A+B es igual a seis

07/11/2016
A+B es igual a seis

Doble alegría en la mañana de ayer a cargo de nuestros dos equipos femeninos. Doble victoria y muy buenas sensaciones de ambos equipos.

Aunque me leáis de cuando en cuando por aquí, tengo que reconocer que soy de ciencias y además de ciencias puras. Las únicas letras que he manejado y manejo suelen ser las del banco -casa, coche,…-, pero en cuanto a lo que a números se refiere soy bastante bueno (al final las letras del banco se traducen en números), sin que suene a falsa modestia, de ahí el título de esta crónica. Es una ecuación muy sencilla en la que las incógnitas A y B suman seis.

Esta ecuación es muy especial, ya que nadie más que ellas mismas están despejando tales incógnitas y lo están haciendo gracias a otra ecuación, que normalmente funciona siempre en la vida y no es otra que la de “esfuerzo más trabajo es igual a victoria”. Supongo que ya habrán intuido que cuando hablo de A me refiero al Rayo Femenino “A” y que B es nuestro equipo de guererritas, el Rayo Femenino “B”.

Ayer, ambos equipos se encargaron de despejar cualquier tipo de incógnita que tuvieran los rayistas más escépticos acerca de su posible rendimiento, primero las mayores (si se me permite el témino, ya que la media de edad es de 22 años) y después las más jóvenes defensoras de nuestra franja.

Abría el fuego el primer equipo y tenía enfrente a un Albacete que pese a ir a remolque en el marcador (hasta 2-0), nunca le perdió la cara al partido y luchó lo indecible por tratar de igualar la contienda. Lo que pasa es que esa lucha termina siendo infructuosa si la que defiende el marco contrario es Ali, que sin tener que aparecer en demasiadas ocasiones, cuando lo hizo volvió a ser determinante sacando un par de manos a sendos balones que parecían gol seguro.

Si además de tener a Ali en plan seguro de vida, arriba tienes a Natalia con los ojos inyectados en sangre  esperando devolver con goles el cariño recibido por parte de su gente rayista, tienes un porcentaje muy alto de llevarte la victoria. No hubo que esperar mucho para ver como la delantera franjirroja cumplía su propósito y tras una buena combinación del equipo de Quejigo, hacía el primer gol del partido con el que se irían ambos equipos al descanso.

La segunda mitad, sin ser brillante, fue un choque de poder a poder entre dos equipos que buscaban la portería contraria. Fruto de ese empuje llegó el penalti cometido a la propia Natalia tras una buena jugada personal, que convertiría en gol Carreño al engañar en el lanzamiento a la guardameta rival y así redimirse del penalti errado ante el Transportes Alcaine en esa misma portería. Tras este gol, el Fundación Albacete adelantó líneas para recortar distancias en el marcador, algo que lograría Ali Muñoz que batía de tiro cruzado a su tocaya Ali Gómez.

Con el 2-1 en el marcador, algunos temían que volvieran los viejos fantasmas a la City y que nos diesen la vuelta a un marcador favorable, pero Natalia ejerció de Cazafantasmas y con un gol de penalti puso el 3-1 definitivo en el marcador. Tercera victoria consecutiva del equipo, diez puntos en la tabla clasificatoria, novena posición empatados con Sporting de Huelva (próximo rival) y la moral por las nubes.

¿Alguien sigue pensando que el rendimiento de este equipo es una incógnita?

A las dos y media de la tarde, hora en las que esas criaturas tenían que estar comiendo, saltaban las jabatas del filial de la franja y lo hacían con hambre pero de triunfo. Cuando en este bendito y precioso deporte llamado fútbol entras en una dinámica ganadora, la moral del grupo es tan fuerte que piensas que eres invencible y esto precisamente es lo que deben estar pensando nuestras guerreritas, que no conocen la derrota desde la quinta jornada (la de ayer era la novena).

El equipo salió desde el primer minuto con la idea clara de conseguir los tres puntos en juego y Eva haría pronto el primer gol, aunque quizás lo más correcto sería hablar de golazo, ya que marcaba un auténtico golazo de falta directa desde larga distancia (soy de números pero las distancias las calculo fatal). Otra habitual en cuanto al gol se refiere, Dafne, aprovechaba un rechace de la portera del Olímpico de Madrid para hacer el segundo gol e irnos al descanso con una buena ventaja en el marcador.

La segunda parte sirvió para que las pupilas de Fabio Nevado ampliaran la distancia en el marcador, y Alicia y Marta con sus goles lo dejaban definitivamente en un 4-0 que dejaba claro que nuestras chicas no solo vencen, sino que convencen.

Con esta victoria se colocan en un más que meritorio quinto puesto y el próximo domingo tienen un nuevo Miura enfrente, el todopoderoso CD Tacón.

Si en su día, ninguno entendimos esa operación matemática de Los Serrano, que decía que uno más uno son siete y que Fran Perea se encargó además de martirizarnos haciéndola canción, creo que en el Rayo Femenino es mucho más entendible esta sencilla ecuación de “A+B=6”.

Alberto Leva