El verdadero clásico

21/12/2018
El verdadero clásico

Desde la entrada de las televisiones en el fútbol femenino, es habitual encontrarnos con anuncios a lo largo de la semana con hashtags grandilocuentes vendiéndonos clásicos y derbis varios. Tal vez un FC Barcelona-Atlético de Madrid (o viceversa) sea el partido más interesante que el espectador puede presenciar en la actual Liga Iberdrola, pero el clásico por excelencia es el que enfrenta a RCD Espanyol de Barcelona y a Rayo Vallecano.

Es cierto que ambos equipos no atraviesan sus mejores momentos si echamos la vista atrás y recordamos sus épicos duelos en Liga y Copa de la Reina a finales de la primera década de los 2000. Junto a Athletic Club de Bilbao y Levante UD marcaron toda una época dorada en el fútbol femenino de aquellos (maravillosos) años.

Ambos equipos comparten nexos en común y, por desgracia, épocas de vacas flacas en un momento emergente para la máxima competición del fútbol nacional. Si alguien conoce lo que se cuece en el club perico es mi amigo, periodista e incondicional seguidor del RCD Espanyol Femenino, Josep María Miedes que en su blog personal pone el dedo en la llaga y define de esta forma la actual situación de la sección femenina: “La raíz del mal está más arriba, en los despachos, no en los vestuarios. Se está perdiendo la oportunidad de volver a hacer un Femenino potente, que plante cara a los clubs que sí han sabido aprovechar el tirón del dinero, pero aquí parece que van seguir por su propio camino“.

El aficionado franjirrojo que lea las reflexiones del bueno de Miedes seguro que se siente bastante identificado en cuanto al Rayo Femenino se refiere. Decisiones incomprensibles desde las altas esferas que nadie o casi nadie logramos llegar a entender. En época de bonanza económica para los clubes inmersos en la Liga Iberdrola, tanto Rayo como Espanyol han decidido minimizar sus recursos en sus respectivas secciones femeninas.

A pesar de todas las dificultades y escollos en ambos equipos, a día de hoy se encuentran fuera de posiciones de peligro e incluso el Rayo Vallecano podría terminar la primera vuelta en quinta posición, todo un exitazo de la plantilla y cuerpo técnico rayista.

El RCD Espanyol ocupa la undécima posición con 14 puntos, cinco por encima del descenso. Su punto fuerte, como el club Vallecano, es la Ciudad Deportiva Dani Jarque, donde ha logrado 10 de esos 14 puntos (tres victorias y un empate). Paula Moreno con cuatro dianas es la máxima goleadora del conjunto de Joan Bacardit que al estar sancionado no podrá sentarse en el banquillo local. Tampoco podrá estar mañana la paraguaya Dulce que fue expulsada en la última jornada ante la Real Sociedad.

El Rayo Vallecano que viaja mañana mismo en AVE a la Ciudad Condal recupera a Raquel Candelas, tal y como ella misma confirmaba en sus redes sociales. También está de vuelta Eva Alonso que se perdió el partido ante el Valencia CF por estar disputando la Primera Fase del Campeonato territorial de selecciones sub-17. La que estará alejada de los terrenos de juego varios meses es Laura Codonal que hoy mismo ha sido intervenida satisfactoriamente de su lesión en el ligamento cruzado anterior. Nuestra capitana se vuelve a encontrar este nuevo obstáculo en su camino de disfrutar jugando al fútbol, pero si logró volver una vez volverá a hacerlo una segunda y para ello contará con el apoyo de toda la familia rayista.

Se acaba la primera vuelta y nuestras guerreras franjirrojas tienen en su mano la oportunidad de mejorar los números obtenidos la temporada pasada en los 15 primeros partidos. Como mínimo, las chicas de Irene Ferreras ya lo habrán igualado (21 puntos), pero llegados a este punto, a todos nos gustaría ver al equipo un escalón más arriba para finalizar el 2018.

Sin tele y con menos expectación que antaño, mañana a las 17.00 horas en la Ciudad Deportiva Dani Jarque se enfrentan dos históricos de la Liga Iberdrola. No me pidan un porqué, pero no cambio este RCD Espanyol-rayo Vallecano por ningún otro (mal) llamado clásico.