El adiós de Trashorras

El adiós de Trashorras

La sala de prensa de la “City” ha sido testigo del acto de despedida del que fuera jugador y capitán del Rayo Vallecano durante casi 7 años.

Después de 6 temporadas y media de franjirrojo, y 21 días más tarde de que su contrato fuera rescindido, Roberto Trashorras se ha despedido del Rayo Vallecano con una rueda de prensa en la Ciudad Deportiva.

En el día anterior se convocó a los medios para tal acto de despedida que tendría lugar a las 13:30 de hoy miércoles 21 de febrero en la sala de prensa de la “City”, la cual se decoró para la ocasión con varias imágenes que recordaban el paso de Trashorras por el club de la Franja, tales como una imagen del día del “Tamudazo”, otra imagen vertical de uno de los muchos partidos en los que el de Rábade llevó el brazalete de capitán, la cual flanqueaba ambos lados de la mesa, y un montaje con una foto de la visita al Tartiere en la primera jornada de la presente campaña en la que se veían sus partidos jugados como rayista, un total de 219, así como la cifra de partidos jugados en Primera División con la escuadra vallecana, el tercero en la historia del equipo con 170 encuentros en la máxima categoría, solo superado por Cota (197) y Alcázar (181).

Acompañando a Trashorras durante el evento ha estado el presidente del club, Raúl Martín Presa, que fue el primero en hablar. Presa, que calificó como “un día triste” esta jornada, manifestó que con este acto se quería despedir “como se merece” a un jugador que tiene esas cifras vistiendo la Franja y “uno de los artífices de la época más dorada del Rayo en 93 años de historia”. Ha recalcado el mandatario que el comportamiento de Trashorras ha sido “siempre ejemplar, siempre profesional” y valoró que durante aquellos 5 años seguidos en la élite del fútbol español “él nunca se planteó irse, aunque como otros recibió muchas ofertas, incluso en el año del descenso a Segunda”, algo que para Presa es “no normal” en un fútbol en el que los jugadores “miran más a lo económico que al club o a los colores”. Entiende el presidente que “Roberto ha hecho grande al Rayo y el Rayo ha hecho grande a Roberto” y achaca el final de la relación entre ambas partes a “un tema deportivo”, por el cual pensaron que lo mejor sería “una rescisión para que (Trashorras) pudiera realizarse, porque él se siente futbolista”.

Habló también Presa, expresamente además, del partido de Anoeta, reconociendo que “quizás tenga dudas”, pero no con respecto a quien ese aciago día capitaneó al equipo. Defiende la actuación de Trashorras aquella tarde diciendo que “es uno de los que más vi llorar aquel día” y que no tiene “ninguna duda de su profesionalidad” ya que le vio “destrozado” en el vestuario. Calificó además de “fundamental” la labor del centrocampista gallego en la salvación de la temporada pasada, especialmente en los 16 partidos finales, que marcaron el comienzo de la era Míchel en el banquillo, del cual hoy se cumple un año. Como conclusión, para Presa los números de Trashorras “son irrefutables y se los ha ganado él”, y antes de cederle la palabra, le hizo entrega de una bandeja de plata en agradecimiento a su etapa como rayista y le invitó a venir “al partido que él elija” en el Estadio de Vallecas para despedirse “delante de la gente”.

Le llegó el turno de hablar a Roberto Trashorras. Sus primeras palabras fueron de agradecimiento a Presa por haberle fichado hace 7 años, por “toda su confianza y el respeto tanto para mí como para mi familia que siempre ha tenido”. Tras esto, calificó de “increíbles y maravillosos” sus años como jugador del Rayo Vallecano, no tanto a nivel profesional si no personal. Trashorras considera “un orgullo y un placer pertenecer a esta gran familia rayista” con la que ha pasado “unos de los mejores momentos de mi carrera” en una etapa que dice haberle marcado “tanto personal como profesionalmente”.

Quiso agradecer Trashorras a “todos los que forman este gran club” por hacerle sentir “tan querido y tan respetado” durante todos estos años. El de Rábade dice irse “muy satisfecho en todos los sentidos” y que con lo que más se queda es con “el cariño de tanta gente, de dentro y de fuera del club”. Quiso destacar “por encima de todo” a la afición del Rayo “por el trato y el apoyo, a mí y a todo el equipo, incondicional en todos los momentos”, por lo cual le da las gracias “de todo corazón” a la hinchada. Reiteró además que, por encima de números y grandes momentos futbolísticos, se queda principalmente con el cariño recibido, “ese que le digo a mis hijas, que cuando ellas me preguntan si ya no juego en el Rayo, yo les digo que no pero que seguiremos siendo rayistas y luchando desde otra posición”.

Agradeció también Trashorras el trato “cordial y respetuoso” que recibió por parte de los medios de comunicación durante su estancia en Vallecas, algo que “no siempre pasa” y que según él define “la clase de personas que hay y rodean este club”. Como fin a su discurso, aseguró marcharse del Rayo “siendo un rayista más” y con el deseo y la convicción de algún día volver “a esta gran familia y a este gran club que tanto me ha dado y que tanto quiero”.

Tras un breve aplauso a las palabras de un cada vez más emocionado Trashorras y un abrazo con Presa, se dio el comienzo al turno de preguntas de la prensa. En ellas, el ya ex jugador del Rayo habló del futuro, descartando en el corto plazo la retirada y ratificando su deseo de seguir jugando al fútbol, aun sin saber dónde, pues las ofertas que le han llegado no han sido de su interés. También respondió el presidente a una cuestión sobre como se dio la rescisión del contrato de Trashorras, en la madrugada del último día del mercado invernal y ya expirado el plazo para poder fichar por otro club. De vuelta al mediocentro, se le preguntó a Trashorras, entre otras cosas, sobre un momento destacable o alguna espinita que le queda de esta etapa que se cerraba con el acto de hoy, sobre si le hubiera gustado irse de otra manera y sobre los rumores que le colocaban en la órbita de la UD Las Palmas que ahora entrena Paco Jémez, el que fuera técnico y principal valedor del gallego durante la gran mayoría de su estancia en el Rayo y que le hizo alcanzar esas cifras en Primera División.

Finalizaba, con alguna que otra lágrima, el acto de despedida de Roberto Trashorras, dando así carpetazo a casi 7 años de trayectoria como jugador y capitán del Rayo Vallecano. Desde aquí le deseamos toda la suerte del mundo en sus próximos proyectos.

Escucha el acto de despedida de Trashorras al completo aquí.

Informó Jorge Morales García. Imagen de Iván Díaz.