Y otras veces se aprende

Y otras veces se aprende

Derrota sin paliativos del Rayo Femenino por 4-2 en su visita al Madrid CFF.

El Madrid CFF ha sido superior en el partido de hoy a un Rayo Vallecano voluntarioso, con la idea clara de jugar siempre el balón, pero con una terrible fragilidad defensiva, que ha aprovechado a las mil maravillas el equipo local, especialmente por Geyse que ha sido un auténtico dolor de cabeza para las nuestras.

El resultado ha sido de 4-2, pero perfectamente podría haber sido más amplio por parte de ambos equipos, ya que tanto el ataque del Madrid CFF tuvo ocasiones para hacer más goles, como Bulatovic que tuvo una grandísima ocasión tras un gran pase de Pauleta desde la derecha y un trallazo de la propia Buli al larguero.

Si en la previa del partido pedía calma, pasara lo que pasara esta tarde en Cotorruelo, no seré yo el que encienda las alarmas tras la derrota de hoy. No me apetece hacer una crónica del partido al uso y creo que con los párrafos iniciales se resume lo que ha sido el partido, una Geyse superior a las otras 21 compañeras de juego y errores defensivos que nos penalizan demasiado.

Por lo tanto, lejos de dejarme vencer por el pésimo, voy a buscar detalles a los que agarrarme para seguir creyendo con fe ciega en este equipo:

Pauleta: sin duda, la mejor de las 16 jugadoras del Rayo que ha participado hoy en el partido. Se ha asociado con sus compañeras, ha bajado a defender, ha peleado cada balón, se ha ofrecido siempre, lo he hecho bien por fuera y jugando por dentro detrás de la delantera y como colofón a su partidazo están los dos goles que ha conseguido, ambos de bella factura pero el segundo ha sido una bestialidad. Quejigo tenía mucha confianza en ella cuando la fichó y hoy ha dejado muestras de que no se equivocaba el míster. Si sigue en esta línea, le dará mucho al equipo y será pieza clave a la hora del despegue de las guerreras.

María Bores: tiene la complicada labor de suplir a la capitana Auñón. Hoy ha tenido que lidiar con el ataque del Madrid CFF, que son palabras mayores, y ha firmado un partido notable en defensa. En ataque no ha podido sumarse todo lo que le hubiese gustado, teniendo enfrente lo que tenía, pero cuando ha podido hacerlo ha aportado velocidad en banda derecha.

Andújar: claramente ha ido de menos a más en el partido. La locura de partido en los minutos iniciales no le ha beneficiado en absoluto, pero se ha ido asentando en el campo y se ha ido haciendo grande con el paso de los minutos.

Yohana: habitualmente tendemos a pensar que si a un equipo le han metido cuatro goles, el o la protagonista que ha estado bajo palos no ha tenido su mejor día, pero este no es el caso de Yohana en la tarde de hoy. La cancerbero rayista ha tenido una actuación bastante destacada y a pesar del resultado podemos decir que el puesto de guardameta es uno de los más solventes de este Rayo. Tanto Yohana como Larqué atesoran un nivel suficientemente demostrado para confiar en ambas a la hora de defender la portería franjirroja.

Jugadoras como Isadora, Yoko o Paula Fernández han demostrado que de calidad van sobradas y que este Rayo puede jugar el balón, y puede hacerlo muy bien además. Con empate a un gol en el marcador han querido ser dueñas del partido y por momentos lo han logrado, dando muestras de que la apuesta del cuerpo técnico es la del buen trato al balón y que pueden lograrlo además.

No soy muy fan de la famosa frase que dice que «unas veces se gana y otras veces se aprende», pero hoy me la tengo que envainar y creo que, efectivamente, en la derrota el equipo tiene que aprender y estas enseñanzas nos ayudarán a mejorar a lo largo de las jornadas. Hay errores que pulir y cosas que mejorar, pero pienso en el enorme potencial que tiene este equipo y el margen de mejora que el tiempo y los resultados nos irán dando.

Como decía el míster tras el partido «lo bueno de las jornadas entre semana es que no te da tiempo a masticar una victoria ni a amargarte por una derrota», por lo que ya toca poner la vista en el próximo miércoles en la visita a la City del Sporting de Huelva, un rival directo con el que sería importantísimo sacar los tres primeros puntos de la temporada.

Hay un proverbio latino que dice «Si el viento no sirve, coge los remos» y Vallecas (Puerto de mar) es un barrio de espíritu marinero y estamos acostumbrados a remar. No tengáis dudas, guerreras, que, tal vez, no tengáis a la tripulación más numerosa de la Primera Iberdrola, pero sí a la más fiel y, contra viento y marea, remaremos codo con codo con vosotras. Cabeza alta y mente fría, equipo.