Cuando fuimos Reyes

Cuando fuimos Reyes

6 de enero de 1997. Los Reyes Magos ya han visitado las casas de los ni√Īos espa√Īoles. Sin embargo, en el Palacio de los Deportes, la solidaridad no termina nunca. Y el Rayo se corona campe√≥n por encima de los inalcanzables gigantes.

Existe un campeonato que el Rayo tiene en sus vitrinas y sus vecinos, Real Madrid y Atl√©tico, no. Y no un torneo cualquiera, sino un que se jug√≥ sobre parquet, con las normas del f√ļtbol sala y con car√°cter puramente solidario. En el a√Īo 1997, el diario Marca y la cadena auton√≥mica Telemadrid lanzaron una iniciativa deportiva, bajo el nombre de La Fiesta de la Solidaridad, con el fin de recoger juguetes para las familias en riesgo de pobreza de la Comunidad de Madrid. El 6 de enero, el Palacio de los Deportes fue testigo de una fiesta √ļnica, cuyo colof√≥n era un triangular de f√ļtbol sala entre las tres plantillas madrile√Īas de la Primera Divisi√≥n del f√ļtbol espa√Īol.

Entrada para el evento celebrado en el Palacio de los Deportes. © Ismael Guti (@ismael7786)

Real Madrid, Atl√©tico de Madrid y Rayo Vallecano se enfrentar√≠an, todos contra todos, en partidos de un solo tiempo de 25 minutos. 11000 personas llenaron la grada del recinto deportivo para ver el torneo. Antes, adem√°s, tambi√©n se pudo ver en directo un partido de la Selecci√≥n Espa√Īola de f√ļtbol sala y varios encuentros de ni√Īos de categor√≠as inferiores. El Rayo llegaba atravesaba la zona tranquila en la Liga, en un m√°s que meritorio duod√©cimo puesto, mientras que el Real Madrid (1¬ļ) y el Atl√©tico (5¬ļ) peleaban por el t√≠tulo y por las posiciones que otorgaban billetes a Europa en junio.

Tensión nivosa entre Rayo y Sevilla

El Real Madrid hab√≠a vencido la tarde anterior, en la jornada 18 de Liga, al Athletic (1-0) con un solitario gol de su capit√°n Ra√ļl Gonz√°lez Blanco. Por su parte, el Atl√©tico de Radomir Antińá se hab√≠a adjudicado un maravilloso partido contra el Extremadura en el Francisco de la Hera (2-4) con un doblete de Kiko en apenas dos minutos y dos tantos de Juan Carlos y Prodan. Los franjirrojos, en cambio, no hab√≠an podido disputar su encuentro contra el Sevilla por el ingobernable manto de nieve que hab√≠a cubierto Madrid y que imposibilit√≥, seg√ļn el acta arbitral de Puentes Leira, la pr√°ctica del f√ļtbol en el Estado de Vallecas. Una decisi√≥n que provoc√≥ un conflicto entre los dos conjuntos: los hispalenses aprobaron de buen grado la suspensi√≥n para recuperar efectivos cuando se disputase el partido, mientras que el Rayo no quer√≠a que se aplazase y propuso jugar esa misma tarde o al d√≠a siguiente, algo que no se dio por la negativa del conjunto sevillano. La plantilla franjirroja lleg√≥ a entrenar sobre la nieve durante media hora para demostrar que s√≠ se pod√≠a disputar el partido.

En la previa de aquel encuentro se dec√≠a que si el Sevilla no ganaba al Rayo, su entrenador, Jos√© Antonio Camacho, ser√≠a destituido. Desde el entorno rayista se dej√≥ caer que la influencia del propio Camacho sobre el colegiado hab√≠a sido determinante para forzar la decisi√≥n. La situaci√≥n se tens√≥ entre los dos clubes, cuyos capitanes cruzaron declaraciones. ‚ÄúEl Sevilla ten√≠a muchas bajas y, seguramente, habr√° forzado la situaci√≥n‚ÄĚ, acus√≥ Cota. ‚ÄúIgual pensaban que solo ve√≠amos la nieve en foto y no quer√≠amos jugar por eso‚ÄĚ, respondi√≥ Manolo Jim√©nez. ¬†Por su parte, un grupo de aficionados del Rayo despidi√≥ con bronca al Sevilla cuando march√≥ del estadio tras la suspensi√≥n. Finalmente, el duelo entre vallecanos y sevillistas se disputar√≠a el 5 de marzo con victoria de los franjirrojos por 2-0 con goles de Klimowicz y Guilherme y ya con Juli√°n Rubio como entrenador del conjunto visitante, previo paso fugaz de Carlos Salvador Bilardo, y con Fernando Zambrano como sustituto del destituido Paquito en el banquillo local.

Y llegó el torneo…

Se puede decir, por tanto, que el Rayo lleg√≥ a ese torneo solidario de Marca m√°s descansado que sus oponentes. Sin embargo, la brecha de calidad entre las tres plantillas era inmensa y lo normal hubiese sido que alguno de los dos grandes se hubiese impuesto con solvencia al equipo de Paquito. Sin embargo, a las 18:05 horas, cuando comenz√≥ la participaci√≥n rayista en el triangular, las fuerzas se igualaron en ese intenso cinco contra cinco sobre el parquet. La primera contienda enfrent√≥ al Atl√©tico de Madrid contra el Rayo. Y el campe√≥n de Liga y Copa no pudo doblegar a los vallecanos. El encuentro termin√≥ con empate a 3 tantos en el marcador, lo que otorgaba un punto a cada uno de los contendientes. El segundo partido lo disputaron Rayo Vallecano y Real Madrid. El l√≠der part√≠a como clar√≠simo favorito, pero sobre la cancha, el 5 de los vallecanos, para el que Paquito fue repartiendo los minutos entre los 15 integrantes del plantel, fue netamente superior y consigui√≥ la victoria por 3-2 con una actuaci√≥n estelar del capit√°n Jes√ļs Diego Cota y el golazo del torneo a cargo del central Ram√≥n De Quintana. El Rayo sumaba dos nuevos puntos y se colocaba con tres en el casillero, fuera del alcance del club merengue y en la mira del Atl√©tico de Madrid, que, si ganaba a su eterno rival, empatar√≠a con los franjirrojos.

Ya en la grada, a las 19:05 horas, los vallecanos asistieron al encuentro definitivo: el que pod√≠a coronarlos como campeones del torneo de f√ļtbol sala. Todo quedaba en manos de madridistas y colchoneros. Un duelo entre los indios, √ļltimos campeones de Liga, y entre los que brillaban figuras como Caminero, Soloz√°bal, el gran Milinko Pantic, Vizca√≠no o Molina, entre otros, y los vikingos, l√≠deres del campeonato actual, con tipos como Redondo, Mijatovic, S√ļker o Ra√ļl en su convocatoria. El encuentro termin√≥ con la victoria del Real Madrid por 1-2, un resultado que, lejos de satisfacer a ninguno de los dos clubes, coron√≥ al Rayo Vallecano. Los de Vallecas obtuvieron 3 puntos, frente a los 2 del Real Madrid y el punto cosechado por el Atleti, y se coronaron, invictos, como primer y √ļnico campe√≥n del Torneo de F√ļtbol Sala de la Solidaridad organizado por el diario Marca y Telemadrid.

Un campeonato del que solo el Rayo puede presumir y que no volvi√≥ a repetirse, pese al notable √©xito de aquella primera edici√≥n de 1997. En la retina de los m√°s veteranos queda la imagen de jugadores como Contreras, Miguel √Āngel Espa√Īa, Ezequiel Castillo, De Quintana, Cota, Cortijo, Mart√≠n Gonz√°lez, Moreau, un reci√©n llegado Yassine Abdellaoui, el canterano M√≠chel o Guilherme recogiendo las felicitaciones de las autoridades y coronados como vencedores mientras los transatl√°nticos madrile√Īos aplaud√≠an su victoria. Una gesta irrepetible. Cuando fuimos Reyes.

Imagen de portada: Recorte del diario Marca del 6 de enero de 1997, en el que se anuncia la Fiesta de la Generosidad con la imagen de los jugadores de los tres equipos.

© Ismael Guti (@ismael7786)