Un punto muy trabajado

29/09/2018
Un punto muy trabajado

Reparto de puntos entre Rayo Vallecano y Athletic Club de Bilbao en un partido con alternativas en el juego, que empezó cuesta arriba para la escuadra franjirroja.

En la Ciudad Deportiva del Rayo Vallecano se citaban en la mañana de hoy dos equipos bien distintos, pero con un objetivo común, conseguir los tres puntos en juego. Por un lado, un Rayo Vallecano en pleno proceso de construcción, joven y que llegaba pletórico tras su primera victoria liguera. Enfrente, un Athletic de Bilbao con muchas horas de vuelo en la máxima categoría del fútbol nacional, con un pobre bagaje en cuanto a puntos se refiere y necesitado de una victoria que le sacara de los puestos de cola de la clasificación.

Irene Ferreras era consciente del rival que tenía enfrente, fruto de ello fue una alineación con hasta cinco novedades respecto a la que presentó en Matapiñonera. Pilar García, Auñón, Carla Guerrero, Mendi y Ana Valles eran de la partida en el día de hoy. Una defensa inédita en la que Carla y Mendi iban a flanquear a Andújar, con Auñón y Camila haciendo las veces de carrileras.

El partido iba a comenzar con dominio visitante, consiguiendo adelantarse en el marcador cuando se cumplía el minuto nueve de partido y apenas había dado tiempo a los asistentes a buscar algún atisbo de sombra entre la solanera vallecana. Nekane recogía un balón dentro del área sin que nadie fuera capaz de arrebatárselo y con la tranquilidad de las grandes delanteras, batía a Ana que poco pudo hacer para evitar el tanto.

Por primera vez en esta temporada, el equipo rival asestaba un golpe al conjunto franjirrojo en los primeros compases de partido, con la duda planeando en el aire de cómo reaccionarían las nuestras ante semejante varapalo. Casi acto seguido a encajar el gol, Eunate iba a estrellar un balón en el larguero al sacar una falta lejana que puso el susto entre la hinchada rayista.

Parecía grogui el conjunto franjirrojo en este primer cuarto de partido, con Erika y Lucía García adueñándose del balón y creando juego en la medular a la espera de que aparecieran una Nekane que se dejaba caer a banda y Yulema Corres en punta de ataque. En estas, aparecieron Pilar García y Eva Alonso para empezar a voltear el signo del partido, haciéndose grandes en la zona ancha del terreno de juego, bien apoyadas por Auñón y Camila en ambos flancos. Sería precisamente la jugadora chilena la que iba a marcarse una jugada más propia de una extremo que de una defensa, colgando un balón al segundo palo al que iba a llegar libre de marca Sheila que cedería de cabeza al centro donde Silvia cabeceaba el balón al fondo de la red, haciendo inútil la estirada de Leguina.

Silvia lograba marcar por segunda semana consecutiva, en un partido en el que no había entrado demasiado en juego, pero que llegado el momento de aparecer demostró ser la más lista de la clase.

El gol pareció espolear a las nuestras que habían tomado el pulso al partido y comenzaba a trenzar juego, buscando las bandas con la idea de hacer llegar balones a una Oriana que hoy se mostró bastante desasistida en zona ofensiva. Sería Sheila la que en una de sus ya tan habituales cabalgadas, iba a poner un centro chut que se marcharía fuera por muy poco cuando la primera parte echaba prácticamente el cierre.

Con el pitido de la colegiada se ponía fin a unos primeros 45 minutos en los que el Rayo Vallecano había conseguido sobreponerse al mazazo inicial del gol de Nekane, sabiendo trabajar el partido con mucho oficio y una gran solidez defensiva.

La segunda mitad iba a comenzar siendo un calco de la primera, con un Athletic en busca del tanto de la victoria y un Rayo que intentaba hacerse fuerte atrás para tratar de no conceder ocasiones de peligro. En este segundo acto, de nuevo encontraría Ana al larguero como perfecto aliado para evitar el tanto de Yulema que disparaba duro desde la frontal del área, pero toparía de nuevo con el travesaño de la portería rayista.

El Rayo no bajaba los brazos y tras un saque de esquina, Camila estuvo a punto de batir a Leguina con un disparo en posición bastante acrobática que se marcharía fuera por muy poco. Andújar iba a rematar de cabeza un balón tras nuevo córner que en esta ocasión detendría sin problemas la cancerbera visitante. Un partido más, Paula ha sido dominadora de todos esos balones aéreos en ambas áreas.

En esta segunda parte Irene movería el banquillo, dando entrada a Marta Perarnau en lugar de la debutante Carla Guerrero y posteriormente a Jelena por Oriana, que a pesar de bajar a recibir el balón en numerosas ocasiones, hoy no ha tenido demasiadas opciones de demostrar su olfato de gol.

Dijo en una ocasión Rubén Baraja tras empatar un partido (sin pena ni gloria) que “no habían ganado, pero tampoco habían perdido” y algo así debió pensar la entrenadora rayista que en el minuto 87 dio entrada a Raquel Candelas supliendo a la goleadora Silvia, con la firme intención de reforzar un centro del campo en el que el conjunto bilbaíno parecía tener cierta superioridad en los compases finales del partido.

Con el recuerdo en la memoria del partido ante el Sevilla y el fantasma de los últimos minutos, el equipo consiguió hacerse fuerte atrás e incluso buscar las contras de Sheila y Jelena en ataque. Pero las piernas ya pesaban después de un esfuerzo titánico, junto al calor asfixiante, dejaban pocas opciones para la sorpresa en la defensa vasca y el partido finalizaría con un empate que se nos antoja justo viendo los méritos de ambos equipos.Un empate muy trabajado que sube otro punto al casillero rayista que ya suma cuatro.

El partido nos vuelve a dejar lecturas muy positivas, como los 90 minutos jugados por Pilar García que este año debe ser una jugadora que aporte experiencia y calidad en un centro del campo tan joven como el nuestro. Buen debut de Carla Guerrero, que junto a Mendi y Andújar se han mostrado contundentes ante dos delanteras de tanto nivel como Nekane y Yulema. Excepcional partido de Camila Sáez jugando en una posición que a priori no es la suya, pero que tampoco es desconocida para ella. Buena actuación también de Ana en portería con un par de intervenciones en la segunda mitad de mucho mérito, mostrándose bastante segura en los balones aéreos. De Eva Alonso solo cabe decir que sigue creciendo partido a partido y que llegará tan lejos como ella quiera.

Ahora llega una semana de parón por selecciones antes de afrontar el duelo ante el FC Barcelona, en la que Camila y Carla viajarán hasta Chile para afrontar el doble compromiso que tienen con su selección ante Sudáfrica los días seis y nueve de octubre. Seguro que este receso en la competición le viene genial al grupo para ir recuperando efectivos y dejar vacía la enfermería rayista, lo cual sería una magnífica noticia para el cuerpo técnico.

Texto: Alberto Leva 

Imagen: Javi LR