Rayo 2-1 RCD Espanyol: invictas en “casa”

03/11/2019
Rayo 2-1 RCD Espanyol: invictas en “casa”

Ajustada victoria de nuestras guerreras por dos goles a uno frente al RCD Espanyol, con goles de Ori Altuve y Eva Alonso.

A ver quién se atreve ahora a decirles a estas chicas que no pueden. Porque pueden, con lo que quieran. Se encuentran invictas en “casa”, con tres victorias consecutivas. Parece fácil, pero la hazaña reside en que lo han hecho en tres campos completamente distintos, de ahí las comillas en la palabra casa: el Estadio de Vallekas, el campo 5 (de césped natural) de la Ciudad Deportiva, y el campo 4, de artificial, que será su pequeño estadio particular de aquí a que finalice la Liga. Hoy han vuelto a sumar de tres frente al colista, en un partido que, a rachas, consiguieron controlar.

Se sabía la importancia de este partido desde principios de semana. Para las locales porque una victoria las dejaba en una más que cómoda posición en la tabla. Y para las visitantes porque era una final, ya que solo cuentan con un punto en su casillero. 

Tanto Salvador Jaspe como Carlos Santiso sorprendían con sus alineaciones. Volvía Iris con las franjirrojas después de cumplir sanción, y la capitana del Espanyol, Paloma, volvía a enfundarse el brazalete para disputar sus primeros minutos este año. Empezaron mejor las guerreras que, con Pilar García y Eva Alonso en el medio, se fueron haciendo poco a poco con el control del partido. Apunten esos dos nombres, no solo han dado que hablar hoy, si no que llevan haciéndolo toda la temporada y no tiene mucha pinta de que vaya a cambiar. Iris y Sheila estaban siendo dos puñales por banda y Pau Fernández se dedicó a dejar detalles de calidad durante gran parte del partido. Iban nada más 10 minutos de partido cuando Paola Soldevila derribó a Iris en el área. Oriana Altuve sería la encargada de transformarlo en el 1-0. Se ponía el partido de cara para las vallekanas. Pero no iba a perderle la cara al partido el Espanyol. Tras algún que otro disparo lejano, el Rayo tuvo momentos de duda e imprecisiones que aprovecharon las catalanas. En el ecuador de la primera parte, Paloma Fernández aprovechaba un centro lateral para batir a Patri Larqué, igualando de nuevo el partido. De ahí al descanso vimos un partido algo más parejo que al inicio, sin llegadas de mucho peligro para las guardametas. La más clara para adelantar a su equipo la tuvo Iris, quien tras una gran jugada individual, mandaba el balón rozando el larguero. 

Comenzaba una segunda parte sin cambios y con un Rayo mejor plantado. Ahí empezó el recital de nuestras dos centrocampistas. Si el otro día en Sevilla fue Saray Garcia quien daba ese punto de calma, hoy fueron Pilar y Eva, Eva y Pilar, y así 49 minutos que duró la segunda parte. Qué manera de mantener el balón, de asociarse, de filtrar pases. En resumen, qué manera de hacer el fútbol un poco más bonito. La primera en probar suerte fue, de nuevo, Iris, pero la joven portera perica, Janet, le ganó el mano a mano. Le siguió un cabezazo de Camila Sáez al larguero. Movió ficha Santiso, sacando a Pau Fernández del campo para meter más pólvora arriba con Bulatovic. Al poco de entrar, la delantera montenegrina remató un balón al primer palo que se coló por la escuadra, pero que fue anulado por la colegiada por fuera de juego (algo dudoso, a juicio de quienes estaban allí presentes). Quedaban algo menos de un cuarto de hora cuando una de las dos protagonistas antes mencionadas decidió que ya era hora de dejarse de tonterías, hacía falta contundencia. Camila Sáez sacaba desde la banda izquierda un córner a favor para que Eva Alonso entrase como un torrente a rematar el balón. Tanta fue la potencia de su carrera y salto que no solo fusiló la portería de Janet, si no que acabó también ella dentro. Primer gol de la más pequeña de la franja para poner por delante a su equipo. Decimos que es la más pequeña porque en su DNI pone que ha nacido en 2002 y que solo tiene 17 años, pero el poderío que muestra, partido tras partido, sobre el campo hacen que parezca toda una veterana de Primera División. El gol de hoy es el premio al espectacular trabajo que hace Eva cada jornada. Aún quedaría tiempo para que Bulatovic estrellase un balón en el larguero. Se le resiste el gol a la delantera rayista, pero estamos seguros de que pronto llegará el primero que hará que se lance. 

Otros tres puntos para el Rayo Femenino que se colocan quintas, con 14 puntos, antes de un nuevo parón por selecciones. Como dicen por ahí, miramos hacia arriba

El Rayo Femenino de Carlos Santiso ha conseguido hacer de su feudo un auténtico búnker inexpugnable. El presidente también pretende hacer del campo en el que jueguen las guerreras su particular búnker, al que accedan solo los escasos socios del femenino y ocupen su grada de segunda mano. Se acabó lo de ver el fútbol en pasarela o fondo, pero no para todos ya que detrás de la valla sigue habiendo sitio para ver el fútbol gratis. Habrá que estar atentos a ver si idean algo para seguir protegiendo a las guerreras de miradas propias y extrañas.

Rayo Vallecano: Larqué; Sáez, Andújar, Guerrero, C. Auñón; Iris (Lucía Sánchez), Pilar García, Eva Alonso, Sheila (Oviedo, 77’); P. Fernández (Bulatovic, 63’), Altuve (Chule, 81’)

RCD Espanyol: Janet; Elba, Soldevila, Inés (Letti, 60’), Débora; Kath (Ainhoa Marín, 81’), Ayaka, Torrodá, Paloma (Baudet, 67’); Julve (Yiyi, 70’), Eli, Débora

Goles: 1-0 Oriana Altuve (p) (11’), 1-1 Paloma (25’), 2-1 Eva Alonso (77’)