Pues ya estaría

Pues ya estaría

Con la derrota ante el Levante UD, se consumó en la mañana de hoy el descenso del Rayo Vallecano Femenino.

Con la derrota del Rayo Femenino en la mañana de hoy ante el Levante UD, ya es matemático el descenso del equipo a Reto Iberdrola (segunda categoría del fútbol nacional). Es importante puntualizar lo de matemáticamente, porque virtualmente llevaba varios meses ya en el pozo de la Segunda.

Son tantos años caminando sobre el alambre y sin red, que este momento podría llegar inevitablemente. De hecho, lo extraño es que este descenso no se haya producido con anterioridad. A nadie escapa que hay un culpable principal con nombre y apellidos, que no es otro que Raúl Martín Presa y su falta de interés en su equipo (y sección en general) femenino desde que aterrizó en Vallecas. Siempre se ha quejado y se ha escudado en lo deficitario de este equipo y va a terminar descendiendo en la temporada previa a tener una liga profesional y, lo que parece, una liga en la que haya una inyección económica a los equipos.

Que Presa sea el principal culpable no quita que haya más y que se pueda hablar largo y tendido del porqué el Rayo Femenino acaba en Segunda tras 19 temporadas en Primera y un pasado glorioso. Pero ese será un capítulo que abordaremos en días venideros, una vez digerida la pena y la rabia de un descenso que duele mucho más por las formas que por el fondo, pues en Vallecas no nos asusta caer, ya estamos acostumbrados. Pero si tenemos que caer, queremos hacerlo con honor, con orgullo y con la cabeza muy alta, tres condicionantes que para nada se dan en este descenso.