Jugar, sufrir y ganar

Jugar, sufrir y ganar

Nuestras guerreras franjirrojas han logrado tres puntos muy importantes el imponerse al Sevilla FC.

Había que ganar y se ganó. Bien podría ser ese el resumen del partido hoy contra el Sevilla. Pero el Rayo hoy no sólo ha ganado, sino que ha recuperado una de sus mejores versiones. Si eso ha sido así es gracias a que dos jugadoras hoy han hecho todo bien, han dirigido a su equipo y se han divertido haciendo magia con la pelotita. Hablamos, evidentemente, de María Pilar García Villalba y de Paula Fernández Jiménez. De la 4 a la 6 y de la 6 a la 4. Ese ha sido el movimiento del balón gran parte del partido. Con criterio, buscando siempre la mejor opción, arriesgando cuando había que arriesgar. Digno de poner en todas las escuelas en las que quieras enseñar a jugar a los centrocampistas.

Aunque parece que el partido se tuvo bajo control los 90 minutos, no fue así. Nada más arrancar el partido, en un choque entre Tere Morató y Karlenäs, la colegiada indicaba penalti para las sevillanas. No fallaba desde los 11 metros Claudia Pina, que ponía a su equipo por delante. Tras el gol, le costó a las franjirrojas hacerse con la pelota, pero la presión arriba hacía que al Sevilla le costase circular la pelota. Sólo 10′ más tarde, Isadora era derribada en el área y Pau Fernández se encargaba de batir a Noelia Ramos para poner el empate. A partir de entonces empezamos a ver al Rayo coger confianza con balón, con circulaciones cada vez más largas. Aunque no hubo muchas ocasiones, ambas porteras tuvieron que esforzarse para no volver a encajar. Tere ponía a prueba a Ramos con un gran disparo tras una magnífica jugada personal, y Ana Franco por su parte hacía lo propio con Larqué. La insistencia de Tere, que fue un quebradero de cabeza para la defensa visitante, acabó teniendo resultado en el descuento de la primera parte. La jugada empezaba con Camila haciendo un sombrero a la delantera sevillista tras cortar un balón largo, siguió con Paula metiendo el balón a banda, tras una buena combinación con Pilar, para Isadora, que esperó a la perfección la incorporación de Patri por fuera, centro de la lateral zurda que mandaba a la red Tere con un cabezazo. Irse con ventaja al descanso, y de esta manera, sube la moral a cualquiera.

La segunda parte arrancaba con la misma dinámica que el final de la primera, con Pilar y Paula manejando los tiempos del partido. La primera ocasión de peligro fue para el conjunto dirigido por Cristian Toro, ya que Hayden tuvo que sacar bajo los palos el balón para mandarlo a córner. Con el partido jugándose en el medio campo, las porteras estaban aparentemente tranquilas. Hasta que Shei recibía un balón largo de Buli en la banda izquierda, conducía hacia dentro y desde fuera del área superaba por encima a Noelia Ramos. Parecía que con el 3-1 llegaba la tranquilidad, pero Tony Payne recortó distancias para las suyas en el 83′, dejando el partido completamente abierto hasta que se pitó el final.

Tres puntos de oro para las vallekanas, que vuelven a ganar varios partidos después. Próxima parada: Ciudad Deportiva del Atlético de Madrid