Debut bajo mínimos

Debut bajo mínimos

A siete días del inicio liguero, el Rayo Vallecano espera nuevos fichajes como agua de mayo.

Se acabaron las pruebas, atrás quedan los partidos de entrenamiento y comienza la semana de competición para el Rayo Vallecano.

El próximo domingo a las 22.15 horas se alza el telón de la Primera División para los de Andoni Iraola. Un regreso a la máxima competición en un escenario tan complicado como es el Ramón Sánchez Pizjuan y un rival tan duro como el Sevilla FC de Julen Lopetegui y Juanvi Peinado (dos ilustres ex de la Franja).

En cuanto a resultados el equipo ha cosechado un poco de todo y ya sabemos que no hay que darle demasiada importancia a estas «pachangas veraniegas». Éstos son partidos para que los fichajes se vayan acoplando a sus nuevos compañeros y el equipo vaya adquiriendo los conceptos que el míster quiera introducir de cara a esta nueva temporada. Lo cierto es que habrá más conceptos nuevos que fichajes, porque en Vallecas solo han aterrizado Balliu, Nteka y Pathé Ciss, buenos refuerzos pero a todas luces insuficientes.

Si a la falta de nuevos efectivos le unimos las inoportunas lesiones de Saveljich o Nteka, el Rayo Vallecano viajará a Sevilla con lo puesto, como se suele decir coloquialmente. De hecho, seguro que en la convocatoria veremos a los canteranos Jorge, Iker y Gimeno (tal vez no a los tres, pero alguno seguro) que han hecho la pretemporada a las órdenes de Iraola. Tal es el déficit en defensa, que el propio míster confirmaba tras el partido amistoso ante el Leganés que no jugó Catena por precaución, por ser el único central disponible de la primera plantilla. Con la lesión de Saveljich, la marcha a Villarreal de Martín y la no renovación de Velázquez por no ser plan A para el Rayo Vallecano, ahora nos encontramos con la tesitura de buscar un plan B o C para el próximo domingo. En Leganés probó Iraola a Mario Suárez en el centro de la defensa y comentó tras el partido que tanto Óscar Valentín como Pathé Ciss también pueden ayudar en esa demarcación.

Nteka en Leganés tras su esguince de tobillo

Un verano más, el Rayo Vallecano tendrá que pisar el acelerador de los refuerzos de aquí al próximo 31 de agosto. El míster hablaba de 8/9 incorporaciones y quedan tres semanas por delante, tiempo hay pero sería recomendable que cuanto antes estén trabajando con el equipo, mejor nos irá a la hora de sumar puntos en una temporada que promete ser dura, como no podría ser de otra forma en Vallecas.