Goles: 0-1, m.19, Salmerón. 1-1, m.50, Jorge Moreno. 2-1, m.59, Gimeno. 2-2, m.90, Recalde.

Ciudad Deportiva Fundación Rayo Vallecano, unos 250 espectadores. Partido correspondiente a la 28ª jornada del Campeonato Nacional de Liga, Tercera División, grupo VII. Tarde nubosa y fresca. Césped artificial en buen estado para la práctica del fútbol.

Informó Jorge Morales García. Imagen de Iván Díaz.