Dos caras distintas

Dos caras distintas

Derrota por la mínima ante una gran Real Sociedad, que supo aprovechar mejor sus ocasiones

Con la novedad de Iris en el once titular arrancaba el partido en la Ciudad Deportiva. Era necesario puntuar tras las victorias de competidores directos por la salvación, aunque quizá no fuese el mejor rival para sacar algo.

Las de Natalia Arroyo controlaron la posesión durante prácticamente todas las fases del partido, desde el inicio, y gracias a ello generaron buenas ocasiones. Patri Hidalgo y Cris Auñón tuvieron que esforzarse al máximo para contener los constantes ataques de Amaiur y Bárbara Latorre. Fue precisamente la segunda quien puso el centro que a punto estuvo de mandar Nahikari al fondo de la red, dejando claro el peligro que iba a ocasionar durante todo el partido. Poco después, Iris mandaba un balón al travesaño, avisando de que, aunque replegadas, el conjunto rayista también iba a incomodar a Mariasun. Bárbara pudo poner el 0-1, pero no acertó en el mano a mano. Sí lo hizo Amaiur cuando se cumplía la media hora de juego. Un buen centro de Itxaso lo aprovechaba la 17 para poner la bola en el fondo de la red, después de mandar el primer remate al poste. No bajaron los brazos las franjirrojas, que pudieron poner las tablas en el marcador antes del descanso. Tere Morató y Pilar García tuvieron las más claras, pero se encontraron con Mariasun, que hizo buen partido junto a sus dos centrales.

Ya en la segunda mitad, el Rayo cambió la cara. Dejó atrás el repliegue para salir a apretar un poco más arriba. Durante 20′ ambos equipos se repartieron la posesión, pero sin llegar a ocasionar situaciones de peligro que hiciesen trabajar a las portera. Rozando el 70′, Isadora ponía el empate a uno tras un gran centro de Patri Hidalgo. De poco sirvió, ya que a cinco minutos del final, la capitana txuri-urdin daba los tres puntos a su equipo rematando casi en el área pequeña un centro desde la derecha de Leire Baños.

Tocará sufrir en las próximas jornadas, empezando por el Betis la semana que viene, yendo obligadas a ganar para seguir lejos del descenso.