En el fútbol no es necesario devolver los regalos

En el fútbol no es necesario devolver los regalos

Derrota por la mínima (3-2) en la visita del Rayo Vallecano al Real Betis en el Benito Villamarín.

Un Rayo Vallecano, en modo visitante, no consiguió puntuar en el Benito Villamarín. Aunque el Real Betis fue muy superior en el cómputo total, los franjirrojos tiraron por la borda su oportunidad de puntuar. Lo hicieron al devolver, en forma de penalti en los minutos decisivos, el regalo con el que los béticos les metieron en el partido al final de la primera mitad.

Iraola movía hasta cinco fichas en el once inicial pensando que el miércoles vuelve a haber partido. Entraban Maras por Saveljich, Pathé Ciss por Óscar Valentín, Unai por Santi, Nteka por Sergi Guardiola y la sorpresa de Balliu en el extremo por Isi.

No existió el Rayo Vallecano en el primer tiempo. Se lo pasó corriendo tras el balón y las sombras de los verdiblancos. Sin balón no existió el Rayo y el Betis le pasó por encima. Sólo cuando Trejo contactó con el balón se atisbó a los franjirrojos. Pero cuando eso sucedió el marcador era de 2-0.

Entre los minutos 21 y 23 el Betis hizo efectiva su superioridad. Primero fue el ex rayista Alex Moreno el que lo hacía con un derechazo. A continuación era Juanmi quién hacia lo propio. El Rayo no pudo robar el protagonismo bético con el balón, como quería Iraola en la previa, y estaba grogui.

Cuando todo parecía que el primer periodo terminaría con ese marcador, se produciría el primer giro del partido. En tiempo de descuento erraban los béticos en la salida del balón en defensa y Álex Moreno regalaba a Trejo una infantil cesión al portero. El Chocota no desperdició el regalo y asistió para que Nteka marcará a placer. Tres goles en la temporada y los tres asistidos por Trejo.

Aprovechó Iraola el descanso para deshacer lo hecho en el inicio. Santi por Ciss e Isi por Mario Hernández, retrasando a Balliu a su posición habitual.

Dominio alterno en el inicio del segundo tiempo pero con un Rayo que existía cuando  los verdiblancos bajaban el pistón. Con un Betis que no conseguía traducir su mayor presencia en el área rival con un tercer gol.

En esas estábamos cuando el minuto 64 se producía la primera jugada trenzada del Rayo en ataque. Recuperación de Santi que conectaba con Nteka, este con Trejo que asistía para que Álvaro empatase a dos goles. Todo con la rapidez de un rayo.

En el 70′ entraba el Tigre por el Chocota que había dado las dos asistencias de gol. Un Falcao que se hizo presente en un cabezazo en el minuto 79 y en un libre directo en el 85. Pero no era el día para que Falcao marcara y las dos ocasiones se perdían cerca de los palos.

Pero antes de que sucediera lo anterior, el Rayo había devuelto el regalo al Real Betis. Si Alex Moreno había tenido la cortesía de no celebrar el 1-0, Balliu se la devolvía permitiendo que le robara un balón inaudito contra la línea de fondo y cometiendo penalti en su intento de enmendar el primer error. Willian José transformaba en el minuto 74 el penalti y ponía el definitivo 3-2 en el marcador.

De ahí hasta el final un Rayo Vallecano a la heroica lo intentaba con las ocasiones referidas de Falcao y un disparo previo de Isi. Se incorporaba Bebé por Nteka en el 79 de partido. También debutaba Pozo está temporada en el 87 sustituyendo a Maras. Dimitrievski subía al remate en el córner con el que finalizaba el partido.

Por poner la nota positiva al mal partido franjirrojo hay que reconocer que el partido acabó en el área bética. Pero hoy no llegaría el gol postrero que nos ha dado los cuatro puntos que sumamos como visitantes.

Ahora vienen dos partidos seguidos en el fortín del Estadio de Vallecas. Es el momento del Rayo en modo local y de seguir sumando de tres contra Barça y Celta.

Texto: Luis Miguel Redondo

Imagen destacada: EFE