La sonrisa de La Franja

29/02/2020
La sonrisa de La Franja

El domingo a las 11.00 horas no hay un partido más en la Ciudad Deportiva. No lo podemos catalogar de “partido normal” por muchos motivos. El primero de ellos es que, de ganar, se sobrepasaría la mágica cifra de 30 puntos, y con ello, como comentábamos la semana pasada, llegaría la salvación virtual. El segundo es que enfrente las guerreras tendrán a un rival que se juega la vida, que llega con un triple empate a puntos con dos equipos que este fin de semana juegan entre ellos, lo que le daría cierta ventaja sobre el descenso sumar de tres. Pero el tercer motivo y, para mí, el más importante, es que vuelve a Vallekas la sonrisa de La Franja. Sí, señoras y señores, vuelve Marta Perarnau. Y lo hará, para nuestra desgracia, vistiendo las trece barras.

Para quien no lo sepa, Marta, hasta el año pasado, defendía con orgullo el escudo de Rayo. Tras muchos años en la cantera consiguió hacerse con un puesto fijo en el primer equipo hace dos temporadas, cubriendo la lesión de Raquel Carreño, de la mano de Miguel Quejigo. Su gran temporada le sirvió para que el año pasado entrase en plantilla del primer equipo. Por motivos que muchos rayistas no entendemos, en verano tuvo que abandonar su casa para poner rumbo al sur. Con ella se marchó un trozo del escudo, el espíritu que tiraba del equipo cuando el partido se torcía, esa que les recordaba a sus compañeras que “vamos, tías, joder, que somos el Rayo“. Vallekas no ha vuelto a ser lo mismo, el Rayo Femenino tampoco, cualquiera que conozca un poco al equipo puede haberlo notado.

Como hemos dicho, mañana vuelve Marta Perarnau, y con ella un Betis con alguna que otra baja. No podrá entrar en convocatoria Rosita Márquez, por lesión, posiblemente uno de los mayores efectivos del club andaluz.

Por otro lado, las de Vallekas llegan de empatar en Paterna, y parecen recuperar a su máxima goleadora, Oriana Altuve.

Esperamos impacientes el domingo, no por el fútbol, sino por volver a ver a nuestra mayor sonrisa lucirse en su casa.