Estadio de Vallecas: una de cal, otra de arena y una guinda.

24/01/2019
Estadio de Vallecas: una de cal, otra de arena y una guinda.

Conviene que no caiga en el olvido el tema de las obras en el Estadio y esa segunda fase de rehabilitación que la Comunidad de Madrid anunció en su momento.

Después de la reapertura del Estadio tras el cierre de finales de agosto y la finalización de las obras de adecuación para la subsanación de defectos detectados en la ITE, la actualidad rayista en los medios de comunicación se volvió a centrar en lo deportivo. Creemos que ha llegado el momento de volver a hablar de la situación del Estadio, pues como vemos cada vez que acudimos queda mucho por hacer y mejorar.

La de cal.

Empezaremos por la noticia positiva. El 18 de diciembre de 2018 concluyó con informe favorable, y tras las obras realizadas, la ITE iniciada en 2012. Más  de seis años han necesitado la Comunidad de Madrid y el Rayo Vallecano para cumplir las normas que regulan la edificación en Madrid capital.

Según ha podido conocer Matagigantes, un abonado rayista se dirigió el pasado 16 de diciembre al Portal de Transparencia del Ayuntamiento para recabar información sobre la situación de la ITE. Ha sido el 21 de enero cuando ha recibido la información solicitada y que reproducimos a continuación.

La de arena.

La noticia negativa es el incumplimiento por parte del Gobierno de la Comunidad de Madrid del compromiso de que al final de la temporada 2018/19 se iniciaría una segunda fase de obras en el Estadio para la remodelación, adecuación a las normativas vigentes y mejora de las instalaciones.

Este compromiso fue adquirido el 30 de agosto con una representación de peñas rayistas por el Viceconsejero de Cultura, Turismo y Deporte, Álvaro Ballarín, y el Director General de Deportes, Javier Orcaray. En aquella reunion se llegó a decir que el encargo  del proyecto se haría en 2018 para poder empezar las obras al finalizar la temporada y la posibilidad de aprobar un gasto plurianual para que se realizaran en una sola fase aunque se extendieran hasta 2020.

Aprobados los Presupuestos de la Comunidad de Madrid para 2019 se constata que no hay partida presupuestaria suficiente para afrontar esa segunda fase de obras. La única referencia al Estadio es el termino “encargo” que hace pensar que durante este año se realizará el encargo del proyecto de obras pero no se movera un ladrillo en el mismo. Tampoco en el apartado de gastos plurianuales figura gasto comprometido para los siguientes ejercicios.

En esta imagen se puede leer lo contenido en el Presupuesto CM 2019.

La guinda.

Quedan poco más de cinco meses para que finalice la cesión de uso al Rayo Vallecano SAD del Estadio de Vallecas por parte de la Comunidad de Madrid. Poco más de cuatro  meses para que se celebren elecciones autonómicas. Mientras el tiempo pasa, el silencio se hace más espeso y nadie quiere hablar del tema en público.

En privado, las diversas fuentes a las que ha tenido acceso Matagigantes, se debaten entre las que piensan que el Gobierno actual dejará cerrado el tema antes de las elecciones con el consenso de los partidos representados en la Asamblea de Madrid y los que piensan que lo más adecuado sería una prórroga de unos meses para que fuera el nuevo Gobierno el que cerrara un acuerdo que implica la cesión  de un bien público por un largo tiempo a una empresa privada como es el Rayo  Vallecano después  de su conversión en SAD.

Esta segunda opción está tomando mas fuerza desde que se ha conocido que Angel Garrido no será candidato del PP a la reelección. Esa prórroga tambien permitiría a los nuevos Gobiernos autonómicos y municipal a explorar la vía de una transferencia de la propiedad del Estadio como propuso, a título personal, el actual concejal Paco Pérez.

Las espadas están en lo alto y la presencia de la afición en el seguimiento del nuevo convenio está en juego. Aunque hay que recordar que mientras el actual convenio se mantenga vigente la afición  seguirá  al margen y las instalaciones del Estadio seguirán deteriorándose porque el Rayo Vallecano sigue  haciendo caso omiso a la conservación de las mismas.

En el debe del Rayo Vallecano hay que poner que el nuevo acceso para minusválidos, habilitado por la Comunidad de Madrid (con rampa de acceso) sigue sin abrirse a pesar de tener el visto bueno para ello. Una apertura que evitaría polémicas innecesarias y trastornos como el sufrido el pasado domingo por un aficionado franjirrojo.

Si la lucha por la permanencia no fuera suficiente, la afición tendrá que seguir luchando por un Estadio de Vallecas en condiciones idóneas para jugar y asistir al fútbol.