El caos de la Fundación y la ropa

12/02/2020
El caos de la Fundación y la ropa

En el Rayo Vallecano no es novedad que se produzcan retrasos a la hora de la entrega de la ropa a los alumnos de la Fundación Rayo Vallecano. Pero este año, especialmente, se está llevando la palma.

Hasta mediados del mes de enero (los Reyes Magos no obraron el milagro) los jugadores de los diferentes equipos no recibieron las equipaciones de juego, con el lógico caos de tallas como no podía ser de otra manera. Ahora estamos a mediados de febrero y ninguna familia sabe a ciencia cierta cuando van a recibir la totalidad de la ropa de su hijo o hija.

Lejos de recibir estas familias algún tipo de disculpa por parte del club por el, ya habitual, retraso en la entrega de la ropa, lo que han recibido es una carta al más puro estilo El Cobrador del Frac, en la que avisan a las familias que no hayan hecho el pago de la cuota que sus hijos pueden ser expulsados.

La carta de la vergüenza

A los entrenadores les tocó la bonita labor de entregar estas cartas a los alumnos, quedando éstos señalados delante del resto de sus compañeros. Por si esto fuera poco, ese mismo día se entregó ropa solo a aquellos niños cuyas familias habían abonado el 100% de la cuota, para los “niños morosos” no hubo ropa. Lo más curioso es que a esas familias aplicadas en el pago no se les dio toda la ropa acordada y siguen esperando chubasquero, mochila, medias de entreno, medias rojas, pantalón corto de paseo, …

Este hecho sucedió la semana pasada y esta semana han vuelto a entregar más cartas como la mostrada anteriormente. Para redondear la chapuza, esta carta la han recibido muchas familias que habían pagado religiosamente en los plazos que el propio Rayo Vallecano establece y que son los siguientes:

* Altas nuevas 600€

Desde el propio club dirán que las familias firman un documento en verano en el cual ya avisan de que las posibles demoras en la entrega de la ropa del alumno no eximen, en ningún caso, del cumplimiento de los pagos a la Escuela de fútbol Fundación Rayo Vallecano dentro de los plazos fijados dentro de dicho documento. O lo que es lo mismo; “tú pagas cuando yo digo, pero te doy la ropa cuando a mí me dé la gana y punto”.

Suelen decir que para exigir a los demás, primero hay que cumplir con tus propias obligaciones. Esto es algo que en el Rayo Vallecano, por desgracia, no se cumple desde hace mucho tiempo. Nos consta que los diferentes coordinadores de Fundación hacen su labor y entregan, con tiempo más que suficiente, sus previsiones de ropa de cara a la siguiente temporada. El problema, al igual que en cantera, es del que decide enviar el pedido de la ropa a Kelme lo hace en el mes de junio.

Lógicamente, está situación tiene a las familias muy enfadadas, llegando a plantearse muchas de ellas su continuidad la próxima temporada. Nos comentan que, evidentemente, si no han hecho el pago antes no es porque no puedan afrontarlo, es porque están bastante hartas de sufrir estas “posibles demoras” año tras año y que jamás se digne el propio Rayo Vallecano a disculparse.